Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Don Marco, Pinocho y la tierra de los ocurrentes en el país de mordazilandia (Primera Parte)

| 1 septiembre 2008 | En Pocas Palabras | 58 vistas | comentarios

Nahum Hernández Bolaños

Hace apenas unos días un buen amigo en una conversación afirmó enfático que la suma de mentiras no hace una verdad, haciendo alusión al llamado efecto “Galileo”, el cual tiene el final que todos conocemos: la tierra es redonda y gira alrededor del sol, pese a las mentiras implacables que trataron de acallar esa verdad.

Así, estimado lector, ese fue el impulso nodal que me llevó a tratarle el tema de la Reforma Electoral.

Ha sido muy comentado el artículo 55 en lo referente a su fracción III, lo cual de inicio lo invito a leer muy detenidamente, (una forma práctica y rápida es consultando la página electrónica del Instituto Electoral de Querétaro (IEQ)) y le digo detenidamente, porque por más que uno se cargue de un espíritu analítico y crítico no logra encontrar por ninguna parte los argumentos que pudieran hacernos pensar que el dichoso artículo siente las bases de una “Ley Mordaza”.

Diputado Marco Antonio León Hernández.

Diputado Marco Antonio León Hernández.

Todos sabemos que una ley mordaza intenta cercenar la libertad de expresión, controla lo que se debe o no publicar, instruye, limita, omite la información a favor de un poder fáctico al cual obedece. Yo le solicito, con suma curiosidad, a los personajes que se les ocurrió hablar de ley mordaza, que por favor nos expliquen a los ciudadanos en qué parte de este artículo se busca callar a los medios, se busca obstruir su labor, se busca indicarles lo que deben o no decir. Lo que sí se puede advertir es el intento de sentar las bases de un mecanismo para someter a control los gastos de los partidos políticos, lo cual en última instancia no es más que un ajuste en concordancia con la reforma constitucional federal en materia de contratación de medios de comunicación por parte de partidos políticos, simple y sencillamente eso.

Los argumentos fallidos de la famosa ley mordaza tienen un nombre: ocurrencia. Son una ocurrencia y una mentira hilarante, no hay nada más irónico en el escenario político que, a priori, intentar descalificar la “ocurrencia” de la Propuesta de Reforma Electoral con ocurrencias. Que alguien le explique esto al Diputado Marco Antonio León Hernández.

De la ocurrencia a la contradicción. En relación a los artículos 5 Bis y 107 de la propuesta citada, la cual, debo insistir, le invito a revisar con detenimiento, se alude a omitir en la propaganda gubernamental el uso de los colores distintivos del partido en el gobierno, lo cual busca la equidad, bajo la premisa de que dicha propaganda se traduzca en proselitismo partidista y ello termine influenciando en el ánimo de la gente y en su elección, siendo esto una ventaja comparativa en relación a los partidos que no tienen la posibilidad de anunciar sus obras, simplemente porque no son gobierno, y esto se traduzca en una desventaja para los partidos de preferencia electoral minoritaria como Convergencia, si el trasfondo es proveer de equidad en la contienda electoral, lo cual beneficia a partidos como el suyo, uno no entiende el pronunciamiento del diputado, en el sentido de que enfático afirma que los colores son necesarios para que la gente identifique al partido y con ello pueda castigar o premiar las administraciones, el argumento es tan reducido que ha dejado de ser siquiera ocurrencia y ofende la inteligencia del electorado constriñéndola a una simple asociación de colores y automáticamente deja de lado, al candidato, las propuestas, las ideas, la memoria colectiva, la identidad, la pertenencia y todo lo que la gente toma en cuenta cuando vota, el diputado “echa a la basura” la inteligencia de la gente y la reduce a una mera asociación de colores.

Más aún, en materia de propaganda gubernamental fue Convergencia la que insistentemente denunció lo que en su momento llamó la “desmedida y onerosa promoción” de las obras de gobierno, lo que afirmaba, “ evidentemente tiene como propósito inducir el voto a favor del partido en el gobierno”, esto durante las campañas del 2006, y solicitó con fuerza la intervención del IEQ, pues bien, ahí esta la propuesta de ley que busca acotar lo que el diputado y su partido tanto solicitó en materia de propaganda gubernamental, pero sucede que al señor diputado ya se le olvidó, esto amigo lector también tiene un nombre: incongruencia.

Es preocupante, pero no novedosa, la amnesia selectiva de algunos representantes populares.

De todo esto, lo que el diputado no puede olvidar es que estas propuestas son emanadas de las sociedad, de los grupos, actores sociales y políticos que se han manifestado respondiendo a una convocatoria lanzada por el órgano electoral local, es una propuesta que resume las inquietudes de la gente y que es un órgano ciudadanizado quien la ordena y remite a la Legislatura para su estudio, no sin un exhaustivo análisis y discusión, mesa en donde, por cierto, su partido estuvo presente y en su momento no expresó lo que más adelante opinaría ante los medios porque sabía que recibiría una respuesta y prefirió la ventaja de actuar sin una replica directa, esgrimiendo el descontón mediático y porril que diluye el argumento y afecta conciencias.

De esa manera en el fondo, la arrogancia de la descalificación anticipada, sin siquiera pasar la propuesta por el debido estudio ante las instancias conducentes, es un desaire a la opinión de la gente, a la cual sólo se le busca cuando se le pide el voto. Y se le descalifica a la propuesta ciudadana presentada simplemente porque, emanada de la gente, no acude a los intereses de muchos.

Por todo lo anterior, efectivamente amigo lector, como se ha dicho, hay muchas cosas que debemos tirar a la basura: a la basura las descalificaciones, a la basura las ocurrencias, las mentiras repetidas que buscan convertirse en verdades, a la basura la petulancia y la arrogancia de algunos actores políticos, a la basura los intereses ocultos, a la basura las contradicciones, a la basura toda esa tinta viciada que investida de intereses se vuelve mercenaria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner