Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Columna Vertebral 34

| 16 abril 2007 | Sin categoría | 23 vistas | comentarios

Arturo Elías Romano Díaz.

Una Comisión secuestrada.

Tal parece que los supuestos organismos “ciudadanizados” e “independientes” no lo son tanto, o de plano no lo son.

Ya lo vimos con el Instituto Federal Electoral (IFE).

Ya hay nubarrones de sospecha también en la Comisión Estatal de Información Gubernamental del Estado de Querétaro (CEIGQRO), que más que “ciudadanizada” ahora parece más “emPANizada”.

También se comienza a nublar en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Querétaro (CEDH).

Hace un año el homicidio del señor Genaro Arres Rascón escandalizó a amplios sectores de la sociedad queretana. Y es que a este ciudadano lo acusaron de un robo millonario, luego lo detuvieron, luego lo torturaron, y finalmente acabaron matándolo en la “calentadita” que le propiciaron elementos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en el interior de una agencia del Ministerio Público.

Las “investigaciones” arrojaron que dos policías lo asesinaron, nomás porque se les pegó la gana.

La versión oficial parecía verdadera, pero increíble.

En esas estaban, cuando apareció la compañera de Genaro Arres. Una mujer de nombre Alma Paulina, quien tenía fundadas sospechas de que a su pareja la decidieron matar algunos mandos superiores de la corporación, usando como chivos expiatorios a los dos torturadores.

La PGJ respondió a su manera, y convirtió a Alma Paulina de testigo, a cómplice del robo de 18 millones de pesos a una empresa en donde ella y su ex compañero laboraban.

Desde entonces, ella y su pequeño hijo andan a salto de mata.

Por lo mismo, la mujer decidió en su momento acudir a la CEDH y exigir justicia para ella, para su hijo, y para su fallecida pareja sentimental.

A unos días de tomar protesta como nuevo Presidente de esa Comisión, Adolfo Ortega Osorio envió sus primeras recomendaciones.

Una tenía que ver con el “caso Arres”.

Otra, con los integrantes de “La Sexta Querétaro” que fueron agredidos por la Guardia Municipal en el centro Histórico.

Unos y otros alegan que “la nueva” CEDH dio carpetazo a ambos asuntos, pues sus “recomendaciones” no lo son tanto, o no lo son.

Es más. Al abogado de Alma Paulina ni siquiera la CEDH le notificó sobre sus conclusiones en el “caso Arres”, aunque éstas sí se las hizo llegar a los medios escritos y electrónicos locales, pues no hay como anunciarse gratis.

Pero lo que a esos medios se les olvida, es que el “nuevo” ombudsman deja en el desamparo a la familia de Genaro. Al señor Adolfo Ortega se le hace fácil recomendar a la PGJ que, por favor, capacite a sus elementos, y para ello la exhorta a elaborar un “Instructivo-Manual” en donde se describan ciertos buenos modales y ciertos asuntos no previstos en la legislación, para ver si así no se les vuelve a pasar la mano a la hora de algún interrogatorio.

¿En los contenidos de ese “Instructivo-Manual” se explicaría cómo saber interceptar a alguna BMW que ande por ahí corriendo, a altas horas de la noche? No estaría de más.

A los de “La Sexta Querétaro” el “nuevo” ombudsman también los dejó colgados de la brocha.

No es raro.

Ya nos habían adelantado las autoridades respectivas, mediante sus amigos “los informadores”, que en Querétaro pesa más un Código Municipal que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Pura basura.

Al igual que los del PRI, a los del PAN no les gusta voltear para atrás.
Y menos si de lo que se trata es de llamar a cuentas o juzgar a un miembro de su propio partido.

Ahí está el caso del rastro municipal en Corregidora.

Resulta que a un cínico ex presidente municipal se le ocurrió comprar (no con su dinero, por supuesto), una planta tratadora que, a la primera de cambio, se descompuso, e inmediatamente pasó a ser chatarra.

El cínico ex alcalde pagó 800 mil pesotes por esa chatarra, pero a nadie le consta que en realidad haya costado eso. Porque luego sucede que “inflan” costos para llevarse una tajada. Pero, en fin.

El caso es que su sucesor, también distinguido miembro del PAN, no lo va a llamar a cuentas para que explique por qué carajos compró ese armatoste.

Tampoco va a juzgar a los ex alcaldes del PRI y del PAN que le sacaron jugo al tiradero de basura, que no era otra cosa que un foco de infección descomunal, según lo calificaron las autoridades federales que tienen que ver con esas cuestiones.

A todo dar.

Está claro que en este país cualquier rufián puede hacer lo que le venga en gana.

Hasta ganar la Presidencia.

Pero quédele como consuelo, lector, lectora, que el precio de esas fregaderas es la locura.

Casi todos esos políticos acaban hasta con la familia desecha.

Y todo porque no quieren volver a ser unos muertos de hambre.

No. Hay que acumular dinero ahorita. Mañana ya es tarde.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner