Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La tragicomedia del voto nulo (Segunda y Última Parte)

| 22 junio 2009 | En Pocas Palabras | 61 vistas | comentarios

Nahum G. Hernández Bolaños

Toda protesta, más allá de su entendible origen, si pretende serlo como tal, implica la construcción aunque sea ligera de una alternativa, de una propuesta.

Y ya exponía en la primera parte de esta columna, que quienes impulsan y quienes creen en el voto nulo, se conforman con decirnos que es una protesta contra los políticos, contra los partidos y contra todo el sistema democrático, el hartazgo es entendible, sin embargo, recordemos que el desahogo de anular el voto es pasajero, la propuesta permanece, y es esa la que no aparece por ningún lado, aquella que nos diga ¿cómo se va a cambiar todo lo que se pretende?, ¿con qué otro modelo sustituiremos el actual?, ¿quiénes lo realizarán?, ¿dónde está la enorme organización que esto supone?.

Insisto en esto, porque no me parece ético ni moral lucrar con el disgusto de la gente, que repito, es muy entendible. Quienes lanzan esta campaña, como los políticos a los que pretenden repudiar, en el fondo prometen (sin propuesta) un cambio de la noche a la mañana, y esto es lejano a la realidad.

La esperanza del cambio adquiere ahora una nueva forma, pero ahora por la vía opuesta. Vender esta idea, esta nueva ilusión, es inmoral, como inmoral es prometer lo que no se va a cumplir. De lo contrario, el repudio por el repudio mismo, no tendía mayor impacto, ni sentido, que no sea el desahogo personal.

Inmoral e insultante el oportunismo de quienes conociendo el disgusto de la gente hoy se lanzan por anular el voto, tratando de llevar agua a su molino, con qué calidad moral algunos famosos comunicadores promueven anular el voto cuando toda su vida han servido a los intereses de sus patrones y a los patrones de sus patrones, pactando con los núcleos de poder, revisando su discurso surge inmediatamente el resabio de los disgustados con la Reforma Electoral del año pasado, quienes vieron afectados sus intereses económicos y ahora buscan hacer válido todo su poder.

Si algo saben ejercer los gigantes de la comunicación es este país son dos cosas: su poder de alianza y su poder de chantaje, hoy actúan mediante el segundo, dejando clara su capacidad para deslegitimar a quienes limitaron su negocio, para poder volver a aliarse con ellos en el futuro, pero ahora bajo condiciones más favorables para ellos.

No deja de sorprenderme que quienes obsesivamente han elegido a los medios masivos de comunicación como villanos de todas sus novelas, hoy no adviertan la no tan sutil campaña, que no puedan leer entre líneas, y tristemente les pase como a pedro y el lobo, todo el tiempo advirtiendo “maniobras” y hoy les suceda, no tanto que nadie les crea como a Pedro, sino peor aún, que no logren ver al lobo.

Un capítulo más de la tragicomedia nacional, pues el muy válido disgusto de la población hoy se manipula para que unos cuantos nuevamente consigan lo que quieren. Me preocupa y me apena la gente que realmente cree en el voto nulo como forma de cambio, como medio de protesta lo entiendo, pero hasta ahí, sin embargo, la gente y el país nos merecemos algo más que eso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas: |

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner