Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Realmente Obama es muy salsa?

| 2 marzo 2009 | Desde Nuestra América | 54 vistas | comentarios

Oscar Wingartz Plata

El pasado 20 de enero presenciamos el cambio de gobierno en los Estados Unidos, un traspaso esperado, anhelado y deseado por millones de estadounidenses, y por un buen contingente a nivel mundial, sobre todo si tomamos en cuenta que el gobierno anterior fue literalmente un desastre en toda la extensión de la palabra, con un personaje que “gobernaba” casi “por intuición”, nos referimos a George W. Bush, continuador de la “lógica gobernante” del Partido Republicano, que entre otras cosas puso en auténtico jaque a su país y al mundo en su conjunto, por sus políticas erráticas, descabelladas y abusivas; sin el mínimo asomo de valoración ética, política, humanista y de respeto a la diplomacia internacional.

Esto, y más, fue el “gobierno” republicano del sujeto en cuestión, que dejó una cauda de problemas de una magnitud impresionante.

Barack Obama. Foto: Especial

Barack Obama. Foto: Especial

Con este traspaso de gobierno aparece en la escena político-social, una personalidad carismática, con “don” para las relaciones y el cabildeo político, negociador, y para muchos un “ave raris”, culto e inteligente para ser político. Un hombre negro con una historia particular, educado en dos de las mejores universidades de Estados Unidos, una de ellas, Harvard.

Esto de entrada le da una connotación muy precisa. Comento esto, porque, “normalmente” al político las “credenciales académicas” poco le interesan, e incluso, le incomodan por considerarlas “ociosas”, y hasta cierto punto perniciosas.

Este personaje es el senador por Illinois, Joseph Barack Hussein Obama que tiene en sus haberes el haber sido criado por su abuela materna, que tuvo una influencia decisiva hasta el día de su muerte en su formación.

Esto puede parecer irrelevante, pero, si lo vemos con más precisión, su abuela fue la que le infundió una serie de valores que a la larga lo llevaría asumir su “norteamericanidad” en pleno. En este sentido, no hay que olvidar que, es hijo de keniano y madre norteamericana.

Pero el asunto que deseo resaltar es en qué momento y bajo qué condiciones llega a la presidencia de la república, llega en términos muy concretos, en una coyuntura nada deseable, entre otros aspectos, con un país colapsado por una economía en recesión, con una déficit impresionante, con una posición internacional en extremo debilitada, ante un panorama social de polarización que se muestra en diversos niveles, y para completar el cuadro, con una concepción de gobierno y de estado imperial, de la cual él mismo no se ha podido desprender.

¿Qué quiere decir esto? Por más que desee proponer una “nueva América”, esa América pasa por lo que el norteamericano medio ve y entiende, el de ver a su país como “guía, conductor y regulador” del mundo.

Bajo esta perspectiva el asunto se nos pone muy complejo, nos sólo a nivel regional, sino, mundial. El mismo Immanuel Wallerstein, eminente sociólogo norteamericano lo ha dicho de manera muy clara: “El problema de Obama es que no ha renunciado al anterior e inflado lenguaje de potencia hegemónica”.

Si efectivamente Obama quisiera “cambiar las reglas del juego”, lo primero de debe hacer es modificar radicalmente esa concepción de considerarse “guías y conductores” de la humanidad, que dicho sea de paso, nadie les ha pedido que asuman “tan ilustre cargo”.

Por esto se abre la pregunta que propongo al inicio de este artículo, que no es una irreverencia o una falta de respeto. Es decir, el inicio de esta presidencia regida por el presidente afroamericano, no va hacer nada sencilla, y puede ser muy complicada su conducción, sólo, y a manera de ejemplo, se puede proponer lo siguiente.

El problema más evidente y acuciante es: sacar a su país de la crisis y la recesión en el “menor tiempo posible”, lo que se antoja como francamente ilusorio, sobre todo, por la profundidad de la misma, que ni ellos mismos la había calculado con precisión. Eso por un lado.

Por otro, está la relación que debe establecer con “sus vecinos” más próximos nuestra América, una relación que “históricamente” ha sido la del “amo y el esclavo” en sentido metafórico y no tan metafórico. En este punto, sólo es cuestión de hacer un “recorrido mínimo” por esta historia que, en términos muy concretos se inicia con el famoso “decreto imperial” del Destino Manifiesto en el siglo XIX, y se ha continuado a través de más de 150 años. Con esto elementos podemos ir marcando los tonos, los niveles y los alcances que puede tener este gobierno de cara a nuestro contexto.

Dentro de este complejo panorama está la relación con “su vecino” más inmediato, México, con el cual “las relaciones” ha sido oscilantes, contradictorias, antagónicas, y en ciertos momentos, explosivas. Porque sería ingenuo, cándido, ilusorio, y hasta, “angelical” que las cosas van a cambiar sustancialmente, e incluso, vertiginosamente con la nueva administración norteamericana.

Hay que ser claros, ese gobierno tiene “tatuado en su mente el guión a seguir” en sus relaciones internacionales, y eso no va a cambiar por tener “nuevo personaje” en la Casa Blanca, por esto, pensar que el gobierno de Obama va a poner en marcha “grandes transformaciones en el orden internacional”, creo es esperar demasiado y de forma desmesurada.

Porque no es gratuito, ni una cuestión del azar que el actual sistema-mundo como lo llama Wallerstein esté confeccionado como está, es decir, este sistema tiene como premisa básica, dicho de manera alegórica: “el más fuerte sigue siendo el más fuerte”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner