Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La CEDH encubre a jefes policíacos

| 16 marzo 2009 | Destacado | 362 vistas | 4 comentarios
  • El diputado León Hernández califica de ridícula la recomendación 181/2009 del organismo.
  • El ombudsman, Adolfo Ortega, le responde que ellos no hablan de “tonterías”.

Eric Pacheco Beltrán

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Querétaro (CEDHQ) se niega a investigar a los autores intelectuales que ordenaron la agresión al ciudadano Julio Figueroa Medina, quien se manifestó durante el Quinto Informe del gobernador, Francisco Garrido Patrón.

El organismo defensor había citado al legislador Marco Antonio León Hernández, para que diera su testimonio sobre los hechos, pero cuando el diputado anticipó que exigiría dar con los autores intelectuales y citar a funcionarios de primer nivel, su testimonio ya no fue requerido por la CEDH.

Por el contrario, la institución a cargo de Adolfo Ortega Osorio, emitió su recomendación número 181/2009 en solo 6 días, la más rápida de toda la historia de la CEDH, en la que se limitó a señalar a 4 elementos como los autores materiales que habrían actuado de mutuo propio.

Mónica González y Marco Antonio León. Foto: Libertad de Palabra

Mónica González y Marco Antonio León. Foto: Libertad de Palabra

Por ello, el legislador Marco Antonio León Hernández, acudió al organismo el día que se le citó, aún cuando en un oficio posterior ya no le requerían su testimonio, donde exigió dar con los autores intelectuales, pues considera ridículo el pensar que los policías actuaron sin recibir la orden de un superior.

“A mí me deja una sensación que (en la CEDH) actuaron bajo consigna, que actuaron bajo instrucción, es evidente que en términos procesales, estrictamente jurídicos, un proceso no puede darse por concluido si hay pruebas por desahogarse”.

Y es que además del testimonio del diputado Marco Antonio León Hernández, la CEDH también decidió no incluir los testimonios de las diputadas Carmen Consolación González Loyola y María de Jesús Ibarra, a quienes previamente había citado para que declararan.

La visitadora general de la CEDH, Mónica González Pasillas, quien atendió al diputado, coincidió en que el testimonio del legislador aportaba pruebas suficientes para iniciar una investigación complementaria al expediente que arrojó la recomendación no. 181/2009.

Su excusa para alegar que no dieron con los autores intelectuales desde un inicio, fue que el quejoso, Julio Figueroa Medina, no lo requirió así. “No los presentó el señor Julio Figueroa, ahorita ya tenemos mas elementos se iniciará una nueva investigación, complementaria”, aseguró.

“(Adolfo Ortega Osorio) en lugar de quedarse sentadito para esperar la foto debió haber salido, (pero) era más importante estar oyendo el elogio del gobernador para él, que salir a hacer respetar los derechos humanos, esa omisión tiene responsabilidad” Diputado Marco Antonio León Hernández.

González Pasillas no supo decir cuando solicitarían la comparecencia de los funcionarios de primer nivel que el diputado requirió, pues dijo que antes tendría que consultarlo con su jefe el presidente de la CEDH, Adolfo Ortega Osorio, a quien también se acusa de ser omiso en los hechos.

No obstante, agregó que en dado caso también podrían iniciar una nueva investigación: “Sí se puede iniciar una nueva investigación por estos hechos discriminatorios y violatorios de derechos humanos, como lo refiere el diputado y esto será a la brevedad posible”, afirmó la visitadora.

Al término de la comparecencia varios reporteros solicitaron entrevistar al Ombudsman, pero se informó que no estaba. El propio diputado le marcó a su teléfono personal sin obtener respuesta.

Sin embargo, cuando el diputado ya se retiraba Adolfo Ortega Osorio salió de su oficina para despedirse.

Ante la pregunta de reporteros se limitó a contestar que no conocía la información, que podían consultar los datos en su informe o que no recordaba lo que le preguntaba.

No obstante, cuando le expusieron que el legislador Marco Antonio calificó como una tontería pensar que los policías actuaron de mutuo propio, el ombudsman reviró: “La comisión hace su investigación profesional, no hablamos de supuestos, no hablamos de rumores, no hablamos de tonterías, simplemente lo que nos arroja la investigación con pruebas evidentes, contundentes y que nosotros pudiéramos demostrar es lo que se hace el señalamiento”.

Unas horas después, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, giró un comunicado en el que dio a conocer que el testimonio del diputado Marco Antonio León Hernández, no aportaba elementos que modificaran la resolución a la que llegó la CEDH en su recomendación 181/2009, contrario a lo que había dicho con anterioridad la visitadora, Mónica González Pasillas.

“No se aprecia que éste aporte nuevas evidencias a la investigación del expediente citado, que permitan modificar el sentido de la resolución emitida por este organismo el 6 de marzo del presente año”, informó el organismo.

Es decir que la CEDH insiste en que no hay responsables intelectuales, sino solamente materiales y por lo tanto no es necesario investigar la responsabilidad de ningún funcionario de primer nivel y tampoco citarlos a comparecer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios

  1. Eric, me parece lamentable que – por no sé qué razones – terminen pervirtiendo al periodismo de esta manera. Lee el primer párrafo de tu nota:
    “La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Querétaro (CEDHQ) se niega a investigar a los autores intelectuales que ordenaron la agresión al ciudadano Julio Figueroa…”
    O no saben (sabes) escribir, o lo que este párrafo dice es que hubo autores intelectuales que ordenaron la agresión…¿te consta?, ¿le consta a alguien en tu periódico? ¿hay un solo indicio de que hubieron autores intelectuales? Yo sé que todos ustedes quieren ver un nuevo tlatelolco en cada acto en el que servidores públicos -evidentemente mal capacitados – hacen un uso excesivo de la violencia…pero la mayoría de las veces es la torpeza de los elementos más que una órden desde arriba lo que está detrás.
    En fin. Tu nota se sostiene en hipótesis que manejas como verdades, tu redacción es tendenciosa y mediocre. ¿qué pasó con el trabajo de investigación que caracterizaba a este periódico? ¿sólo porque a MALH le parece una tontería decir que no hay autores intelectuales, libertad de palabra le va a dar cova? ¿qué pruebas tiene? No vio nada más que lo que vieron todos…Alguna vez te escuché decir que los reporteros dejan de hacer su trabajo cuando se dedican a pasar mensajes entre políticos…no estás haciendo otra cosa.

    Lástima

  2. Luis, me da gusto que haya gente como tú que se preocupe por el buen hacer del periodismo en Querétaro. Ojalá también te preocupara en la misma magnitud el acto de censura ocurrido en el Teatro de la República. Un agravio no solamente para Julio Figueroa Medina, sino para la Libertad de Expresión.
    Efectivamente, el diputado Marco Antonio León, sostiene que se debe investigar quienes fueron los autores intelectuales de tan lamentables hechos.
    Sin embargo, no es esto lo que nos lleva a afirmar que hay autores intelectuales y que la Comisión Estatal de Derechos Humanos se niega a investigar quienes son, sino algunos otros hechos ocurridos ese día y algunos posteriores.
    De entrada te diría que es ingenuo pensar que un policía se aviente el “torito” de expulsar a un ciudadano de un recinto público, sino es que tiene una orden ¿No crees?
    Pero además de creer eso o no, te comento que yo estuve ahí cuando dos agentes cuando llevaban a rastras a Julio. Traté de grabarlo pero un tercer “guarura” me impidió hacerlo. (Tengo el video donde se ve como avanza hasta mí e impide que grabe lo que está pasando).
    Sumado a esto Luis, presentamos un video donde se ve no solamente a 2 o 4 policías que participaron en esos hechos, en realidad se ven a 8 que reaccionan para expulsar al ciudadano. Yo estuve ahí y estaban muy bien coordinados. (Algunos con sistemas de radio comunicación y teléfonos).
    Si prestas atención al video que subimos en esta página, te darás cuenta que no demuestran estar nerviosos o torpeza en su actuar, no.
    Más bien se les mira que fueron muy competentes para echar al ciudadano a la calle y huir apenas llegan los reporteros de los medios de comunicación. (Eso no lo sabe la CEDH, porque su presidente ni siquiera quiso salir a ver qué sucedía. Dice que le avisó a una visitadora, pero yo ni siquiera vi que hubiera personal del organismo en el lugar).
    Después de estos hechos Luis, salieron dos diputadas para invitar al ciudadano a ingresar nuevamente al Teatro de la República. Cuando intentaron hacerlo el mismo personal de seguridad y algunos otros elementos, les negaron la entrada. Hablaban por teléfono con “alguien” que finalmente les dio la instrucción para que entraran las diputadas pero no Julio. (A estas diputadas ya no se les requirió en la CEDH para que dieran su testimonio)
    Añade a esto que el propio Julio Figueroa ha narrado que desde un inicio lo estuvieron acosando y lo llevaron hasta la parte más alta del reciento, el último palco y no le quitaron los ojos de encima. (Lo tenían vigilado).
    El propio diputado Marco Antonio León, acudió a la CEDH para pedir investigar a los autores intelectuales, pues a él por poco lo golpean los policías por tratar de ayudar a Julio Figueroa a ingresar al Teatro de la República. Hasta pidió que la CEDH solicitara la lista negra de los ciudadanos a los que se prohibió entrar al informe del gobernador.
    ¿Crees en verdad que esto pudo ocurrir por que a 2 o 4 policías se les ocurrió actuar así todo el tiempo?
    Respeto a cabalidad tu opinión y te expongo mis puntos de vista. Incluso, acepto que podría equivocarme al escribir que hay autores intelectuales a los que no se investiga, basado en estos hechos y por supuesto en el testimonio del diputado Marco Antonio León, porque soy humano.
    Lamentablemente Luis, no lo sabremos porque la CEDH se niega a investigar si quiera si hubo autores intelectuales. A su presidente y a quienes trabajan ahí, les bastó creer lo que los policías les dijeron y tan tán.
    Nos dieron una recomendación “al vapor” que se ha convertido en la más rápida de la historia de la CEDH, según dijo a los medios la propia visitadora general del organismo. Una recomendación ridícula, en palabras de León Hernández.
    Sobre las descalificaciones a mí trabajo Luis, no creo que sea relevante contestarte.
    Mejor te invito a que sigas visitando Libertad de Palabra.
    Eric

  3. Muchas gracias, Eric, por leerme y por darte el tiempo de contestar.
    Creo que tienes más información de la que se está publicando, más datos, más hechos periodísticamente relevantes. Esto por lo de los materiales de video a los que haces referencia (además del que ya tienes en la página).
    Creo que el tema central debiera ser, precisamente, ese: los hechos, el fruto del trabajo periodístico, la evidencia de que – de entrada – se vulneró tu derecho a ejercer tu función como reportero.
    Sigo sin ver más indicios de autoría intelectual que de que se hubieran echado el torito. En todo caso, un güey al que le dicen “Rocky” por su fama de agarrarse a golpes, sin duda se echaría el torito.
    En fin, la pregunta que planteo es ¿luego qué? Si la cedh no lo va a hacer, por ineptitud, por complicidad o por lo que sea, ¿qué sigue?
    Y si digo todo esto es – contrario a lo que piensas – porque me preocupa lo sucedido ahí y en otros momentos, y creo que la crítica simplona (no la tuya, sino la de MALH), infundada, no abona a hacer justicia, sino todo lo contrario: vuelve el tema un asunto de “quejumbrosos” y lo mismo políticos que la opinión pública en general tiende a perder interés por el asunto…Si MALH tiene evidencia, si acusa y acusa que va a denunciar a a, b, c y d, al procu, al ombudsman, al secretario de gobierno, ¿por qué no lo hace?
    Por eso aquí nunca pasa nada, porque gobierno y oposición se interesan sólo por el espectáculo mediático, que – lo tienen bien sabido – termina con cada nueva edición del periódico o revista…las instancias jurisdiccionales sacan polvo.

    Felicidades, Eric, por tu trabajo. Las notas,creo, debieran ser hechos…”la cedh encubre a jefes policíacos” no es un hecho…hay muchos hechos a los que haces referencia y que pudieran constituir notas sólidas…quizá fue una cuestión del fraseo, nada más.

    Seguimos aquí

  4. Luis:
    Toda la información que comenté se había publicado, con excepción del video donde un tercer “guarura” impide que yo filme cuando arrastran a Julio, lo que en mi punto de vista evidencia que existía cierta conciencia de que hacían algo que no estaba bien.
    Considero que tomas el caso muy a la ligera, al atribuir que un tipo, por su apodo, decidió impedirle el paso a Julio Figueroa al Teatro de la República, moverlo hasta el último palco del recinto, golpearlo y echarlo a la fuerza. En fin.
    El hecho es que para no dejar dudas creo que la CEDH debió investigar. Ese es el verdadero punto. Debe hacerlo, porque de lo contrario genera desconfianza y la institución pierde la credibilidad, que de por sí en mi punto de vista es poca de la que goza.
    Luis, el diputado León Hernández, quien por lo visto no te cae bien, acudió a la CEDH a solicitar formalmente la investigación sobre los autores intelectuales, ahí la Visitadora General le dio la razón (Yo tengo la grabación y está escrita una cita textual en la nota líneas arriba).
    Sin embargo, aún cuando la propia visitadora de la CEDH dijo que había elementos para iniciar una investigación complementaria o una investigación nueva, la CEDH envió un comunicado en el que dicen que no hay elementos. ¿Por fin, sí o no?
    Luis, esos son los hechos. La CEDH encubre a jefes policiacos, porque no investiga y con ello no permite que se sepa quienes ordenaron que Julio Figueroa no pasara al Teatro de la República aún cuando llevaba pase de prensa, no investiga quiénes ordenaron moverlo del área de prensa hasta el último palco y mantenerlo vigilado, quiénes ordenaron sacarlo a la fuerza del teatro de la república y quiénes impidieron que regresara al Teatro, aun cuando si dieron la orden para que pasaran las diputadas. No investiga la existencia de los autores intelectuales de este penoso caso.
    Te recomiendo leas también en esta edición el análisis que hace Bernardo Romero Vázquez, ex presidente de la CEDH, en cuanto a la omisión del organismo defensor de los Derechos Humanos, actualmente encabezado por el Ombudsman Adolfo Ortega Osorio:
    http://www.libertaddepalabra.com/2009/03/omision-de-la-cedh/
    Saludos
    Eric

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner