Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El hijo del Quinto Sol

| 3 septiembre 2007 | Notas | 943 vistas | 3 comentarios

Wuitberto Lara García

Nuestro entrevistado se llama Candelario, y representa a la quinta generación de “concheros” que portan el apellido Aguilar, cuya dinastía se remonta a 1872.

Ellos iniciaron con la tradición de ir danzando hasta el Templo de La Cruz, o más bien la comenzó el capitán general Atilano Aguilar, quien la hereda a sus hijos, y así sucesivamente. “Danzar es algo de lo que más me ha gustado desde que era niño”, nos cuenta Candelario Aguilar Alvarez, capitán general de la Mesa Real de la Danza Chichimeca, cargo que ostentó su pariente Atilano.

danante 1
Candelario Aguilar Álvarez

“Mi abuelo, Pedro Aguilar Ramírez, fue quien heredó el cargo; posteriormente le es transmitido a mi padre, Antonio Aguilar González, y a partir de 1993 me fue heredado a mí. Así que el cargo de capitán general se le ha transmitido a cinco generaciones”.

Por esa trayectoria centenaria, los Aguilar son demasiado conocidos entre los concheros de Querétaro, quienes ya se preparan para danzar en la tradicional Fiesta de la Santa Cruz de los Milagros, que se lleva a cabo del 12 al 15 de septiembre. Ahí estará bailando Candelario, y quien lo vea no se imaginará que tiene 63 años de edad.

El día 12 comienza con una velación, cantos y alabanzas, por las cuales se purifican los danzantes. También tocan los instrumentos tradicionales de nuestra cultura, como son la concha, el caracol y la sonaja. “Ese día se canta y reza a la ánimas que dejaron estas devociones, a partir de las 22:00 horas, y hasta las 5 de la mañana.

“La que más tiempo lleva danzando es una señora que comenzó a hacerlo desde que tenía ocho años de edad, en 1958”.

El día 13 se llevan las ofrendas al Templo, adornadas con flores y cucharillas, entre otras cosas. Ese mismo día los danzantes parten de la avenida Zaragoza con rumbo al Templo de la Cruz, en donde bailan hasta el anochecer, como es costumbre”.

Es en esa fecha cuando se reúnen cientos de concheros provenientes de distintos estados. Llegan a sumarse hasta 60 grupos de danzantes, y cada uno cuenta hasta con 100 individuos, y cada grupo trae su propia danza. Al respecto, Candelario nos cuenta que la procesión hacia el Templo se inicia con “el paso de camino”, y de ahí se siguen con el Guajito, los Cascabeles, el Venado, y otros más. “Comenzamos a ensayar a partir del tercer domingo de junio, en mi casa, los sábados y domingos, durante dos o más horas”.


En una de sus interpretaciones

El grupo de Candelario está compuesto por más de 100 danzantes, por lo que los ensayos se realizan en tres turnos, pues tanta gente no cabe en su casa. Aparte del baile, se imparten pláticas sobre esta tradición milenaria.

El 14 es de fiesta y los concheros danzan todo el día, y sólo paran para comer. Un día después, el 15 de septiembre, es retirada la ofrenda que se colocó afuera del Templo, el día 12. Hecho esto, ingresan para dar gracias, y todos regresan a su lugar de origen.

Durante su estancia es obligación del capitán general, o sea, de nuestro entrevistado, darles alojamiento y comida a lo largo de cuatro días. La esposa de Candelario les prepara mole, especialmente el día 14, por tradición.

Eso sucede en Querétaro. Pero en otras fechas Candelario y su grupo de concheros danza en otros estados, o en el Distrito Federal. Y si los gastos que implica el traslado son muchos, sólo acude una parte del conjunto. “Vamos 13, por lo general. Yo cubro todos los gastos menos la comida, que nos la proporcionan a donde nos invitan”.

En cuanto a su vestuario, nos platica que ellos mismos lo confeccionan. Se compone de taparrabo, pectoral, tilma o capa, faja y penacho. Cada traje les cuesta unos 2 mil pesos, pero el que usa Candelario alcanza los 5 mil, ya que utiliza tela metálica y varios adornos que lo identifican como capitán general.

Algunos de los que bailan lo hacen para pagar “una manda”, y sólo danzan una vez al año. Otros bailan por gusto. “La que más tiempo lleva danzando es una señora que comenzó a hacerlo desde que tenía ocho años de edad, en 1958”.
Don Candelario tiene seis hijos, pero sólo uno se hizo conchero, aunque los demás sí danzan con él.

A uno de ellos le será transmitido el cargo de capitán general de la Mesa Real de la Danza Chichimeca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:

3 comentarios

  1. hola, necesito su ayuda si me puden proporcionar datos a donde y con quien me dirijo para poder danzar el 13 de septiembre para pagar una manda. De verdad me urge mucho saber para arreglarmelas con los tiempos de ensayo. Gracias

  2. pues yo conozco al señor y de verdad es impresionante que a su edad todavia tenga ese gusto, ademas a el le da tristeza no poder cumplir con lo que le corresponde, pues en este año el ya no suvio a la cumbre del cerro de culiacan por motivo de su edad; y en lo personal me alegro de pertenecer a su comunidad de damzantes.

  3. El Señor Candelariuo Aguilar a fallecido el pasado juesves 27 de Enero del 2011, pido y rueges por el para que su anima se encuentre en paz

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner