Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Estamos en el umbral de un colapso electoral?

| 22 junio 2009 | Atmósfera mediática | 94 vistas | comentarios

(o los siete magníficos no tienen perro que les ladre)

José Luis Alvarez Hidalgo

Hace varios días tuvimos la oportunidad de presenciar el seudo debate entre los siete magníficos que compiten electoralmente por la gubernatura del estado y que fueron convocados por el IEQ para tan bochornoso menester.

Después del suceso, uno sólo atina a preguntarse lo siguiente: ¿realmente los candidotes querían debatir entre sí o sólo quisieron aprovechar el aparador mediático para dejarse ver en la televisión (que por cierto muy pocos vieron) y esgrimir las insustanciales propuestas que trae cada uno? Este fue el triste resultado de lo que se proclamó en todos los medios como el acontecimiento electoral de este proceso.

¿Sabe usted, amable lector, el costo que tiene la publicación de planas completas a color en las páginas 2 y 3, en tiempos electorales y que se pagan con dinero público? Mejor ni me pregunte porque no me lo va a creer.

¿Sabe usted, amable lector, el costo que tiene la publicación de planas completas a color en las páginas 2 y 3, en tiempos electorales y que se pagan con dinero público? Mejor ni me pregunte porque no me lo va a creer.

No sólo se trató de una exposición trillada, aletargada y de bostezo prolongado, sino que estuvo desflemada (o deshuevada, para entendernos mejor), ya que ni la aguerrida militancia de las izquierdas tradicionales, PRD, PT y Convergencia, utilizaron los recursos retóricos e incendiarios que les caracterizan para poner contra las cuerdas a sus contrincantes, en especial al partido gobernante, que se puso de a pechito con la endeble y grisácea, a más no poder, participación de su candidato, el ex edil municipal.

La única ofensiva rescatable la encabezó el candidato priísta, José Calzada, y ni siquiera se fue hasta el fondo de las cosas, se quedó en una llamarada de petate que no tuvo mayores repercusiones en el dizque debate.

Según los titulares de los diarios locales, en dicho evento se privilegio “un debate civilizado”, solamente el AM de Querétaro señaló que se trató de un debate… light, pero sólo le dedicó un par de notas brevísimas al suceso (fieles a su estilo light de informar) en su primera plana y párale de contar, además de no firmar la nota y estipularla como de la redacción; en el Diario de Querétaro, la cobertura a cargo de Lorena Alcalá fue en un tono ecuánime y con una extensión más o menos amplia, pero sin profundizar en el asunto; el colmo fue la cobertura del diario Noticias a cargo de Luis del Toro quien fue el único que se creyó el cuento de que se trató de un verdadero debate y para muestra hizo la reseña más completa de las propuestas de los candidatos, pero nunca se atrevió a desenmascarar el fraude y la tomadura de pelo que significó el multicitado encuentro.

Lo verdaderamente escandaloso del asunto es dar cuenta, un vez más, del lucro descarado y vergonzante que realiza la prensa escrita local con la cobertura “informativa” del proceso electoral.

El AM de Querétaro, luego de su “extensa” cobertura en primera plana, tiene la desfachatez de publicar en las pags. 2 y 3 (¡Las páginas más importante de un periódico!), planas completas del PAN y del PRI, respectivamente: en la primera se publica la evolución en los sondeos de opinión que ha tenido el PAN y el grado de ventaja que lleva sobre su principal adversario; en la siguiente vemos la gigantesca fotografía a todo color de un sonriente José Calzada, autoproclamándose ganador del susodicho debate.

¿Sabe usted, amable lector, el costo que tiene la publicación de planas completas a color en las páginas 2 y 3, en tiempos electorales y que se pagan con dinero público? Mejor ni me pregunte porque no me lo va a creer, y más se va a indignar si le digo que la mayor parte de la información publicada en estos diarios y en toda la región, es información pagada.

De allí el hecho que todas las notas sobre los candidatos sean laudatorias, de que no exista el menor esbozo de crítica y que las columnas de opinión de los editorialistas locales, no digan esta boca es mía.

El problema de fondo es que la nueva Ley Electoral no contempla medidas regulatorias para los medios impresos y entonces éstos se sirven con la cuchara grande al ganar grandes carretadas de dinero que proviene de nuestros impuestos.

Este el bochornoso circo de la información en el que estamos inmersos, es el carnaval de la mentira y la gran simulación. ¿Acaso se nos proveen de elementos de análisis para razonar nuestro voto? Todo es basura mercadotécnica y politiquería de ínfimo nivel. Y usted… ¿por quién va a votar este 5 de julio?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner