Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El doble y hasta triple discurso de una Secretaria de Estado

| 6 abril 2009 | Desde Nuestra América | 123 vistas | comentarios

En estas reflexiones una pregunta obligada es: ¿por qué tanto interés en la actual coyuntura mexicana por parte del gobierno de Obama? Esta, como muchas otras, no son “casualidades”.

Oscar Wingartz Plata*

Este mes de marzo, concretamente, el 26 y 27 estuvo en México la flamante Secretaria de Estado del gobierno norteamericano, la senadora Hillary Clinton. Su visita estuvo enmarcada por una serie de acontecimientos que últimamente se han dado en nuestro entorno, uno de ellos, el que está “en boga”, la violencia galopante por efecto del narcotráfico y la delincuencia. Esto en sí mismo, “parece” no tener ninguna novedad. “Lo novedoso”, si se puede llamar de esa forma, fueron los tonos y la manera en que la senadora articuló en la visita a nuestro país.

En este orden, no tiene nada de asombroso lo que dijo, es decir, más de lo mismo. El asunto que quiero comentar con mayor detalle, es “el discurso norteamericano” en boca de una Secretaria de Estado, por eso, el título de este artículo. Se debe decir de entrada que, normalmente los sucesivos gobiernos norteamericanos tienen “visiones sui generis” de sus vecinos, cuando digo vecinos, me refiero a México y nuestra América. Esto está en íntima conexión con la “relación” que históricamente han mantenido con la llamada América Latina.

Hillary Clinton. Foto: Especial

Hillary Clinton. Foto: Especial

Esta relación nunca ha sido simétrica, es decir, ha sido una relación totalmente asimétrica, la del fuerte versus el débil, como jugar “al gato y al ratón”.

Desde que Estados Unidos se constituyó en potencia hegemónica al final del siglo XIX, se reiteró tal asimetría, entre otros datos, la ocupación de Cuba, el despojo de Puerto Rico, así como las reiteradas ocupaciones a nuestra pequeñas y débiles repúblicas centroamericanas, la más famosa, Nicaragua, con un sujeto abusivo y siniestro, William Walker, que entre otra de sus “ocurrencias”, reinstauró la esclavitud en territorio nicaragüense. De ahí a nuestros días, esa relación ha sido como se ha mencionado, una actuación tras otra bajo el mismo tono.

Por ello, se puede afirmar que “estas relaciones” y sus respectivas visitas se inscriben dentro de una “lógica” que ha llevado como signo fundamental la dominación, el chantaje, la intimidación y la nula consideración jurídica en el nivel internacional.

Esto también quiere decir que, según el contexto y la coyuntura, así también “se mueven” las visitas. Se debe decir con toda pertinencia que no se pretende simplificar o ser simplista en esta reflexión, lo que se desea es hacer ver el alcance de estos dichos y posiciones por parte de un gobierno que es ajeno a nuestros procesos.

A manera de ejemplo, se puede proponer lo siguiente: la senadora afirmó en conferencia de prensa con la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, que “los intereses de Estados Unidos son los intereses de México”, esto hay que decirlo con absoluta claridad, no. Sus intereses van en una dirección muy distinta a los nuestros. No se puede aceptar una afirmación de este nivel, porque, es desconocer “olímpicamente” todo lo que hemos sido y hemos representando para el gobierno norteamericano.

Más adelante afirmó que: “si se hunde México, se hunde Estados Unidos”, también hay que decirlo de manera enfática, no. ¿Por qué? Porque, el ciclo histórico seguido por ese gobierno, no es el ciclo histórico de nuestra América. No hay que perder de vista que somos economías totalmente diferencias, al decir esto, se está afirmando que hay un abismo entre lo que les sucede a ellos y lo que nos pueda suceder a nosotros.

Otro dato de este discurso es, la incoherencia, la simulación y la falta de sensibilidad por parte de la Secretaria de Estado. Para nadie es un misterio que Estados Unidos ha sido un gobierno en extremo prepotente y arrogante con propios y extraños, esto le da un contenido específico a “sus nexos internacionales”.

Si ponemos en la balanza “las actuaciones” de ese gobierno el saldo es muy cuestionable, y harto dudoso, como para aceptar sin más, las afirmaciones de la senadora. En este sentido, hay que decir que, reiteradamente, hemos tenido que soportar esa arrogancia y esa displicencia en el trato como país y como continente.

En estas reflexiones una pregunta obligada es: ¿por qué tanto interés en la actual coyuntura mexicana por parte del gobierno de Obama? Esta, como muchas otras, no son “casualidades”.

Adelantando una idea, se puede decir, la posible inestabilidad social en México “puede significar un problema” para ese gobierno. Es decir, se quieren “cubrir la espalda” en caso de inestabilidad. Son cosas que no se dicen, pero son evidentes. Esto genera estos dobles y triples discursos que nos hacen ver como “peones de un juego ajeno” y como “menores de edad carentes de decisiones propias”.

Un problema, entre otros tantos, que tiene el recién inaugurado gobierno en Estados Unidos es sus relaciones con Latinoamérica que las “ubica” de forma “oblicua” por los elementos que se han aportado. Aquí se puede decir, la manera en que refieren a Venezuela nos deja ver de cuerpo entero, el desconocimiento y la poca disposición por cambiar “esas visiones”. Es aquí donde se inscriben estas reflexiones.

Es tiempo de que cambien los discursos, los tonos, las formas del gobierno norteamericano hacia nuestro continente. Las relaciones imperiales y coloniales han pasado, o más bien, queremos que se han suprimidas definitivamente.

La visión estratégica, y con ella, su carácter intimidatorio, excluyente e insensible no pueden ser el signo de este milenio y esta coyuntura histórica. Debemos exigir respeto, claridad y apertura para discutir nuestros problemas en un plano de igualdad, no como súbditos o vasallos.

*Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Profesor-investigador en la Facultad de Filosofía de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner