Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Días de lucha

| 29 junio 2009 | Editorial | 35 vistas | 1 comentario

Con la presente edición llegamos al número 100 de Libertad de Palabra. Un número simbólico después de 3 años y medio de no parar de pedalear, pese a las vicisitudes que hemos enfrentado.

La tarea no ha sido fácil, sobre todo por nuestra necedad de no aceptar servir a ningún interés ajeno al de nuestros lectores, que han sido la prioridad en Libertad de Palabra.

En cada número no hemos dejado de tratar de ofrecer una propuesta diferente de información. Quizás algunas veces lo hemos conseguido y quizás otras veces no, pero el intento se ha hecho.

Sin embargo, la satisfacción ha sido muy grande, porque hemos experimentado las ventajas y las consecuencias de hacer un periodismo libre en un Estado donde eso es intolerable.

Libertad de Palabra

Libertad de Palabra

La satisfacción de poder decir lo que en otros medios no se puede y la triste realidad de vivir las consecuencias, sobre todo económicas, de informar sin ningún compromiso.

Aquí no callamos las sospechas de corrupción del gobierno panista, tampoco nos vamos de “cuernos” con ese cuento de que el PRI ya es otro, y menos ocultamos las broncas perredistas.

Tampoco hacemos periodismo pensando nada más en que llegue la quincena y menos con la visión de muchos que lo usan como un burdo negocio.

Lo único que nos mueve, como siempre lo hemos dicho, es el compromiso social de servir a la ciudadanía y tratar de ganarnos la credibilidad de nuestros lectores.

Agradecemos todo el apoyo que hemos recibido de nuestros colaboradores que de manera desinteresada no han dejado de apoyarnos.

También estamos muy contentos por la confianza de todos nuestros anunciantes que han apostado a invertir en una opción comercial como lo es Libertad de Palabra.

Pero sobretodo, agradecemos a todos nuestros lectores que leen Libertad de Palabra en su edición impresa y en su edición electrónica todos los lunes.

En su versión electrónica hemos superado las 40 mil visitas mensuales y en la versión impresa hemos ampliado nuestra distribución en distintos puntos propios.

En estos 3 años y medio (3 como periódico catorcenal y ahora 6 meses como semanal), el proyecto apenas empieza a agarrar la fuerza suficiente para consolidarse.

Estamos consientes de que los retos son muchos y que lo mejor y lo más complicado está por venir, en todos los aspectos. Eso nos emociona.

La lucha la vamos a dar, pero no sólo depende de nosotros, sino de todos los que de alguna manera han hecho posible que Libertad de Palabra continúe hasta estos días.

Gracias también a todos los que nos han permitido crecer con sus críticas y gracias a todos aquellos que nos han apoyado para poder corregir nuestros errores.

Aprovechamos para recordar al periodista Ezequiel Martínez Ángeles y su notable ejemplo para mantener un espacio radiofónico que se distinguí por la confianza y credibilidad de la que gozaba.

Desde aquí nuestra solidaridad para doña Irma y su familia por tan sensible pérdida en el periodismo queretano. Se nos adelantó Ezequiel. Descanse en Paz.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. En hora buena estos 100, nosotros decimos ni un minuto de silencio mas, si no toda una era levantando la voz.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner