Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Los retos por el agua en la Sierra

| 15 octubre 2007 | Sin categoría | 391 vistas | comentarios

Víctor Manuel Sánchez Bandala

“Sin voluntad, nada se logra”.

Siendo el agua el principal elemento de vida, cualquier proyecto de desarrollo o bienestar obliga a contar con el vital líquido. La Sierra Gorda queretana, contrariamente a lo que se pudiera creer, es una de las zonas del estado con menor abasto de agua potable por casa habitación; sin embargo, existen numerosos manantiales y un par de ríos que han servido como el principal abasto de la gente.

También, pero sobre todo por su importancia, la presa Jalpan, construida hace más de cuatro décadas, hoy por hoy sigue siendo uno de los abastecedores de mayor impacto en la región norte del estado.

Tristemente, vale la pena destacar, la política de gobierno en materia de obra pública para la región serrana, se suscribe únicamente a una reducida actuación en materia de obras de agua potable. Aisladamente, sólo aprovechando medianamente el potencial de los suministros naturales de agua, las autoridades estatales correspondientes han ejecutado algunas obras, que si bien atienden parte de las necesidades de agua, muestran fugas, que provocan desperdicios innecesarios.

Uno de los principales sistemas de agua de la región, “El Chuveje” por ejemplo, que surte de agua a los cuatro municipios de la zona norte del estado, (Arroyo Seco, Jalpan de Serra, Landa de Matamoros y Pinal de Amoles), es una clara muestra del desperdicio del vital líquido. Numerosas y constantes fugas de agua, sobre la línea de conducción del sistema “Chuveje”, así como la del llamado sistema “Poza Verde”, también de Pinal de Amoles, contrastan con la fuerte demanda de agua potable.

Recientemente se han comenzado a poner en marcha algunos modestos sistemas de distribución de agua en localidades de Arroyo Seco, Jalpan de Serra, Landa de Matamoros y Pinal de Amoles que contaban con el vital líquido, pero no con la tubería para su distribución. También es importante destacar el grave riesgo de salud pública que corre la gente de comunidades que son abastecidas por manantiales que se ubican en lugares sin condiciones adecuadas, como sucede en el municipio de Peñamiller.

Aquí, es tan delicado y grave el problema, que cientos de familias, recientemente “tomaron” las instalaciones de la CEA de ese lugar con objeto de exigir mejor servicio. Por otra parte, pese a algunos esfuerzos, es evidente la desatención y falta de voluntad de las autoridades para atender el problema que está apunto de estallar socialmente, por la cada vez menos capacidad de captación de agua del principal embalse de la región; la presa Jalpan.

A más de 40 años de su construcción, el asolve natural ha causado que a cuatro décadas de distancia su capacidad de captación haya perdido millones de metros cúbicos del vital liquido. Duramente varios meses del año, este embalse de agua permanece muy por debajo de su nivel máximo de captación, sin aprovecharse para desazolvarlo para la temporada de lluvias.

Gobiernos pasan y vienen, todos saben del problema, pero nadie le entra, desde luego la Sierra Gorda queretana no es prioridad para los “políticos del centro”. Sólo para precisar la importancia para la zona norte del estado de esta presa, que se nutre con los escurrimientos de ríos arriba, como el Escanela y Escanelilla de Pinal de Amoles, se sabe que abastece a docenas de comunidades de Landa de Matamoros, varias de Pinal de Amoles, así como varias localidades y la cabecera municipal de Jalpan de Serra, principal núcleo poblacional y de desarrollo económico en la zona norte del estado.

De acuerdo a estudios técnicos, si la presa Jalpan mantiene esta grave falta de atención, por el asolve, “le quedan muy pocos años de vida”, situación que es más que preocupante para los habitantes de la región. Desde luego se sabe que un proyecto para “limpiar” la presa es altamente costoso; sin embargo, también es cierto que no se observa ni la más mínima intención de “atender este problema”.

Obviamente, el problema de la presa Jalpan demanda un trabajo integral, donde se atienden en principio el origen del asolve, creando obras de retención de suelos y una mejor reforestación en el área aledaña, así como buscar alternativas para su desazolve, antes de que “el destino nos alcance”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner