Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Cristalería “El ánfora”

| 26 febrero 2007 | Sin categoría | 856 vistas | comentarios
  • Su dueño lleva 40 años ofreciendo productos de calidad a los queretanos.
  • En esta tienda puede usted encontrar desde una cuchara de plástico por 70 centavos, hasta una olla de acero inoxidable por mil 300 pesos.

Wuitberto Lara García.

Distintos y diversos negocios han perdurado por décadas en la ciudad de Querétaro.

Algunos, por distintos factores, han cerrado ya sus puertas. Otros continúan atendiendo a su clientela en el mismo sitio en donde fueron inaugurados, y algunos más en diferente domicilio.

Pero, a pesar de ese vaivén, aún son representativos de la capital de antaño, su trayectoria es reconocida por propios y extraños, y su amplia experiencia les permite perdurar en el tiempo y en el espacio.

Es el caso de la cristalería “El ánfora”, ubicada en la esquina que forman las calles de Morelos y Corregidora, donde uno encuentra, además, artículos de peltre y de aluminio, loza, cubiertos y cuchillos, entre otros muchos.

Tienda y trastienda.

“El ánfora” es atendido por su propietario, Marciano Reyes Vázquez, quien prácticamente se ha dedicado al comercio durante su larga vida: 40 años ofreciendo a sus clientes productos de calidad.

En 1967 inició como administrador del negocio, que durante siete años estuvo en la calle de Corregidora, entre el andador Libertad e Independencia. Posteriormente cambió de domicilio. “No inicié con capital mío, sino como administrador del negocio. Al año me dijeron: vamos a hacer cuentas, lo que haya de mercancía lo vas pagando cuando puedas, porque ahora tú vas a ser el responsable del negocio”.

Siete años después el dueño del local pide que desaloje el lugar, y don Marciano se muda al Portal Bueno, número 3. “Ahí estuve de 1974 al año 2000, pero nuevamente me corren de allí, y tras de una intensa búsqueda encuentro esta esquina de Morelos y Corregidora, en donde ya llevo seis años, y de donde espero no moverme de nuevo”.

Aquí está a gusto, aunque nos confiesa que en Corregidora había más gente, más clientela, aunque el lugar no le gustaba mucho.

De todo, como en cristalería.

La familia de don Marciano Reyes Vásquez ya se dedicaba al comercio. De jovencito él le ayudaba a su hermano los fines de semana, en una tienda similar a la que ahora atiende. “En cuanto terminé de estudiar la primaria tuve que trabajar en la tienda de mi hermano. No porque yo me lo propusiera, sino que así se me presentó la vida y así la viví”.

Por lo mismo le gusta lo que hace y disfruta el ser comerciante. “Cuando uno está muchacho uno tiene otras ideas. Yo quería hacer más negocios pero las circunstancias no me lo permitieron”. Ahora tiene 76 años de edad, y a “El ánfora” le debe el haber podido construir su casa y, sobre todo, nunca haber trabajado para alguien, ser independiente.

“Me ha dado grandes satisfacciones, a pesar de los altibajos normales. A veces se vende, a veces no. Ahora debo, ahora no”.

Una gran satisfacción que recuerda don Marciano, burlonamente, es que en 1971 una compañía de superación comercial vino a Querétaro a entregar reconocimientos a negocios de diversos ramos por su trayectoria y buena imagen en la ciudad, y él obtuvo uno de ellos.

“Lejos de darme satisfacción me dio mucha risa, porque según ellos mi negocio era de los más reconocidos en el ramo, a pesar de que en aquel entonces existían el “Basar surtidor”, “La nueva palma”, el basar de los señores Alegría, y la cristalería de la señora Aguilar. Algunos de ellos eran más conocidos que yo, y tenían más surtido”.

También recuerda que, por fortuna, nunca ha sufrido un asalto a mano armada, aunque sí le han robado artículos de cocina o le han pagado con cheques “de hule”. “Suceden muchas peripecias”, dice.

La competencia.

Actualmente “han bajado las ventas” debido a que el centro de la ciudad ha dejado de ser el lugar a donde casi toda la población acudía, y porque en esta zona proliferan los centros comerciales que han venido a afectar a los pequeños comerciantes, de un modo u otro. “Yo no gano más de 300 pesos diarios. Se puede ganar un poco más, pero hay que invertir”.

Sin embargo, su negocio se ha mantenido “a flote” gracias a los clientes que lo conocen de hace muchos años. “Fueron 27 años en el portal, y eso te da una imagen dentro de este mercado”, así que continuará abriendo sus puertas, porque además “El ánfora” es ya una parte de su vida cotidiana. “Este es un trabajo como cualquier otro, como el del obrero, el de un licenciado, el de un doctor, que tienen que asistir a la fábrica, a la oficina o al consultorio. Yo igualmente tengo un compromiso con mis clientes”.

La “temporada alta” para don Marciano es el fin de año, cuando la gente tiene más dinero y se anima a ir de compras. Su horario de trabajo es de 10:30 a 15:00 horas, y de las 17:00 a las 21:00 horas, de lunes a sábado. En “El ánfora” puede usted encontrar desde una cuchara de plástico por 70 centavos, hasta una olla de acero inoxidable por mil 300 pesos.

“Para iniciar un negocio lo primero que se necesita es la decisión de arrancarlo, sin esperar a tener una gran capital”, y apoya su argumento en que conoce casos que, aun con mucho dinero, algunas tiendas no han durado ni el año. “Hay personas que comienzan algún negocio sin conocerlo, y van a la ruina. En cambio, he visto a los que han empezado sin nada, crecen y prosperan. Todo consiste en conocer lo que se ofrece”.

Por ello, recomienda dedicarse a lo que uno sabe hacer, y valorar bien nuestras inclinaciones hacia una u otra actividad, sea comercial o profesional. “Todos podemos y sabemos hacer algo. Que a veces no es lo que soñamos, ya es distinto. Pero si hay el deseo de alcanzar una meta, se llega a ella, con esfuerzo y perseverancia”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner