Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La danza de los Partidos

| 16 febrero 2009 | Columna invitada | 73 vistas | comentarios

Oscar Wingartz Plata

Comenzamos a ver “el juego político” por parte de los partidos que van a contender por los “puesto de elección popular” el próximo mes de julio, también llamadas “lecciones intermedias”.

En este orden, la reflexión obligada es analizar mínimamente, “las propuestas”, “los ofrecimientos”, “los proyectos” que están poniendo ante la ciudadanía. Una primera idea es que muchos de esos “ofrecimientos” rayan en lo verdaderamente “kafkiano”, sólo y a manera de ejemplo propongo el siguiente: las agrupaciones políticas del PVEM y el PRI están lanzando una “brillante idea” que se está exponiendo en la televisión, éste ofrecimiento está marcado de manera explícita por “elevar la calidad educativa” y “la competitividad”.

Si tomamos el punto desde la “sola propuesta” el asunto es claro, e incluso, encomiable, pero, si descendemos en la viabilidad, factibilidad y aplicabilidad de dicha propuesta, el asunto se pone entreverado, y en determinados puntos es de “risa loca”. Vayamos un poco más a fondo sobre el asunto.

La educación en México tiene muchos pendientes a resolver. Foto: Libertad de Palabra

La educación en México tiene muchos pendientes a resolver. Foto: Libertad de Palabra

El problema sobre la cuestión educativa en nuestro país desde hace mucho tiempo ha sido agudo, sólo para marcar una fecha indicativa, desde el controvertido y polémico gobierno de Carlos Salinas ha estado en permanente conflicto, es decir, “los planes”, “las reformas”, “los proyectos” educativos han estado en un mar revuelto, el último de ellos ha generado “una auténtica revuelta magisterial”, palabra más, palabra menos, con el Programa para el Mejoramiento de la Calidad Educativa, que al menos en el Estado de Morelos significó un verdadero zafarrancho.

Es decir, “el asunto” educativo entre nosotros ha sido una de esas zonas álgidas y proclives a la confrontación.

Por aquí es donde se genera mi duda y los alcances que puedan cobrar “esas propuestas” que están lanzando estas agrupaciones políticas.

Partamos de un hecho incontrovertible, ¿qué se ha hecho sobre este rubro en nuestro país en los últimos 15 años? Yo diría que muy poco. Empezando, porque el presupuesto en materia educativa siempre ha sido insuficiente, a cuenta gotas, desfasado, caso concreto, se le regatea y se le “chiquitea” a las universidades sus propios recursos, y en el mejor de los casos siempre hay “buenas intenciones”, es decir, “partidas extraordinarias para la labor educativa”.

El quehacer educativo en nuestro país es una materia pendiente, al igual que muchas otras, y no se va a solucionar con “propuestas de coyuntura”, con “ideas brillantes”; y menos con “políticas electoreras”.

Esto que se está comentando no tiene ningún misterio, la pregunta de fondo es: ¿cuál es proyecto federal en materia educativa del actual gobierno? Si esto lo ponemos en la balanza, el asunto se pone “color de hormiga”, porque un plan de educación si se desea que funcione debe tener un carácter transexenal, y no simplemente, coyuntural. Este es parte de la discusión. 

Ahora bien, ¿cómo le piensan hacer estas agrupaciones políticas con esas propuestas? Creo que eso tiene más un verdadero carácter electorero que una  respuesta real al problema. No hay que ir tan lejos.

¿De dónde sale la brillante idea de mantener más tiempo a los estudiantes en la escuela?, ¿cómo?, ¿con qué recursos?, ¿se cuenta con el personal idóneo para lanzar esa propuesta?, ¿nuestras escuelas están estructuralmente preparadas para esa ideas?, ¿con qué estructuras cuentan nuestro sistema educativo para soportar este tipo de propuestas? 

Es decir, hay un cúmulo de preguntas que van más allá de la “ilustre iniciativa”. Más si las vemos de cara a un país en recesión y crisis. Esto va más allá de “esas propuestas”. No hay que equivocarnos, ni pretender hacer “profecías” donde no las hay. La educación en nuestro país es un asunto muy complejo, delicado, álgido, que implica un esfuerzo casi de dimensiones faraónicas para que empiece a trabajar y dar frutos.

Muchos especialistas en materia educativa como Pablo Latapí han estado insistiendo en que nuestra educación tiene un enorme rezago, y no se va a solucionar de un día para otro. Requiere del concurso ingente de muchos niveles,  de una visión amplia y proyectiva.

Muchos de los problemas en materia educativa han estado prohijados, entre otras cosas, por una insuficiente y poco clara planeación que ha dado como resultado altibajos y contradicciones flagrantes en la conducción educativa.

Así, pues, no nos dejemos engañar por “estas iniciativas” que son “más de lo mismo”. Es decir, mal planeadas, mal propuestas, mal diseñadas, mal articuladas, que sólo buscan “impresionar al personal”. Hay que reiterarlo, el quehacer educativo en nuestro país es una materia pendiente, al igual que muchas otras, y no se va a solucionar con “propuestas de coyuntura”, con “ideas brillantes”; y menos con “políticas electoreras”.

En este sentido, sería cuestión de preguntarle a nuestros especialistas en educación, ¿qué hacer con nuestro sistema educativo?, y la pregunta, literalmente los abrumaría. Porque el problema es sistémico, no es cuestión de un solo “subsistema”, es la totalidad de nuestro sistema, desde preescolar hasta el posgrado.

He aquí parte de esta discusión. Más bien hay que estar alertas, y no dejarnos llevar “por el canto de las sirenas”, ni por falsas promesas, ni ilusiones vacuas. 

Se puede concluir diciendo que, la tarea educativa en nuestro entorno es una tarea que si la asumimos en su real dimensión, lo primero que deberíamos hacer es, dejar la demagogia y la “pirotecnia verbal”, y comenzar a trabajar de manera articulada con personal capacitado, comprometido, en la medida de lo posible, no dependiente de alguna facción política, y con una idea precisa por dónde empezar a solucionar este entramado que es nuestro sistema educativo. Podemos ahondar sobre el punto, pero, por lo pronto dejemos estas ideas. 

* El autor es Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Profesor-investigador en la Facultad de Filosofía de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas: | | | | |

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner