Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El voto blanco o vámonos con Pancho Villa

| 8 junio 2009 | Atmósfera mediática | 293 vistas | 1 comentario
en la campaña de medios electrónicos de Pepe Calzada “el amigo de todos” (cualquier semejanza con el “Tío Gamboín” es mera coincidencia), se menciona casi al final una idea que raya en el patetismo y en la estupidez absoluta

En la campaña de medios electrónicos de Pepe Calzada “el amigo de todos” (cualquier semejanza con el “Tío Gamboín” es mera coincidencia), se menciona casi al final una idea que raya en el patetismo y en la estupidez absoluta. Foto: Especial.

José Luis Alvarez Hidalgo

Desde hace algunos meses ha comenzado un insistente bombardeo mediático a favor de promover el denominado voto blanco –que no es lo mismo que la anulación del voto dicen los que saben, si acaso saben, y que consiste en depositar el sufragio sin haber cruzado la boleta.

¿Cuál es la motivación intrínseca de toda esta campaña? Según sus promotores se trata de participar en un movimiento de protesta a escala nacional (tal y como ha sucedido en otros países, dicen sus promotores) para decir basta el sistema de partidos y a la democracia electoral que priva en nuestro país, y a la vez expresar nuestro desacuerdo con los partidos políticos y los modos que poseen para elegir a sus candidatos (¡y el tipo de candidatos que eligen!).

En el fondo de las cosas está el deseo de manifestar, en forma masiva y organizada, el repudio absoluto al modo de ejercer la política actual, a las decisiones de gobierno en todos los niveles, protestar por los constantes actos de corrupción y el reino de la impunidad que señorea en todo el país. Y, finalmente, exigir que se cambien las reglas, no sólo en los procesos electorales, sino en todas las facetas con las que se legisla, se aplica la justicia y se gobierna este México lindo y querido.

Me parece que se trata de una forma legítima de protesta y que, en buena medida, obligaría al actual régimen y a todo el aparato legislativo, a reformar el sistema de partidos y los modos tradicionales de ejercer la política y la aplicación de la justicia en México. Hace falta en insistir en los porqués de dicho movimiento, que además se ha autodenominado “La evolución mexicana” (frase de la cual se extirpó la R, de Revolución, lo cual también da lugar a justificadas sospechas), y al cual pertenecen ciertos personajes de dudosos orígenes políticos, como un primo del espurio Felipe calderón, un distinguido líder del movimiento de pirrurris derechistas del grupo “Iluminemos México”, amén de varios más de dudosa reputación.

No lo cuestiono apriorísticamente, sólo estoy tratando de ubicar el fenómeno en su justa dimensión. Cabe destacar que un movimiento social de esta naturaleza, en caso de que cuaje con todas las de la ley, sería totalmente inusitado y revelaría muchísimas posibilidades de que las cosas realmente puedan cambiar en este país; esto sólo podría tener validez como movimiento político genuino, si existe un mínimo ingrediente básico: conciencia social y política.

En los medios de comunicación tradicionales de esto no se habla. Los noticiarios de todas las estaciones de radio y televisión omiten hablar sobre el tema; la propaganda oficial del IFE y la estatal del IEQ, por el contrario, emiten sin ton ni son, mensajes insulsos y desflemados para llamar a votar al electorado este 5 de julio.

Nadie se la cree, a nadie le interesa realmente participar en el proceso electoral, ni como funcionario de casilla, ni como votante; sólo a los candidatos de todos los partidos se les llena la boca de palabrería vana y chocante incitando a votar por ellos, con mensajes diseñados por retrasados mentales y que rayan en la obscenidad y en la ridiculez.

Para muestra una perla negra japonesa: en la campaña de medios electrónicos de Pepe Calzada “el amigo de todos” (cualquier semejanza con el “Tío Gamboín” es mera coincidencia), se menciona casi al final una idea que raya en el patetismo y en la estupidez absoluta: “(…) porque sólo los queretanos tenemos sentimientos que nacen de lo más profundo de nuestro ser, y Pepe Calzada es queretano (…)” Nuevamente el valor de la queretaneidad elevado a la máxima potencia para tratar de hacer creer, a un electorado que suponen imbécil, ( y que representa una grave falta de respeto) que sólo los nacidos en estas tierras de Dios, tiene “sentimientos profundos”.

¿Y así quieren que vayamos a votar este 5 de julio? Qué asco. Volveremos con más…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. Me ha encantado “el voto blanco o vamosnos con Pancho Villa” de Josè Luis Alvarez. Por fin me identifico con alguien.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner