La reforma de todos tan temida

| 17 septiembre 2007 | Sin categoría | 15 vistas | comentarios

José Luis Alvarez Hidalgo

El Senado de la República acaba de aprobar una Reforma de Ley Electoral que acalambró a más de uno.

Se trata de un hecho histórico ya que, por vez primera, uno de los tres poderes del Estado, el legislativo, trabaja de manera conjunta para contener la desmedida ambición de poder de los empresarios de las telecomunicaciones, de la radio y la televisión, y les inhibe la posibilidad de hincharse los bolsillos a costa de la miseria de nuestro pueblo, e impide que un proceso electoral federal les represente un jugoso negocio con el que, además, se posicionan políticamente en virtud de los acuerdos previos con el candidato ganador.

No más “spots” contratados por los partidos políticos para la promoción electoral en los medios electrónicos. Un duro golpe.

También se le pone un freno a la “guerra sucia” típica de una elección, al hacer las reformas necesarias al artículo 41 de nuestra Carta Magna, en la que inicialmente, debido a un lamentable error de redacción, se sugería un acto de censura que violentaba la libertad de expresión de los comunicadores profesionales.

Eso bastó para que los medios, amparados en la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), llevaran a cabo una embestida feroz en contra de los legisladores en aquella célebre sesión en la sede del Senado, que unificó a estos grupos empresariales y comunicadores “estrellitas” para exigir la marcha atrás de dicha reforma, ya que contravenía a sus intereses mercantiles.

Además (¡hecho insólito!) se trasmitió en vivo y en directo durante cuatro horas continuas a través de las principales emisoras televisivas y radiofónicas. Esto representó un acto memorable e inusitado, ya que mostró la capacidad que tiene el dinero para unificar voluntades muchas veces dispares, pero que en esta ocasión ofrecieron un espectáculo de hermandad y de complicidad que rayaba en lo grotesco, en lo decadente y en la estupidez parlante, haciéndonos ver que los medios de comunicación son capaces de la peor de las trapacerías con tal de hacer valer la voluntad de poder de la que han hecho gala desde los tiempos inmemoriales del dinosaurio, para amasar riquezas incalculables y gozar de una impunidad escandalosa.

Sólo que se olvidan de una cosa muy importante (y eso se los restregó el senador Pablo Gómez, del PRD): los medios de comunicación explotan una concesión que pertenece al pueblo de México, y el Estado mexicano es el responsable de regularla y salvaguardarla, ya que se trata de un bien de la Nación.

La alharaca e intolerancia que han mostrado los medios es sólo una muestra de la ausencia de la aplicación de una reglamentación estricta en ese sentido, y de los privilegios de los que han sido objeto por parte de la clase gobernante, que, sabedora de las ventajas que obtendrían para su proyecto político, les entregaron en bandeja de plata el espacio radioeléctrico que, insisto, pertenece a todos los mexicanos.

Ya basta de esa sumisión vergonzosa hacia los poderes fácticos, que pretenden controlar este país.

Ya basta de las complicidades en lo oscurito entre las cúpulas que le arrebatan al pueblo un derecho inalienable: el de su propia autodeterminación.

Es tiempo de que el ejercicio de la soberanía popular se haga valer, de una vez por todas, y dejemos atrás las épocas en que sólo era parte de un discurso inocuo y patriotero.

Me dicen que peco de ingenuo y de optimista, y que sólo se trata de un espejismo en el que los partidos políticos hacen un amarre más para beneficio de sus intereses partidistas. Tal vez. Lo que sí puedo asegurarles es que, aun siendo así, se ha dado un paso importante en lo que significa un camino largo y doloroso: crear unos medios de comunicación al servicio del pueblo, preocupados por su educación, su cultura y su bienestar social.
Los comunicadores comprometidos con la libertad de nuestro pueblo lucharemos por alcanzar, algún día, ese sueño. Cueste lo que cueste. Caiga quien caiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner