Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Dónde quedaron las propuestas?

| 20 julio 2009 | Desde Nuestra América | 18 vistas | comentarios

Oscar Wingartz Plata

Entre nuestros estudiosos y analistas comienza a circular una idea que no es nueva, tiene una ruta ya transitada, recorrida, va adquiriendo mayor reflexión, peso y forma, ésta es, el visualizar un marcado proceso de derechización de la sociedad latinoamericana, si está sucediendo este fenómeno la cuestión es preguntarnos ¿por qué a estas alturas de los tiempos estamos viviendo esta situación?

Neoliberalismo. Imagen: Especial.

Neoliberalismo. Imagen: Especial.

Se pueden proponer un buen número de planteamientos para tratar de dar razón de este proceso, pero lo central en este momento es retomar las líneas del por qué se esté impulsado esta “reconversión”, como se ha mencionado no es nuevo.

Una de esas líneas es poder responder a una pregunta que circula en diverso ámbito y esfera: ¿cómo salir lo mejor librados de la actual crisis que se vive a nivel global?, donde a unos les pega más que a otros. Sobre este punto, no hay que olvidar que sistemáticamente se fue confeccionando un supuesto “modelo político-económico de nuevo cuño” para un mundo y una sociedad “más abierta”, ese modelo se nos mostró como la panacea y “la barita mágica para todos nuestros males, presentes y futuros”, fue el neoliberalismo.

Es decir, con el fin de la guerra fría se reconfigura “el espacio mundial”, entre otros aspectos, la pregunta de fondo en ese momento era ¿cómo sacar a flote una economía como la capitalista para que se refuncionalice sin tener que vivir las experiencias del pasado? Cuestión fundamental para los países que históricamente han estado “al comando de las acciones”.

Segunda pregunta, ¿cómo hacer entrar en esta refuncionalización a países con economías asimétricas, o simplemente fuera de la “orbita del mercado”? Una cuestión que tuvo sus variaciones y “asegúnes”. Tercera, ¿estos países cómo “veían” esta reinserción en el concierto global? Así es como se fue transitando durante por los menos los últimos veinte años el núcleo central fue la tan llevada y traída economía de mercado, junto con la privatización de la esfera pública, a todo esto se le dio una nombre pomposo y pirotécnico, progresismo, a pesar de tal denominación el asunto es que a la vuelta de dos décadas se vio que el modelo estaba haciendo agua de forma preocupante, el cierre de la etapa: una crisis financiera que puso en jaque una vez al sistema, entonces la pregunta fue, ¿qué hacer para que la “nave no se vaya a pique”?

Toda esta política estaría orientada a enfrentar decididamente la crisis del capitalismo para hacerle dar un salto cualitativo. El fracaso económico es manifiesto, aunque también todavía asistimos a la hegemonía ideológica de un pensamiento pretendidamente único. La región decrece o si crece lo hace a tasas bajísimas, menores a las de las satanizadas etapas populistas anteriores.
Horacio Cerutti

La respuesta fue “retomemos los fundamentos”. ¿Cuáles son esos fundamentos? Algunos lo refieren como profundizar las transformaciones en marcha, esto quiere decir, llevar este modelo hasta donde dé.

Si es correcto este planteamiento, ahora la cuestión es ¿cómo hacerle para que la “receta” no se vea tan obvia y no genere mayor “escozor”? Una salida es generar las llamadas políticas de conciliación, donde los sectores puedan mostrar sus argumentos, y a partir de ahí, “buscar puntos de contacto” o formas conciliatorias para la buena marcha de nuestras sociedades. Ante este panorama un asunto que se mostró con todo su fuerza fue ¿qué margen de maniobra hay como para proponer una conciliación, si precisamente estamos en crisis? ¿cómo conciliar ante un escenario tan complejo?

Es decir, se vinieron en cascada una serie de preguntas que no son nada sencillas de responder. Una de ellas es, y muy pertinente ¿por qué no retomar el camino de las políticas sociales donde el Estado había creado condiciones mínimas de sociabilidad? Otra, ¿qué tanto se puede cambiar el actual modelo socio-económico? Por ello se habla de una reconversión conservadora en nuestra América.

La “contrapartida”, guardando las respectivas proporciones es el grupo del ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas) encabezada por Venezuela, donde se está tratando de proponer una salida alternativa a este modelo, el asunto es, si efectivamente hay esta tendencia a nivel continental, la propuesta que plantea el ALBA se ve reducida ostensiblemente. Entre otras razones por el aislamiento en que caerían ante un entorno adverso y hostil.

Ante este panorama la pregunta que hacíamos al inicio se reitera ¿dónde están las propuestas? ¿cuál es nuestro futuro inmediato? Parece que estamos viviendo el agotamiento de los modelos de viejo corte, donde las respuestas uno las podía encontrar en “el recetario”, pero como se está viendo, las recetas se están acabando, sin posibilidad de regeneración.

Esto se podrá visualizar de manera más clara en los próximos meses con los procesos políticos que se van a vivir a nivel continental, como ejemplo, Brasil, Chile y el Uruguay, aunado a esto las recientes elecciones en la Argentina que significó una derrota para le presidenta Cristina Fernández por el fuerte enfrentamiento que tuvo con los soyeros. Para algunos analistas lo más duro del asunto es que no hay una diferenciación manifiesta entre los gobiernos llamados neoliberales y los actuales gobiernos que se han mencionado.

Una conclusión pertinente sería que estamos ante un futuro donde los viejos modelos han dado claros visos de agotamiento, por su reiterada insistencia e insensibilidad, y las alternativas parecen no llegar, o estar en una etapa de indefinición y confusión. Una posible salida es conformar un sólido, lúcido y organizado movimiento social que pueda darnos esa posibilidad, pero como todo requiere de capacidad, visión y generosidad. Necesitamos salidas viables, pertinentes, socialmente justas por el bien de todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner