Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Regalan panistas el dinero público

| 8 junio 2009 | Editorial | 109 vistas | comentarios

El gobierno de Querétaro, surgido del PAN, decidió regalar dinero público a los concesionarios del transporte. El hecho evidencia que se trata en el fondo de una decisión con tintes electorales.

Y es que en toda la historia, al menos la reciente, no se había visto que un gobierno “consintiera” al gremio transportista, al grado de pasarle “carretadas de dinero” proveniente de los recursos públicos.

De marzo a junio les han regalado 27 millones de pesos. Cuatro veces más que el financiamiento que el Instituto Electoral de Querétaro dio a los partidos políticos para hacer sus campañas.

Sin embargo, para nadie es un secreto que el transporte público aún tiene grandes deficiencias y en general que el servicio es malo. Tampoco es desconocido que el gobierno no ha logrado poner en cintura a los camioneros.

¿Por qué premiarlos entonces? Comenzar a regalarles dinero unos días antes del proceso electoral, pone en duda la imparcialidad de las autoridades surgidas del PAN en la elección del próximo gobernador, diputados y alcaldes.

Y es que ese “cuento” de que les regalan dinero por la situación económica que enfrentan, no encaja, sobretodo cuando son muchos más los ciudadanos que atraviesan por una situación similar y no son apoyados.

Además, ¿no se jactaban los gobiernos panistas de estar en contra del populismo? ¿No decían que dar ese tipo de “mejorales” no resolvía los problemas de fondo? ¿Por qué ahora les dio por regalar dinero público?

La respuesta nos la da un grupo de concesionarios, que explican por qué ahora si el señor Francisco Garrido Patrón y su gobierno surgido del PAN, decidió pasarles una “lana” a cada uno de ellos.

Resulta que a mediados de febrero, los transportistas decidieron solicitar un incremento a la tarifa del pasaje o de lo contrario amenazaron con hacer un paro camionero.

¿Se imagina? El gobierno se puso bien nervioso, porque si autorizaban el incremento de tarifa antes del 05 de julio se echaban a la gente encima y si no lo hacían tendrían a todo el gremio transportista en contra.

Y es que valoraron que una u otra salida provocaría que los candidatos del Partido Acción Nacional (PAN), fueran castigados por los transportistas o por la ciudadanía al negarles su voto el 05 de julio.

Así que, con varios millones de pesos en la bolsa, el gobierno panista les propuso sacar la cartera del pueblo y pasarle una lana a cada transportista si se desistían del paro y si se esperaban después del 05 de julio para incrementar la tarifa.

Con esa simulación, gobierno y concesionarios estarían bien contentos. Los transportistas recibiendo su raya (de los recursos públicos) y los panistas recibiendo los votos de la ciudadanía.

Después del 05 de Julio será otra historia. El gobierno y los concesionarios acordaron que pasada esa fecha le van a “encajar el diente” al ciudadano con el aumento a la tarifa del transporte público que irá de 5 a 6 pesos, al cabo que para esas fechas la gente ya no les importa tanto.

Las pruebas están en la edición de este número de Libertad de Palabra. Ahí está el acuerdo publicado en la Sombra de Arteaga, el periódico oficial del gobierno.

Ahí esta la información recabada por este medio con varios concesionarios del transporte público colectivo, que no están de acuerdo con las medidas asumidas por el PAN-Gobierno.

Ante tales hechos uno se pregunta ¿Así quieren los políticos que los ciudadanos vayamos a votar? ¿De qué sirve el tímido Instituto Electoral sino puede contener este tipo de intervenciones del estado en el proceso de elección?

No hay duda, los ciudadanos tenemos que tomar una decisión el próximo 05 de Julio. Hay que salir a votar por la opción que mejor nos convenza.

Hay que reafirmar al partido en el poder si se cree que han hecho un buen trabajo o darle la oportunidad a un partido de otras siglas y color si se siente decepcionado.

Si ninguno le convence, salga a votar y anule su boleta, también se vale.

¿Libertad de Expresión?

Cuentan los periodistas más viejos, que antes los priístas les daban el llamado “chayote” a muchos de los reporteros que cubrían la fuente.

Ahora con el PAN es diferente. Con esa visión empresarial que los distingue, van y se arreglan con los directores y dueños de los medios de comunicación.

Es lo mismo, pero más sofisticado. Igual que antes, al periodista incómodo lo echan de su medio, pero ahora el gobierno no se tiene que ensuciar las manos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner