Banner Jurídico.
Banner Sorriso

En la prensa queretana… no pasa nada…

| 9 marzo 2009 | Atmósfera mediática | 161 vistas | 1 comentario

José Luis Alvarez Hidalgo

Tal y como lo vaticiné en estas páginas, la cobertura periodística sobre el penoso incidente acaecido durante el V informe de gobierno de Francisco Garrido Patrón, el escritor Julio Figueroa fue expulsado a golpes del sacrosanto recinto del Teatro de la República por haberse atrevido a interpelar al primer mandatario estatal y exigirle a voz de cuello (como debe hacerse) que se hiciera justicia en el caso del asesinato del joven Marco Antonio Hernández, ocurrido en noviembre de 2004, y que hasta el momento permanece impune.

Hay un sospechoso: un verdadero pez gordo de la realeza queretana al que no lo tocan ni con el pétalo de una denuncia pública y menos con la pasividad enfermiza de la prensa local.

En efecto, el anteriormente citado bochornoso suceso NO EXISTIÓ para los medios locales, salvo honrosas y contadas excepciones, pero el silencio descarado y cómplice fue lo que prevaleció en el estupefacto panorama mediático local.

Libertad de Palabra Núm. 84

Libertad de Palabra Núm. 84

Se trata de un hecho vergonzoso que no nos merecemos los queretanos avecindados aquí y menos aun los queretanos nacidos en estas tierras de Dios.

Un atropello infame cometido en contra de otro ciudadano queretano no puede ser acallado por lo medios, a menos que exista una presión muy fuerte por parte del gobierno estatal, una autocensura abierta y desmesurada y un contubernio soez e indigno entre el poder político estatal y los medios de comunicación locales. Una vergüenza nacional.

El recuento es como sigue: El Diario de Querétaro, dirigido otra vez por el inefable Sergio Arturo Venegas, fue el único medio impreso que no publicó ni una sola nota al respecto, ¡qué digo una nota! Ni siquiera hizo una mínima mención, ni una sola fotografía, ni un balazo, ¡nada! Para este medio todo fue miel sobre hojuelas en donde el acto protocolario se desarrollo en un clima de normalidad democrática y civilidad pacífica.

Cuentas alegres, pasarela política de los suspirantes y Querétaro es mejor. Se trata del caso más humillante para el gremio estatal, ya que el Diario es el medio impreso de mayor circulación en la entidad, el más tradicional, el que cuenta con más lectores y el más queretano de todos (no se si para bien o para mal, pero en fin). Triste caso.

El otro medio impreso más representativo de los queretanos lo es el periódico Noticias y su cobertura de la agresión a un ciudadano se circunscribió a un par de líneas pálidas y timoratas en la nota principal de la primera plana, escrita por Luis del Toro. No hubo una mención más en las páginas interiores, ni una foto, ni una editorial, nada.

Creyeron haber cumplido por mencionarlo así, de pasadita, en la primera plana y con darse por bien servidos en su retorcida conciencia ético periodística. Nada, pura simulación frente al poder, en la más pura desfachatez de las componendas políticas de los medios y el gobierno en lo oscurito y debajo de la mesa. Más triste.

Un caso digno de análisis lo representa la cobertura del suceso que realizó el periódico El Financiero. En su sección local, el reportero de la fuente y corresponsal de este diario, Francisco Flores, no hace la mínima alusión al respecto. Se mantiene callado y respetuoso ante las infamias del poder, aborda los datos duros de la nota, cifras, mensajes, discursos y apretones de manos y tan tán.

De lo otro si lo vi ni me acuerdo. Lo extraño del caso es que en la sección nacional del citado diario, el mismísimo reportero que no dijo ni pío en la información local, ahora sí le permiten expresar lo sucedido en el informe del gober, lo cual nos da a pensar (eso sí, somos muy mal pensados) que en la edición nacional sí tiene esa libertad, pero en la edición local el gobierno mete sus narices y les prohíbe decir algo sobre tan espinoso asunto.

¿No lo cree usted así amable lector o de veras considera que somos muy mal pensados?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. ROMPER LOS ESPEJOS

    Yo diría exactamente lo contrario a lo que afirma nuestro amigo, teatrero y crítico José Luis Álvarez Hidalgo. A pesar de los controles de la prensa en Querétaro, la nota del Teatro de la República en el quinto informe de gobierno de FGP sí fue noticia: el Diario sí le dedico 8 líneas en su crónica central, en Noticias sí hay fotos y varias notas breves al respecto y en el AM fue nota de primera plana. Y Andrés Estévez le dedicó un inteligente editorial radiofónico hablando del Caso de la BMW. Tristemente, amigos universitarios, donde prácticamente no fue noticia fue en Radio Universidad, en el noticiario de Liz González. ¿Por qué? No lo sé. Pero hay una palabra que se escribe CENSURA. Muy bien en cambio en Tribuna de Querétaro y excelente en Libertad de Palabra la cobertura desplegada. Gracias.

    Octavio Paz en Libertad bajo Palabra:
    –No hay puertas, hay espejos. Inútil cerrar los ojos o volver entre los hombres: esta lucidez ya no me abandona. Romperé los espejos, haré trizas mi imagen…
    Fraternalmente,
    Julio Figueroa.
    12-III-2009.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner