Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Cuál crisis?

| 27 octubre 2008 | El ahorcado del lunes | 35 vistas | comentarios

Eduardo Garay Vega

Una de las tantas definiciones de crisis dice que algo llega a dicha situación cuando es cuestionada en sus valores intrínsecos. Así, uno cuestiona, por ejemplo, si el valor de familia está en crisis cuando esta estructura de organización parece no ser válida para la sociedad.

Bueno, tras esta definición, me pregunto: ¿cuál crisis? Si es por el sistema económico, desde hace más de 20 años que la idea de acumular el mayor número de dinero para obtener más cada día y colocarse por arriba de los demás en una escala monetaria no ha sido de mi interés.

De política mejor ni hablar, casi nací sin creer en el sistema priísta y tras la elección de Fox perdí la fe en el sistema democrático. Lo del 2006 fue el acabose, terminé por no creer en nada que tenga definición partidista.

En caso de que quisiéramos ver a los medios de comunicación en crisis, tendríamos que pensar que hemos sido demasiado tontos para no ver lo que ahora exhiben: pobreza de visión, total sumisión ante sus jefes económicos y, sobre todo, una incapacidad para ocultar el manejo sectario que hace de las noticias.

Sobre si la seguridad está en crisis, no lo sé, nunca me he sentido inseguro y ahora menos, no importa lo que me cuenten sobre mantas, narcos y manifestaciones.

Incluso en cosas que me interesan, como la literatura, entré yo en crisis hace más de 5 años, cuando me di cuenta que publicar un libro no significaba nada para nadie, excepto para mí mismo; que no tenía la menor intención de pertenecer a un grupo dispuesto a regir los destinos de lo que se escribe en el estado; que tener una columna como esta, un programa de radio y ver el nombre de uno puesto en algún buscador de Internet, como google, no tienen algún tipo de valor.

Hasta con mis propias historias y la manera de contarlas entré en crisis. Antes escribía queriendo ser informal, antisolemne, de manera obligatoriamente coloquial. Hoy, me pregunto se vale la pena escribir, si intentar comunicar nuestras ideas tiene algún sentido y si alguien será no sólo capaz de entenderlas, sino siquiera de leerlas.

Tengo una crisis desde que recuerdo con mi trabajo. No me gusta, nunca me ha gustado, pero cada año pienso que antes era mejor, que lo disfrutaba más, que no lo padecía como lo padezco ahora.

Y sí, tengo una crisis con el espejo, no reconozco al tipo que veo todas las mañanas en él. Por eso no me gustan las fotos, porque no puedo entender ni distinguir algún rasgo de quien soy en ese imagen en donde dicen aparezco. Cuando me muestran una foto y me preguntan si recuerdo lo bien que lo pasé en ese entonces, me da pena admitir que no lo recuerdo, que por más que observo al gordo feo que aparece ahí, junto a personas que sí recuerdo, no puedo saber qué hacía en ese lugar y con esas personas.

En fin. Mis crisis llevan años, no empezaron tras la caída de la bolsa de Nueva York, ni cuando derribaron las torres gemelas, ni cuando murió Juan Pablo II o el PRI aceptó que había perdido la elección de Querétaro o de Baja California.

Así que la aparición del Amero, la nacionalización de la banca en los Estados Unidos, el derrumbe de una economía basada en el petróleo, el calentamiento global, el fin del cine, del libro, del disco, me tienen sin cuidado.

En realidad, yo comencé mi propia crisis allá por 1970, y desde entonces, no he visto que se pueda salir de ella así que, como dice un personaje típico del Querétaro del siglo XXI, ánimo, lo peor no ha llegado y aquí seguimos, en pie de guerra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner