Banner Jurídico.
Banner Sorriso

De olvidadizos

| 13 octubre 2008 | Cabaret Voltaire | 2.045 vistas | comentarios

Carlos González Morales

Como cada año, el 2 de octubre no se olvida. Pero, ¿qué es en realidad lo que no se olvida? Lo que no se olvida es la frase, que escuchamos una y otra vez en las calles y en los medios. Este año no fue diferente.

Lo que puede llegar a molestar, lo que puede herir la inteligencia y motivar a la condena, es la facilidad con la que, queriendo rendirles tributo, se falta al respeto a todos aquellos que murieron en Tlateloco hace cuarenta años.

Se les falta al respeto comparando aquella masacre – literalmente, fue una masacre – con episodios risibles de supuesta represión gubernamental, comparando aquel despliegue de recursos de inteligencia y militares para asesinar a cientos de jóvenes estudiantes, con la detención de unos cuantos jóvenes por parte de tímidos aunque torpes guardias municipales de Querétaro.

2 de octubre de 1968 no se olvida

2 de octubre de 1968 no se olvida

Se le falta al respeto, también, cuando el “movimiento magisterial” lo toma de pretexto para manifestarse en contra de reformas educativas y compara aquella represión con el hecho de que se les vaya a obligar a comprobar su capacidad y competencia como educadores.

Se le falta al respeto cuando un grupillo de jóvenes ociosos, rebeldes de papel, sin otro interés que poner su rostro en el centro de la atención pública, marchan gritando consignas de memoria y esperan, en lo más profundo de su ser, que un reportero los entreviste para poder “disque” parafrasear a Marx o repetir – sin comprender – lo último que – probablemente también sin comprenderlo – declaró Carlos Monsiváis en Televisa.

Ahora. No cabe duda que el 68 puede y debe emplearse como referente histórico, y que forma parte fundamental de la cultura política de México. El problema está en el abuso de la historia, y la injusticia que se comete frente al hecho histórico mismo al usarlo como comodín para intereses de otra índole. Y mientras más nos alejamos de aquel hecho, más hacen lo que quieren con él.

De lo que no cabe duda es de que el 68 es un símbolo, un referente incuestionable al que todos quieren treparse. Así que cada año vemos, por ejemplo, una conferencia o mesa de “diálogo” (entre comillas porque suelen ser una pasarela de ególatras e intransigentes) en la que se discute – y más o menos se reinventa – el papel de los estudiantes queretanos en el 68, el papel de las mujeres queretanas en el 68, el papel del sindicato de la universidad en el 68, el papel de los estudiantes de la facultad de no sé qué en el 68…y así y así…

Hoy que ven el peso que en el imaginario social tiene el 68, pareciera incluso que muchos se arrepienten de no haber sido más combativos, o se ponen a parir chayotes para demostrar que Querétaro fue tan rebelde como los jóvenes capitalinos.

Uno que otro, vale el reconocimiento, se dedica más a identificar la historia propia de Querétaro, lo que sucedía aquí realmente sin tener que forzarlo a entrar en Tlatelolco.

No sé qué tan en serio lo dijo, ni que tan improvisada es su candidatura, pero ahora que Bernardo Romero se postuló para rector de la universidad, puso sobre la mesa un tema mucho más cercano al 68 que el problema magisterial: el papel social de la universidad como espacio y promotor de la reflexión, el diálogo, la crítica y la producción de conocimiento.

Eso lo han olvidado muchos “profesores” que están más preocupados – como los de educación básica – de mantener su plaza y de alimentar su ego como “vacas sagradas” (son como esos de los que decía Ricoeur que no tenían amigos, sólo enemigos y discípulos). También lo han olvidado (o nunca lo supieron) una multitud de estudiantes que – cómodos en los laureles de una libertad que no han conquistado – dicen y hacen sin conocimiento de causa, alejados de la crítica real, de la combativa finura que se exige de quienes dicen haber leído un libro.

Finalmente, también yo tomo el 2 de octubre como pretexto…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner