Banner Jurídico.
Banner Internet Misceláneas
Banner Lluvias Corregidora

Violan policías a una menor

| 14 abril 2008 | Notas | 1.035 vistas | 2 comentarios
Sé sociable, comparte esta noticia
    • En el Ministerio Público les dijeron a las afectadas que no se podría hacer mucho contra los responsables porque eran policías.

    Libertad de Palabra

    *Aunque están perfectamente identificadas por Libertad de Palabra, los nombres de la madre y su hija de 15 años fueron cambiados.

    La señora Alicia N. denunció que dos elementos de la policía municipal de Huimilpan violaron a su hija, Mariana N. de 15 años, el pasado mes de septiembre del 2007.

    Entrevistada en su hogar, a un costado del arroyo de la presa en la comunidad de Santa Teresa, lamentó que a 6 meses de lo ocurrido no se castigue a los responsables.

    “Ella me platica que cuando se llega a encontrar a los policías nada más se burlan, porque no les pudimos a hacer nada”, lamentó en entrevista con Libertad de Palabra.

    El asunto fue confirmado por policías de la corporación que pidieron el anonimato y que acusan al alcalde, Lucio Fajardo Orta, de encubrir a los violadores.

    No le dan justicia, nada más Post day.
    No le dan justicia, nada más Post Day

    Hay nombres

    De acuerdo al testimonio de varios agentes, los elementos involucrados son José Ramón Fonseca Vega y el fallecido Alejandro Botello Olvera.

    A decir de los policías, Ramón incluso llegó a presumir sus “hazañas” cuando estaba asignado al sector 4, a dónde corresponde la comunidad de Santa Teresa.

    “Decía que la chamaca era una ‘putilla’, que después de violarla la abandonaron a su suerte”, reveló uno de los policías consultados sobre este asunto.

    Sin embargo, en lugar de presentarlos al Ministerio Público por esos hechos, que a decir de ellos todos conocían en la corporación, señalaron que el comandante Alejandro Baca y el alcalde, Lucio Fajardo Orta, acordaron solamente destituirlos.

    Las dejaron solas

    Todavía severamente afectada por lo que ocurrió, la señora Alicia N. explicó que poner una denuncia en el Ministerio Público (MP), asignado a Huimilpan, fue todo un vía crucis.

    Recordó que tuvieron que acudir casi todos los días, durante una semana, mismos que pasaban encerradas sin comer en las instalaciones del MP, en espera de poder hacerlo.

    “Hubo días que estuvimos sin comer todo el día, ahí encerradas, porque nos encerraban a las dos, en lo que ellos según andaban haciendo trabajo de investigaciones”.

    Su ánimo se vino por los suelos, cuando la persona que los atendía, aparentemente el policía judicial José Reyes Bocanegra, les expuso que todos los policías apoyaban a sus compañeros y les hizo entender que no se podría hacer mucho.

    “Una de estas personas que decían ayudarnos, nos decía también de que estaban todos los compañeros de los policías de parte de ellos, si ellos están de parte de ellos, de nosotros quién, así no va a haber nada”, recordó la madre de Mariana.

    La señora Alicia N. expuso que en el Ministerio Público las hicieron firmar documentos que ellas nunca entendieron, aunque lo que sí tienen claro es que no hubo justicia. “Yo ni siquiera se leer”, dijo.

    Le mujer duda que se pueda castigar a los culpables. “Nosotros no tenemos apoyos de ‘nadien’ y a uno solo, mientras no tenga las palabras correctas de hablar, de cómo defenderse uno, pues no le hacen caso”, concluyó.

    No es el único caso

    La joven Mariana confirmó que días después de la violación que sufrió, otra mujer de la comunidad de Los Cues, acudió a su vivienda para mostrarle una foto de uno de los policías que habían abusado de ella.

    “Vi la foto y sí era él, nos dijo que ella también había sido engañada por él, que tiene un hijo de Ramón, pero que no le hacen nada porque tiene una hermana en México que paga todo”, confirmó Mariana.

    La señora Alicia N. expresó que Mariana también había quedado embarazada, pero en su caso, aparentemente una caída provocó que abortara.

    Los hechos

    Los policías ofrecieron llevar a la joven a su casa, propuesta que aceptó. Rato después le dijo a su madre que había quedado de verlos en la presa que hay en ese pueblo.

    Cuando acudió al lugar los policías la subieron en la patrulla con engaños. Le dieron de beber algo que le causó sueño y la hizo dormir mientras buscaron un paraje solitario.

    Después la menor habría despertado en el momento en que uno de los policías abusaba de ella, por lo que logró aventarlo y correr para alejarse de ellos.

    Unas personas que la encontraron la llevaron a su casa. Ella no conocía a su mamá ni su hogar hasta la tarde del siguiente día, cuando recordó la violación y el rostro de sus agresores.

    Los Hechos

    1. Con engaños los policías suben a la joven a su patrulla.
    2. Le dan de beber algo que le causa sueño y la hace dormir.
    3. Despierta cuando uno de los policías está abusando de ella.
    4. Logra aventarlo y huir. Unas personas la llevan a su hogar.
    5. Después de estar horas desorientada, recordó la violación.
    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Comentar

    Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

     Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

    Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

    * campos requeridos

    Comentario

    ¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

    Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

    Ingresa tu e-mail:

    Actualizaciones entregadas por FeedBurner