Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Sacerdotes “mañosos”

| 26 mayo 2008 | Notas | 1.076 vistas | 1 comentario

Libertad de Palabra

En su edición más reciente, el periódico El Mensajero de Querétaro, difunde como su nota principal información reveladora sobre casos de sacerdotes que “han abusado de la ignorancia y fe de mujeres y menores de edad en el Decanato de la Sierra Gorda”. A continuación la trascripción textual de la nota informativa de esta publicación, que por cierto el próximo 07 de junio estará cumpliendo 9 años de ser uno de los principales medios de información en aquella zona del estado.

Una de las zonas donde mayor daño se ha causado en detrimento de la confianza hacía la Iglesia Católica es la demarcación de Landa de Matamoros. Foto: terra.com.mx

Una de las zonas donde mayor daño se ha causado en detrimento de la confianza hacía la Iglesia Católica es la demarcación de Landa de Matamoros. Foto: terra.com.mx

Con el reciente caso sobre las denuncias en contra de un sacerdote por el presunto delito de tocamientos deshonestos en perjuicio de cinco catequistas y un menor de edad a nivel regional se redescubren memorias inéditas sobre el tema que afloran resentimientos y una abierta desbandada de seguidores católicos hacía otras Iglesias o nuevas idolatrías.

El presbítero, Rodolfo Yánez González, recientemente involucrado públicamente en delitos como “tocamientos deshonestos”, cuyo expediente se encuentra en el Juzgado 8º de Primera Instancia Penal, cuenta con un amparo que le protege de cualquier orden de aprehensión en su contra.

Según las denuncias en contra del este sacerdote, cinco catequistas y un menor de edad, al menos, fueron “acariciados lascivamente” cuando este desempeñaba su labor pastoral en la parroquia de Corpus Chisti en la colonia Obrera de la capital del estado.

Hasta el cierre de esta edición, Yánez González se encuentra amparado contra cualquier orden de alguna autoridad judicial, sin embargo, pese al hermetismo de la jerarquía católica se sabe que hace poco más de diez años, el mismo presbítero incurrió en faltas morales que indignaron a la comunidad católica de Landa de Matamoros.

De acuerdo a los mismos feligreses, ante los actos que desprestigian la calidad moral de los sacerdotes católicos, es evidente el crecimiento de otras Iglesias, sobre todo protestantes y cristianas en la zona norte del estado, por ejemplo.

Sólo por mencionar algunos antecedentes, en los últimos años, el Decanato de la Sierra ha sufrido algunos hechos deshonestos que involucran a media docena de padres. Independientemente de los casos de varios sacerdotes que han “colgado sus hábitos” por haberse casado, (Domingo en Landa o Victorino en Arroyo Seco), es público el viejo comentario popular sobre las “sobrinas” o “parientes” que viven con algunos sacerdotes en su respectiva parroquia.

Algunos hechos aislados, pero nunca olvidados por la grey católica han influido sin lugar a duda a la pérdida de confianza de miles de fieles católicos que ahora se refugian en otras Iglesias cristianas y protestantes, sobre todo.

En la Sierra Gorda y el semidesierto queretano, los templos católicos han ido retrocediendo en su convocatoria en claro contraste con el crecimiento y expansión de otras doctrinas de fe, incluso hacía nuevas idolatrías como “la muerte”.

Una de las zonas donde mayor daño se ha causado en detrimento de la confianza hacía la Iglesia Católica es la demarcación de Landa de Matamoros, donde al menos media docena de presbíteros son “recordados”, precisamente por su inaceptable comportamiento como guías espirituales.

Malos antecedentes a lo largo de los últimos años han quedado en la memoria de la grey católica y aunque predominan los buenos recuerdos hacía numerosos sacerdotes intachables, unos cuantos han ahuyentado a los feligreses, claramente constatado en la cada vez menos asistencia a los templos.

Padres como Paulino Álvarez (dejo el sacerdocio), Leonardo López (gallero y presunto pederasta), Isaías López (acusado por presunta homosexualidad), Francisco Urbina (se llevo a una joven), Gonzalo Hernández (embarazó a una muchacha), y el mismo Rodolfo Yánez González (le dejó una hija una muchacha de Tancoyol), según la memoria histórica de los Landenses han afrontado la calidad moral de la Iglesia Católica.

Estadísticas

De acuerdo a estudios de Philip Jenkins, profesor de Historia y Estudios Religiosos en la Universidad de Pensilvania,[] el 99,8% de los sacerdotes católicos nunca se han visto implicados en este tipo de comportamientos delictivos y no existe evidencia de que la pedofilia sea más común entre el clero católico, que entre los ministros protestantes, los líderes judíos, los médicos o miembros de cualquier otra institución en la que los adultos ocupen posiciones de autoridad sobre los niños[.]

Responsabilidades

La antigua tradición católica codificada en el Derecho Canónico de la Iglesia, desde hace mucho tiempo, ha sostenido que ciertos pecados graves, por su naturaleza, descalifican a un hombre para continuar en el ejercicio público del sacerdocio.

El punto no es la retribución; el punto es la iconografía. Un sacerdote que abusa sexualmente de niños ha claramente desfigurado su imagen como una representación viva de Cristo, quien pedía que los niños pequeños se le acerquen [Lucas 18:16]. Un sacerdote que abusa sexualmente de menores impúberes de modo habitual es prácticamente culpable del pecado de seducción así como también del pecado específico de sodomía y fornicación.

¿Acaso los pecados habituales de esta especie no dejan a un hombre incapaz de manifestar esa paternidad espiritual que es la esencia del sacerdocio católico? Estas son fundamentalmente cuestiones teológicas, y no sencillamente preguntas sobre la “disciplina en la Iglesia.”… Cuando un Obispo ha sido negligente en su responsabilidad paterna para con sus sacerdotes, cuando se ha acostumbrado a tratar el abuso sexual de los clérigos como un mero asunto disciplinario, y cuando las presiones de la cultura terapéutica empiezan a oprimirlo, una noble virtud, la compasión, puede transformarse en un vicio – la irresponsabilidad episcopal.

El Obispo deja de entender que algunos actos hacen que un hombre sea indigno de cualquier ministerio sacerdotal. Y así el Obispo recicla dentro de su parroquia (o hacia otras diócesis) hombres quienes son tanto amenazas para sus potenciales víctimas como iconos irreparablemente desfigurados.

En la memoria popular de Landa de Matamoros

  • Paulino Álvarez
    dejó el sacerdocio.
  • Leonardo López
    gallero y presunto pederasta.
  • Isaías López
    acusado por presunta homosexualidad.
  • Francisco Urbina
    se llevó a una joven.
  • Gonzalo Hernández
    embarazóa una muchacha.
  • Rodolfo Yánez G.
    le dejó una hija a una muchacha.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. ¿Cómo se atrteven a pedir respeto para un comentario sobre un pederasta?

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner