Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Jacinta: apuntes para la reflexión

| 23 marzo 2009 | En Pocas Palabras | 138 vistas | comentarios

Nahum G. Hernández Bolaños

Casos como el del Jacinta Francisco Marcial, indígena Ñhä-nhú acusada del secuestros de seis agentes federales y sentenciada por ello a 21 años de prisión, con escuetísimas pruebas, como lo es una fotografía, y sin tener siquiera una defensa que le proporcionara, al menos, la debida asistencia en la traducción al español sobre entresijos de su proceso, atraen poderosamente la atención de la sociedad civil e irrumpen peligrosamente en la frágil credibilidad sobre el sistema de justicia de este país, esto, de inicio es lo evidente y lo más palpable, por ello, me permito exponer otros apuntes sobre el caso que a la reflexión saltan.

Jacinta Francisco Marcial

Jacinta Francisco Marcial

En primer lugar, dentro de esta intrincada apuesta por combatir el narcotráfico, el secuestro, y el crimen organizado en general, pareciera que va creciendo en el ánimo de los actores encargados de esa tarea, aquella máxima de: “el fin justifica los medios”, es decir, con tal de allegarse de éxitos en tal combate, no importa dejar de lado el respeto a los derechos humanos.

Son precisamente el Ejército y la Procuraduría General de la República quienes hoy ocupan respectivamente los dos primeros lugares de denuncias ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). No debemos olvidar que la protección a los derechos humanos de la población no es negociable ante el combate a la delincuencia, antes bien, todo esfuerzo encaminado a ese fin, se vuelve fallido si no cuenta con el suficiente soporte en materia de derechos humanos, pues se descalifica por propia mano en cada incursión, en cada esfuerzo.

El otro apunte, que sobre el caso de Jacinta surge, es el que cuestiona al propio Estado y su “Democracia”, y nos dice que la calidad de un gobierno y su democracia no se mide por el número de obras públicas entregadas espectacularmente, que aunque ellas son una parte importante, no lo son todo.

La verdadera calidad de un gobierno se mide por su capacidad de hacer valer la justicia y la legalidad, por el respeto pleno a los derechos humanos, en la sensibilidad social para el diálogo con todas las voces, en la no imposición o autoritarismo sobre las decisiones, en todo ello, entre otra cosas, se consigue percibir la verdadera calidad de un gobierno, uno que no haga del spot la más alta tribuna del país, uno que no haga de la intolerancia el cimiento velado de todas sus acciones.

Casos como el de Jacinta exhiben lamentablemente estas fisuras y nos hacen cuestionarnos sobre asuntos de verdadero fondo, en cuanto a la calidad de nuestros gobiernos, en todos los niveles.

Finalmente, y sin caer en lugares comunes, debemos mencionar el exilio interior en el que viven miles de indígenas en este país. Es decir, viven dentro del territorio nacional, pero están fuera de toda oportunidad consistente de desarrollo laboral, de salud y educación, y por supuesto, ajenos también a los elementos mínimos de justicia y protección a sus derechos humanos, están dentro, pero en realidad están fuera, esto pese a la debida cuota de aculturamiento que muchos pagan pero que en última instancia, de poco les sirve.

Esto también pese al Zapatismo de ornato, ensimismado y autocomplaciente, que opina de casi todo y hace casi nada. La realidad indígena es mucho más compleja y adversa como para subsanarla someramente siquiera a golpe de discurso y apasionadas caravanas que como sendero de pólvora se va evaporando ahí mismo.

Sirvan pues, estos breves apuntes para abrir la reflexión, que a veces incomoda, pero que nunca estorba.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner