Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Comisión comisionada para comisionar

| 30 abril 2007 | Observatorio Civil de Medios | 18 vistas | comentarios

Ramón Martínez de Velasco.

“…que no nos salen las cuentas/ que las reformas nunca se acaban/
que llegamos siempre tarde/ a donde nunca pasa nada”:
Joan Manuel Serrat.

Ciudad de México.- El doctor Ruy Pérez Tamayo, miembro del Consejo Consultivo de Ciencias y Profesor Emérito de la UNAM, escribió hace dos meses: “Desde que yo me acuerdo, en cada cambio sexenal se cumple con una liturgia que sale muy bien porque la tienen muy ensayada: la del ‘ahora sí la vamos a hacer’. Los nuevos funcionarios se apresuran a hacer declaraciones optimistas, los medios las difunden, y las cosas siguen igual”.

Ese ritual se está cumpliendo al pie de la letra en Querétaro, en donde la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la LV Legislatura, que preside un diputado de Nueva Alianza (partido estrechamente vinculado a la cacique sindical Elba Esther Gordillo), se enfila hacia el “más de lo mismo”.

Caminos de Guanajuato.

“Yo no estoy en contra de las prioridades, estoy en contra de prioridades estúpidas e irracionales, establecidas por intereses políticos o sectarios”, apunta Pérez Tamayo en La Crónica de Hoy (cuya línea editorial, se dice, también dicta “la chucky” Gordillo).

Una de esas prioridades estúpidas e irracionales consiste en organizar Foros, como el que ya proyecta la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la LV Legislatura para “desatorar” una Iniciativa de Ley de Ciencia y Tecnología para el Estado de Querétaro que dormía en la “congeladora”, pues en su discusión, al perecer, comienzan a prevalecer los puntos de vista de los diputados que la integran (y de sus respectivos partidos políticos) y no las opiniones de la comunidad académica, científica y tecnológica que trabaja en la entidad, ni la de los divulgadores excluidos de los medios escritos y electrónicos locales, cuyos contenidos están orientados primordialmente por el culto a la personalidad, la propaganda gubernamental, el escándalo, la estupidez y la mediocridad (“Los medios no se plantean como objetivo elevar el nivel educativo y cultural de la población, ni mucho menos conformar una conciencia ciudadana”: Mercedes Charles, Revista Mexicana de Comunicación).

De uno de esos Foros acabamos de salir, apenas en marzo. Se llevó a cabo en la ciudad de Guanajuato con el nombrecito de “Educar para la Ciencia y la Tecnología”. Allí, Josefina Vázquez Mota (SEP) y Juan Carlos Romero Hicks (Conacyt) le dieron la razón a Ruy Pérez Tamayo, pues no sólo se jactaron de haber incrementado el presupuesto a la investigación (lo que es falso), sino que hicieron la pantomima de consultar a los convocados sobre las directrices del Programa Especial de Ciencia y Tecnología 2006-2012, que al final habrán de avalar, con disciplina y entusiasmo, los legisladores federales y estatales de acuerdo con los dictados que lleguen desde “arriba a mi derecha”. (En la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, se coló el diputado federal queretano José Luis Aguilera Rico, “el niño naranja”. Imaginemos, pues, la importancia que se le da al tema en este país.)
Allí, Romero Hicks (un injerto de la pareja Fox-Sahagún) desempolvó la cantaleta que reza que “la ciencia, la tecnología y la innovación serán uno de los ejes del desarrollo nacional”, y Vázquez Mota convocó “a la comunidad científica mexicana a que envíe propuestas para la integración de un texto de Ciencia que ayude a construir ese pensamiento desde el primer año de primaria”, lo que demuestra que, una vez más, “el gabinetazo” no da pie con bola, pues la realidad es muy otra, según leeremos líneas abajo.

Un mes antes, el 16 de febrero, Romero Hicks fue más preciso, al recomendar una evaluación crítica sobre el estado que guarda la ciencia y la tecnología en 23 entidades federativas, con la finalidad de que el Plan Nacional de Desarrollo, del que derivará el Programa Especial de Ciencia y Tecnología, sea más realista.

Así lo hizo durante la Primera Reunión Ordinaria de la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología 2007 (Rednacecyt), en la que la maestra Silvia Alvarez Bruneliere, directora adjunta de Formación de Científicos y Tecnólogos del propio Conacyt, también recomendó “promover y producir contenidos de ciencia y tecnología a través de la divulgación”.

Y ambos factores, autocrítica y divulgación, debieran ser valorados, en Querétaro, por la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la LV Legislatura, a la hora de elaborar los contenidos de una Ley de Ciencia y Tecnología, porque de otro modo México continuará padeciendo “graves carencias en materia de generación de conocimiento y preparación académica de su población, lo que mina sus expectativas de crecimiento”, según diagnosticó el Rector de la UNAM durante la entrega de doctorados Honoris Causa a varios destacados personajes de las ciencias y las humanidades.

Las palabras de Juan Ramón de la Fuente “van a contracorriente de la tendencia en el gobierno federal de reducir cada vez más el presupuesto educativo, lo que condena a la nación a depender del conocimiento generado en el exterior” (Editorial de La Jornada).

Habla De la Fuente: “México vive en los suburbios de la economía del conocimiento, ya que carece del capital humano necesario para competir con los países más avanzados en este rubro”, debido a que sus gobiernos (federal y estatales) jamás han establecido sólidas y bien financiadas políticas en educación, investigación y desarrollo, “la trilogía de factores que permite superar la pobreza y mejorar la calidad de vida de la población”.

El 29 de marzo El Universal también dedica su Editorial al tema: “La conciencia popular mexicana confunde ciencia con espiritismo (…) Muchos mexicanos consideran científicos a Jaime Maussán, popular relator de episodios de presuntos objetos voladores no identificados; a Carlos Trejo, especie de cazafantasmas, y a Madam Sazú, síquica que en breves consultas telefónicas de hasta mil pesos da números para ganar la lotería y solucionar problemas sentimentales, laborales y personales de cualquier índole y magnitud (…) El reto en México para científicos, maestros y comunicadores, es hacer que la ciencia sea Molina y no Maussán”.

Sobre lo mismo, el investigador y divulgador Javier Flores apunta en La Jornada: “Felipe Calderón asegura que nuestro país será, hacia mediados de siglo, una de las mayores economías del planeta. No obstante, el proyecto de presupuesto para 2008 que ha anticipado muestra que se mantendrán los bajísimos niveles de financiamiento para la educación, la ciencia y la tecnología.

De este modo se plantea implícitamente la hipótesis de que la economía mexicana alcanzará un nivel protagónico a escala global, sin el concurso de la ciencia ni de la educación (…) Estudios de organismos internacionales condicionan el arribo de inversiones al cumplimiento de algunas políticas, entre las que destacan un sistema educativo que garantice una fuerza laboral educada y la capacidad para generar innovaciones o adaptaciones tecnológicas. O sea, todo lo contrario a lo que hace el gobierno de Calderón (…) En otras palabras, con Felipe Calderón nos dirigimos al abismo”.

Nos encontramos, pues, ante dos visiones. ¿Serán confrontadas en el Foro de la Comisión, o asistiremos a una reunión social más, aderezada con cafecito y galletitas?

Si es para lo último, inviten a los reporteros. A ellos les encantan los desayunos gratuitos y, de paso, negociar uno que otro “chayo”.

Escríbame. Siempre contesto.
ramavel@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner