Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Infancia es destino

| 12 febrero 2007 | Notas | 55 vistas | comentarios
  • A los cuatro años de edad, José Manuel Alcántara Ayala ya tenía su guitarra e imitaba el rasguear de las cuerdas que veía hacer a su papá.
  • Siempre en sus diálogos hay palabras que se repiten: placer, logística, experimentar.

Marisol Ríos Hoyo.

“Tocar la guitarra debe ser un placer”, comenta José Manuel Alcántara Ayala, músico “defeño” con 30 años de experiencia, que radica en la ciudad de Querétaro.

Fue su señor padre quien le inculcó el gusto por la música popular mexicana, especialmente por los boleros. Tanto así, que a los cuatro años de edad ya tenía su guitarra e imitaba el rasguear de las cuerdas que veía hacer a su papá. Desde entonces, José ya no soltó ese instrumento.

Con “el güero” Gil, el famoso guitarrista del no menos famoso trío “Los Panchos”, José estudió de manera más formal, con él “se pulió”, pero fue en el Conservatorio Nacional de Música –en donde se graduó con mención honorífica– que aprendió la técnica.

Lo hizo bien, pues ha sido reconocido en diferentes certámenes de guitarra, ha recibido el Premio Nacional de la Juventud, y ha sido becado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes, y por la Organización de Apoyo para Estudios Superiores (Holanda, beca Huygens).

Siempre en sus diálogos hay palabras que se repiten: placer, logística, experimentar. Porque para José “la música debe adaptarse a la logística de la guitarra”, o “la manera en como te relacionas con tu instrumento, tiene que ver con cómo te relacionas con tu vida”, o siempre hay que experimentar e “indagar las propuestas estéticas; más que complacer, seducir de una manera intelectual”.

Si quieres, puedes.

El guitarrista José Manuel Alcántara Ayala persiguió su sueño de tocar profesionalmente, y para él ese camino está abierto para cualquier persona. En ese sentido, critica a instituciones como la Universidad Autónoma de Querétaro y el Conservatorio, pues, en vez de fomentar el acercamiento de los jóvenes a este instrumento de cuerda, los disuaden, en una especie de “terrorismo psicológico”.

Por ello, se dio a la tarea de crear el “Movimiento Guitarrístico Renán Cárdenas”, que sirve como un complemento teórico a los jóvenes que luchan por abrirse paso en el mundo de la música o de otras bellas artes, como el teatro.

Dicho proyecto comienza a rendir frutos. Daniel Herrera, uno de sus primeros alumnos, dio su primer recital.

Enhorabuena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner