El tráfico de influencias, en todo su esplendor

| 23 julio 2007 | Notas | 167 vistas | comentarios
  • Habitantes de la Piedad denuncian que Roberto Hernández Barrón se “adueñó” de su pozo de agua, en el municipio de El Marqués.
  • Señalan a esa persona como un “protegido” del secretario de Gobierno estatal, Alfredo Botello Montes.

Wuitberto Lara García

Varios habitantes de La Piedad han venido denunciando que un tal Roberto Hernández Barrón se apropió del pozo de agua que abastece a su comunidad, que pertenece al municipio de El Marqués.

Todos los entrevistados vinculan al señor Barrón con el secretario de Gobierno estatal, Alfredo Botello Montes, de quien presuntamente es cuñado.

Ellos hablan

La abogada de los afectados, Guadalupe Yesenia Valdés, explica que el problema con el pozo, que la propia comunidad perforó, ha crecido desde hace diez años, desde que éste se secó y se solicitó una reposición ante la Comisión Nacional del Agua (CNA).

Dicha reposición se solicitó mediante un “comité de administración”, cuyos miembros son designados por los propios habitantes de La Piedad.

En 1996 fue elegido, por tres años, el señor Roberto Hernández Barrón al frente del comité, y en ese mismo año se solicita el nuevo pozo.

En 1997 se entrega el título de concesión a una asociación civil (AC), conformada a petición de la CNA para explotarlo a favor de la comunidad.

“Pero resulta que las siete personas que conformaron esa AC dejaron de rendir cuentas desde 1997, y prácticamente se adueñaron del pozo”, refiere Yesenia Valdés.

De ahí en adelante el asunto se ha tratado ante las autoridades correspondientes, e inclusive con los presidentes municipales de El Marqués y la CNA, pero el problema continúa y ya afecta a más de 600 familias de La Piedad, que se han quedado sin agua hasta por dos meses, pues los “dueños” del pozo colocaron válvulas en lugares estratégicos y no las abren hasta que se les pague la “cuota” correspondiente.

Sin embargo, cuando esa “cuota” ha sido pagada, nadie sabe a dónde va a dar el dinero, pues no se le quiere entregar al “comité de administración” bajo el pretexto de que “ellos” son los propietarios del pozo. Entre “ellos” está Roberto Hernández Barrón, quien se dice “protegido” del secretario de Gobierno de Querétaro, Alfredo Botello Montes (e inclusive se rumorea que ambos son cuñados).

Así las cosas, las más de 600 familias afectadas han tenido que recurrir a contratar pipas de agua para abastecerse.

Uno de los afectados, Mario Velásquez, denuncia que en la comunidad el servicio de agua “es pésimo”, y confirma que, en efecto, se han quedado a secas hasta por dos meses.

“En mi casa he tenido que instalar una bomba para recoger el agua de lluvia”. Acusa a quienes han secuestrado el pozo de haber engañado a todo el pueblo y de estar cometiendo un fraude, pues llevan años “sin rendir cuentas ni convocar a asamblea, porque se sienten muy influyentes”, y agrega que el presidente municipal, Enrique Vega Carriles, deja hacer y deja pasar.

Otra vecina, Juana Salazar, dice que hasta les han “echado a la policía” por exigir que el pozo abastezca de agua a toda la comunidad de La Piedad, todos los días.

“Si hasta el gobernador rinde su Informe de Gobierno, por qué estos señores (los “dueños” del pozo) no informan qué hacen con nuestro dinero y a dónde van a parar nuestras cuotas. El pozo es de todos nosotros porque todos lo pagamos”.

También Gustavo Reséndiz denuncia que el servicio de agua le cuesta 700 pesos anuales, y sin embargo no le llega. “Son diez años peleando con los administradores del pozo y con las autoridades correspondientes”, y acusa a Roberto Hernández Barrón de ser negligente por el supuesto “padrinazgo” que le brinda Alfredo Botello Montes.

Para Raúl Salazar toda esta situación “es un atropello”, desde el momento en que los “administradores” del pozo les pidieron sus recibos de agua, pretextando cualquier cosa. Ya con los recibos en la mano, borraron cualquier evidencia de pagos por parte de los habitantes de La Piedad. “Eso les sirvió para adueñarse de una propiedad que no es de ellos, sino de todos nosotros”.

Por último, Jerónimo Ledesma ataja: “Estoy muy enojado, la mera verdad. Me da mucho coraje. Esa gente (los “administradores”) ni siquiera es de La Piedad. Hasta dicen que somos una bola de tontos y que nunca les vamos a quitar el pozo. Y ni el alcalde se ha venido a parar aquí para dar la cara. Nomás nos manda a sus policías. Y a correr”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner