Banner Jurídico.
Banner Sorriso

A 4 años del crimen “de la BMW negra”

| 24 noviembre 2008 | Destacado | 576 vistas | comentarios
  • La Procuraduría de Justicia de Querétaro sigue sin dar con el homicida del joven Marco Antonio, a manos del conductor de una camioneta BMW negra.

Redacción

El señor José Luis Hernández Guerrero, padre del joven asesinado a manos del conductor de una camioneta BMW X-5 negra, considera que la justicia en Querétaro no es pareja.

A 4 años de la muerte de su hijo, Marco Antonio Hernández Galván, señaló que acudió al Ministerio Público donde corroboró que las investigaciones para dar con el asesino no tienen ningún avance.

“La verdad no ha habido nada, no nos dicen nada en la Procuraduría, está todavía ahí archivado, yo fui a verlo, no tiene ningún movimiento extra, no hay nada que se haya aclarado, no hay avance en el expediente”, lamentó.

Foto: Internet

Foto: Internet

Por el contrario, el señor José Luis Hernández, expuso que también acudió a las audiencias de la denuncia por difamación que presento el señor Federico Ruíz Lomelí, acusado de ser el homicida, donde vio que para su sorpresa “la demanda ahí sí camina”, lo que no entiende por qué la diferencia.

No obstante lo anterior, sostuvo que estará al pendiente de ambos casos, pues en su punto de vista no hay justicia en Querétaro, simplemente porque las cosas no se están llevando a cabo de manera pareja.

El señor José Luis Hernández señaló que comenzará una serie de acciones para presionar a las autoridades y que capturen al asesino de su hijo.

Hace un año

Tras dos años de guardar silencio, en diciembre del 2007 el señor José Luis Hernández reveló que dejó de exigir justicia para su hijo no por una decisión personal, sino porque había sido presionado.

“Me presionaron, por eso es que me he hecho un lado, pero en su momento yo les comentaré que ocurrió” dijo en entrevista con este medio (Libertad de Palabra Núm. 50)

Justicia a la queretana

El señor José Luis Hernández Guerrero, padre del joven asesinado el 27 de noviembre de 2004, lamentó que las investigaciones para dar con el asesino de su hijo no avancen y por el contrario la demanda que sí camina es la de difamación que interpuso Federico Ruíz Lomelí.

Aún no especifica abiertamente que lo orilló a dejar de exigir justicia públicamente para su hijo durante varios meses, pero lo que es un hecho es que rompió con sus abogados Alfonso Rodríguez y Gerardo Alcocer Murguía.

Y es que a finales de noviembre del 2005, sus abogados dieron una conferencia a los medios, en la que por una supuesta “instrucción” del señor José Luis, solicitaban a los medios de comunicación que lo dejaran “vivir su luto en paz” y que él “confiaba en las autoridades”.

Así, a raíz de esa “petición”, prácticamente el asunto fue olvidado en los medios de comunicación locales, concretamente el a.m., el único diario que había estado cubriendo el asunto.

“Don José Luis Hernández, padre del Kikin, agradece por nuestro conducto, a todos los medios de difusión, su interés y solidaridad con él y con su familia y nos instruye a que todos ustedes, muy respetuosamente les pidamos que se le permita a él y a su familia vivir su luto en paz, rogando que dejemos descansar en paz a Kikin, que confía que la autoridad hará justicia, y que no emitirá declaración al respecto…” dijo el abogado José Alfonso Rodríguez Sánchez.

Sin embargo, ahora, es el propio señor José Luis Hernández Guerrero, el mismo que perdió su empleo por dedicar tiempo para demancar el esclarecimiento de su hijo y que llegó al grado de pedir dinero en la calle para publicar desplegados en los medios de comunicación, el que insiste en exigir justicia para su hijo, contrario a lo que aparentemente habría instruido a sus abogados.

La presión fue de dinero

No lo dice abiertamente, pero el señor José Luis Hernández, admitió que cedió a las presiones que le hicieron para dejar de exigir justicia porque no contaba “con el factor económico” que en esos momentos necesitaba.

Paradójicamente sus abogados se hartaron de publicitar que ellos habían asumido el caso sin un costo económico, pero fue el 23 de noviembre en que liberaron al señor José Luis de cualquier tipo de adeudo.

“Sergio Eduardo Guerrero Patiño, Gerardo Alcocer Murguía y un servidor José Alfonso Rodríguez Sánchez, hemos patrocinado sin percibir por ello honorario alguno, por no tener posibilidades nuestros representados, desde el principio del mes de Marzo y hasta la fecha, a los señores José Luis Hernández y Miguel Gerardo Rivera Alcantar, dentro de la averiguación previa 1/929/2005…”, especificaron en el documento.

Fue ese mismo día, el 23 de noviembre, en que surgió la supuesta “instrucción” por parte de señor José Luis para pedir a los medios de comunicación que lo dejaran llevar su luto en paz.

Ahora, trascendió que después de la demanda por difamación, los abogados han intentado asesorar nuevamente al señor José Luis Hernández y a Miguel Gerardo Rivera, quienes aún no tienen claro que camino es el que van a seguir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner