Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Un rastro con nuevo rostro

| 3 septiembre 2007 | Notas | 164 vistas | 1 comentario

Libertad de Palabra

El rastro municipal de Corregidora pinta bien. Con un millón de pesos el alcalde Germán Borja García lo ha renovado, pero aun falta instalar una nueva planta tratadora para el manejo adecuado de los desechos, la cual se encuentra en licitación.

De cualquier modo, comenzará el rastro a operar en el mes de septiembre, con renovada imagen.

El propio personal se sumó a los trabajos de remodelación. Repararon el techo y dividieron las líneas de matanza, entre otras cosas.

El presidente municipal, al entregar nuevos uniformes a los trabajadores, dijo: “Este rastro es otro”.

Comida para ratas

En el 2006 el entonces administrador del rastro municipal, Jorge Armando Uribe Reséndiz, reconoció que allí se trabajaba entre focos de contaminación que debían ser erradicados de manera inmediata “porque ya se vienen las épocas de calor, de sequía y de polvo”.

También el otrora presidente de los introductores, tablajeros y similares, Marcos Aguilar Romero, advirtió que la mala operación provocó ese foco de contaminación en las instalaciones del rastro, e inclusive externó que ara “un criadero de ratas, (que) se comen todos los desechos, la sangre, los pedazos de cuero, en fin”.

En realidad, el rastro operó así durante años. Inclusive, durante la última limpieza hallaron almacenada propaganda política de un señor de apellido Patiño, quien fue alcalde de Corregidora en los años noventa.

inauguracion rastro

Renovacion del Rastro en Corregidora

Entre toros y bueyes

El rastro cuenta con una planta tratadora, cuyo costo fue de 800 mil pesos. Fue comprada durante la administración del ex alcalde panista Antonio Zapata. Pero surgió un detallito: resultó inoperante.
El actual alcalde, Germán Borja, explicó en su momento, con ironía, que la primera vez que se utilizó “se tapó con unas orejas y con un rabo. Tuvimos faena completa”.

Sin embargo su gobierno no tiene contemplado llamar a cuentas ni sancionar a ningún ex funcionario por el hecho de haber adquirido esa infraestructura inservible.

También pretende olvidar que el presidente de la Unión de Introductores, Tablajeros y Similares de la Industria de Carne en Corregidora A.C., opinó que esa planta tratadora fue “un capricho” de Antonio Zapata, un capricho que sólo funcionó el día que fue inaugurada. Inclusive, según su versión, algunos ingenieros habrían comentado que lo mejor era invertir en una planta tratadora verdaderamente útil, pero Zapata no hizo caso.

De acuerdo con Borja García, la falta de interés por invertir en el rastro municipal se debió a que el predio en donde se asienta era propiedad privada.

Pero ahora ya es propiedad del municipio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:

1 comentario

  1. si el sr. juan tavares tiene alguna deuda en ese rastro pues el se encuentra en aldama,tam y se dedica a la compra venta de ganado y vive en la colonia rio verde de este mpio y es un tranza de primera se debe vengan por el

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner