Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Las ganancias de la Crisis: ¿Para quién son los rescates?

| 9 marzo 2009 | En Pocas Palabras | 78 vistas | 2 comentarios

Nahum G. Hernández Bolaños

Las recurrentes crisis que ha protagonizado nuestro país, lejos de acumular experiencia gubernamental en su manejo, sí ha profesionalizado a un pequeño sector que mediante el chantaje, la especulación y el agandalle ha sabido sacar provecho.

No olvidemos las lamentables situaciones de corrupción del llamado Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) y las nefastas consecuencias para todos los mexicanos, secuelas que aún pagamos.

En 1995, el rescate bancario y de la planta productiva se volvió indispensable para contener los efectos de la crisis, lo que fue y es inaceptable es la forma de llevarse a cabo, porque se desató la rapiña y la corrupción a costa del pueblo.

Se presentaron entonces los auto-préstamos, las declaraciones en quiebra por cifras que rebasaban por mucho a las reales, las carteras vencidas alteradas, entre tantas otras irregularidades. Los beneficios de la crisis fueron grandes y los beneficiarios unos cuantos.

Foto: Especial

Foto: Especial

La más mínima lógica del libre mercado dicta que todo negocio (llámense, banco, empresa o industria), esta sujeto a las fuerzas de la oferta y la demanda, que su actividad le genera acumulación de ganancias.

En ese sentido, cuando se presenta una situación de crisis, esta lógica dice que la enfrenta, o debería de enfrentar: reduciendo el negocio, o tomado de sus ahorros, para continuar operando.

Pero no, cuando los grandes capitales enfrentan una crisis, ni se reducen, ni toman de sus ahorros, piden rescate, bajo el chantaje de la parálisis financiera, o en otras palabras: ellos siempre saltan con red y caen parados.

Bajo esta experiencia y ante la actual crisis no nos queda más que demandar una investigación a fondo sobre las personas, empresas o instituciones bancarias que compran dólares baratos de las reservas internacionales del Banco de México. Como es sabido, a partir del 8 de octubre del año pasado se ha subastado diariamente 400 millones de dólares ya sea mediante subasta o mediante la oferta directa a las instituciones bancarias, lo anterior para proveer liquidez en dólares al mercado de divisas en momentos en que los inversionistas foráneos deciden convertir sus recursos en dólares y, sobre todo, moverlos a otros países más “seguros”, esta descapitalización no representa otra cosa que la devaluación del peso frente al dólar, por lo que para compensar esta fuga el gobierno toma de sus reservas internacionales y los inyecta en el país compensatoriamente, no sólo para evitar que suba más el dólar, sino para proveer liquidez.

Así las cosas, es tiempo que la ciudadanía exija como pilar de la democracia el acceso a la información, a la claridad y la transparencia y tome cartas en el asunto solicitando no sólo esta información, sino exigiendo una investigación de los beneficiados de la intervención del Estado.

Es tiempo también de una legislación puntual en esta clase de delitos, hay que llamar a cuentas a especuladores y defraudadores que durante años han sacado provecho de las crisis, para ello se requieren de leyes más estrictas y precisas.

Caso particular lo representan también los abusos de los banqueros acostumbrados a la ausencia de límites, de responsabilidades y de rendición de cuentas, mismos que cobran comisiones e intereses por encima de los estándares internacionales, pero que por otra parte, no tienen ningún compromiso para otorgar créditos al sector productivo, mucho menos sensibilidad social ante la crisis que enfrenta el ciudadano de a pie, crisis de las que generalmente salen beneficiados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios

  1. BUEN ARTÍCULO,SALUDOS.

  2. El artículo nos llama a reflexionar sobre este importante tema. Las constantes crisis financieras y sus repercusiones sociales y económicas se quedan presentes por varias décadas. Sus principales efectos son originados por un manejo puramente especulativo, los únicos responsables son los rentistas y las autoridades financieras, personas que nunca rinden cuentas a la sociedad. ¿Hasta cuándo permitiremos estos crímenes financieros?

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner