Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El año de la peste o Apocalipsis now reloaded

| 4 mayo 2009 | Atmósfera mediática | 130 vistas | comentarios
La tragedia vende, está visto.

La tragedia vende, está visto.

José Luis Alvarez Hidalgo

Dentro de muy poco tiempo este año, 2009, será recordado como el año de la peste. Una inquietante atmósfera nos envuelve, tal parece que el estado de emergencia en que vivimos impele a las autoridades a dictar una serie de normas de seguridad que modifican drásticamente el modo como ahora nos relacionamos y comunicamos los miembros de nuestra sociedad; y aunque en los hechos no haya sido así, se grita a los cuatro vientos que todo comenzó en México.

Si nos expresáramos en el tono destemplado en que lo hacen los medios de comunicación, con la estridencia y el alarmismo que les caracteriza en situaciones de crisis podríamos afirmar que el apocalipsis comenzó en México, el fin de la raza humana cuando sólo sobrevivan en la faz de la tierra las invencibles cucarachas, según lo ha profetizado García Márquez en alguno de sus relatos, dio inicio en tierra azteca. Seremos los máximos responsables del cataclismo final.

Los cuatro jinetes del apocalipsis entonan su himno de muerte de las ruinas de la gran Tenochtitlan.

Debo disculparme por los excesos de mi prosa, los afanes sarcásticos y la necesidad de hacer escarnio sobre o que nos está sucediendo, liberan la imaginación de un modo peligroso, pero catártico. Los medios de comunicación han hecho lo propio, con voz destemplada y estridente informan a las grandes audiencias de los posibles efectos perniciosos del virus de la influenza porcina.

Primer error, llamarle porcina es una agravante inmerecida, debido a que el virus no lo transmiten los inocentes cerditos, tuvo una mutación que ahora lo convierte en humano, y por lo pronto ya le dieron en la madre a toda la industria cárnica porcina y de paso la imagen de los inefables marranos se va al hoyo como inmisericordes asesinos de masas.

¿Porqué nuestras gloriosas autoridades no actuaron a tiempo para contrarrestar el virus cuando ya se tenía previsto según estudios que se han estado realizando desde hace varios años? Por lo pronto, los medios masivos de comunicación y los comunicados alarmistas de las autoridades han creado una psicosis colectiva de proporciones mayúsculas que nos obliga a replantear nuestro modo de comportarnos y de asumir nuevas pautas comunicativas como si se viviese en un estado de sitio y los efectos de esto pueden conducirnos a un clima permanente de desconfianza y de fragmentación de las relaciones humanas. ¿Alguien se lo ha preguntado?

A la par, entramos en una nueva y aun más peligrosa espiral de la crisis económica que todavía nos agobia y que dentro de muy poco tiempo nos pondrá la soga al cuello. La fase 5 de esta emergencia ha obligado a la cancelación de eventos masivos, a la suspensión de clases, al cierre de diversos establecimientos comerciales y de todos los restaurantes del DF y del estado de México (¡450 mil empleados están ahora sin chamba!), a la suspensión de bodas, quince años, bautizos, fiestas privadas y familiares, con todas las implicaciones sociales y económicas de todo esto.

La crisis va en aumento y tal parece que los medios de comunicación se regocijan del estado de sitio al que nos tienen confinados. La tragedia vende, está visto. La estridencia informativa está en su apogeo y los radioescuchas y televidentes sólo atinan a mirarse fijamente en ese espejo deformante, atolondrándose hasta llegar al estupor. Entonces se inmovilizan, callan y obedecen como inocentes corderitos que son llevados de la mano directo al matadero, listos para ser merendados convertidos en deliciosas carnitas de cerdo. ¡Bon apetit!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner