Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El partido de los “pobres”

| 28 mayo 2007 | Sin categoría | 788 vistas | comentarios
  • En la Pirinola perredista, unos cuantos ganan.

Libertad de Palabra.

Aun cuando la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Querétaro presume de ser una fuerza política “transparente”, que a diferencia de los otros partidos practica la “rendición de cuentas”, la realidad muestra que hay militantes que ni siquiera pagan sus cuotas ordinarias o extraordinarias, con el pretexto de que, según los estatutos, pertenecer al Comité Ejecutivo Estatal los exime de esa obligación, o simple y sencillamente porque desconfían unos de los otros, ya que no saben qué destino tendrá el dinero.

El enemigo en casa.

De acuerdo con el secretario de Asuntos Electorales, Enrique Becerra Arias, el PRD deja de percibir 130 mil pesos al mes, porque dos de sus alcaldes y todos sus regidores, excepto uno, no están al corriente en el pago de sus cuotas, a pesar de que “gracias al partido, y no a su linda cara”, actualmente ocupan un cargo de elección popular.

Sin embargo, a decir de Becerra Arias, el Sol Azteca está “atado de manos” al no poder obligarlos a cubrir el pago proporcional del 10 por ciento, pues los estatutos indican que un militante debe finiquitar sus adeudos sólo si desea contender de nueva cuenta por un cargo de elección popular.

Lo más curioso del caso es que ni el propio secretario de Asuntos Electorales está obligado a cubrir su porcentaje, toda vez que no goza de un salario, sino que cobra por concepto de “actividades partidistas”.

Para el dirigente en el municipio de Querétaro, Ramiro Trejo Ramos, la falta de recursos obedece también al incumplimiento de pagos de los cinco titulares de carteras en el Comité Ejecutivo Estatal, y no sólo al de los regidores y alcaldes, además de al “nulo trabajo político” del perredismo en todo el estado. Para ejemplificar lo anterior, dijo que el Comité Ejecutivo Municipal que él preside, opera con 19 mil 500 pesos al mes. “Los recursos obtenidos de las prerrogativas tienen que dividirse entre todos los comités municipales, conforme al número de militantes”, explica. Pero son tan pocos esos recursos, que si una oficina del PRD se instala en la Sierra Gorda, lo hace con 4 o 5 mil pesos en caja.

En Peñamiller, la regidora María del Carmen Aguilar Uribe no ha cubierto sus cuotas ordinarias y extraordinarias porque, al parecer, no hay a quién entregárselas, pues en ese municipio se carecía (hasta hace tres semanas) de un Comité Ejecutivo Municipal.

Se ponen la camiseta.

El regidor del PRD en Corregidora, Juan Manuel Moreno Mayorga, afirmó estar al corriente en sus pagos, por lo que atribuyó los comentarios de Enrique Becerra Arias a la desorganización que prevalece en su partido a nivel estatal. “Yo pago, en promedio, 3 mil 500 pesos mensuales, e inclusive he dado más porque se requiere más apoyo para el partido. Pero desafortunadamente el presidente del Comité Estatal (Pablo González Loyola) no ha entregado las cuotas que le corresponden a cada uno de los comités municipales”.

Por eso, abunda Moreno Mayorga, hay regidores que dudan a la hora de entregar sus aportaciones a la dirigencia estatal, pues no tienen la certeza de cómo se aplicarán. “Ya lo hemos comentado. Tenemos que saber en qué se van a aplicar los recursos. De mi parte, no voy a dar ninguna cantidad al Comité Estatal, ya que ni ha entregado los apoyos económicos de las prerrogativas que llegan de México, como marca el reglamento”.

Otro que sí es cumplidor es el regidor en Landa de Matamoros, Humberto Olguín Salinas, quien eroga 2 mil pesos mensuales para pagar la renta de las oficinas del PRD en aquella zona serrana. Uno más es el regidor Severiano Pantoja Martínez, en Pinal de Amoles.

En Cadereyta de Montes el regidor Oscar Alcázar Zaragoza explica que, conforme a los estatutos, es su deber canalizar el 10 por ciento de su salario a la dirigencia municipal, no así a la estatal, la cual, inclusive, le adeuda recursos por concepto de prerrogativas federales. “Yo tengo que reportar mis cuotas al Comité Municipal, y evidentemente he cumplido, no así el Comité Estatal, pues he tenido que pagar la renta de la oficina y el salario de mi secretaria”.

Y para corroborar su información, Alcázar Zaragoza dio a conocer que la tesorera del Comité Municipal de Cadereyta giró un oficio a su contraparte Estatal, en donde desglosa cada uno de los pagos que el regidor ha cubierto al PRD. “Ellos querían que depositáramos en una cuenta del Comité Estatal, pero nosotros nos estamos apegando a los estatutos y dándole salida a los problemas del partido a nivel municipal”.

Sospechosismo.

El presidente municipal perredista de Tequisquiapan, Noé Zárraga Trejo, sospecha que su secretario de Asuntos Electorales, Enrique Becerra Arias, quiere “jinetearse” los recursos provenientes de las cuotas para promoverse personal y electoralmente. Y funda su sospecha en que, a ocho meses de su gestión como alcalde, ha aportado más de 100 mil pesos al Comité Ejecutivo Municipal, que encabeza René Morales Vega. “¿Quién mantiene al comité municipal, soy yo. Todo está documentado. Que le pregunte Becerra a Morales Vega. Ellos quieren el dinero allá para hacer proselitismo”.

El alcalde atribuyó los señalamientos de Becerra Arias a “roces” entre ambos, ya que éste nunca ha sido “el santo de su devoción”, ni ha habido amistas entre ellos. “Con Pablo González Loyola la llevamos bien”.
Pablo picapiedra

El dirigente estatal del PRD, Pablo González Loyola Pérez, camina sobre las aguas y evade las olas. Su actitud es de franca pasividad ante los conflictos internos. En cuanto a las cuotas, dice, como presidente del Comité Directivo Estatal del PRD él no está obligado a cubrir aportación económica alguna. Y si ese es el problema, invita al dirigente en el municipio de Querétaro, Ramiro Trejo Ramos, a solucionar cualquier controversia en la Comisión de Garantías y Vigilancia. “No tengo ninguna intención de hacer controversia y es todo lo que tendría que decir. Es obligatorio para los representantes populares (el pago del 10 por ciento)”.

En cuanto al dinero que perciben los titulares de las cinco carteras del Comité Ejecutivo Estatal, señaló lo mismo que su compañero Enrique Becerra: no son sueldos, sino recursos para “actividades políticas”.

Conforme a lo aprobado por el Consejo Estatal del PRD, la partida de “apoyos” mensuales para los integrantes de la dirigencia se desglosan así: 10 mil pesos para Pablo González Loyola; 9 mil para el secretario de Planeación, Ulises Gómez de la Rosa; y 7 mil para Carmen de la Vega (Finanzas), Enrique becerra (Asuntos Electorales) y Adolfo Camacho (Relaciones Campesinas y Migrantes).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner