Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El complot de las televisora o… ¡el imperio contraataca!

| 16 febrero 2009 | Atmósfera mediática | 56 vistas | comentarios

“Pa los toros de jaral, los caballos de allá mesmo” (dicho popular)

José Luis Álvarez Hidalgo

De nueva cuenta se hace sentir el oleaje mediático que desatan las dos principales televisoras del país (agréguese a los colados de SKY) a raíz de la entrada en vigor de la nueva Ley Electoral el pasado 1° de febrero.

La situación la conocemos bien: por sus pistolas deciden ignorar la pauta reglamentaria de transmisión de los spots que corresponde al IFE e interrumpen programas de alto con los citados promocionales; deciden agruparlos en un bloque de varios minutos de duración y no en la forma tradicional que se distribuían por separado e individualmente a lo largo de día y entremezclados con el resto de la publicidad televisiva; y para rematar, hacen la inserción de un texto previo en el que achacan la entera responsabilidad de dicha transmisión (el horario y el bloque de spots) al IFE, incluso enfatizando el hecho de la obligatoriedad de dicha acción.

No cabe la menor duda, se trata un abierto desafío de los medios televisivos, convertidos en desmesurados poderes fácticos, hacia las disposiciones legales que competen al poder legislativo y hacia los mandatos del Estado mexicano en materia de las telecomunicaciones y del resguardo de nuestro espacio radioeléctrico como un bien de la Nación.

El desafío y la provocación saltan a la vista; por un lado, se pretende incomodar seriamente a la audiencia televisiva al afectar el modo habitual como suele consumir los contenidos televisivos y, a su vez se intenta, a toda costa, motivar el fastidio y el repudio inmediato hacia los mensajes promocionales del propio IFE y de cualquier institución del Estado.

Esta ruidosa confrontación tiene saldos muy negativos en la relación medios-estado, medios-sociedad y sociedad-estado. Se crea una especie de perversión comunicativa que daña seriamente el tejido comunicacional de nuestra sociedad, que aun no alcanza a concebir el tan anhelado sueño de la democracia.

Y esto no ayuda en nada. Con dicha actitud lo que buscan los medios en el fondo, es influir de modo determinante para deslegitimar a las instituciones y a los poderes republicanos y provocar, a modo de efecto colateral, un alto índice de abstencionismo en el proceso electoral del 5 de julio próximo.

Es una acción artera y desmedida que merece ser sancionada con severidad y lujo de fuerza institucional, esto es, siempre apegada la sanción a la legalidad. Amerita una alta sanción económica, interrupción de la señal durante espacios significativos (la llamada pantalla negra) y analizar seriamente, en caso de reincidencia, del retiro de la concesión o impedir su renovación, tal y como lo estipulan las leyes en la materia. No pasemos por alto que se trata de un desacato muy grave a los mandatos de nuestra legalidad constitucional y a la autoridad del Estado mexicano.

Con la nueva Ley Electoral, los medios de comunicación se inconforman por motivos estrictamente económicos, ya que ahora no pueden cobrar las sumas millonarias por la transmisión de los spots en período electoral y que representaba un verdadero saqueo al erario público que iba a parar a os abultados bolsillos de los señores feudales de los medios.

Ese es el gran berrinche que hacen ahora las televisoras y que no podemos tolerar como sociedad responsable de nuestros bienes nacionales como lo son las concesiones de radio y televisión que otorga el estado a unas cuantas familias pudientes que lucran con el espacio radioeléctrico de todos los mexicanos.

El IFE y todas las instituciones involucradas en el hecho deben actuar con firmeza y así evitar en lo sucesivo que el imperio mediático de Televisa y TV Azteca sigan erosionando el tejido social y el ya de por sí débil y vilipendiado Estado mexicano. Debemos detener al imperio en su afán imperialista. No olvidemos que Televisa pretende colarse a Los pinos a través del actual gobernador del Estado de México y de su flamante esposa…pero, de esa historia nos ocuparemos en el próximo capítulo. ¡No se lo pierda!

p.d. Los medios de comunicación pertenecen al pueblo de México y al pueblo tendrán que volver.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner