Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El horno no está para pan dulce, sólo salado

| 12 octubre 2009 | En Tinta Azul | 156 vistas | comentarios

Carlos M. Uribe Arroyo

Se va Lugo Chávez del Partido Acción Nacional, ¿alguien lo lamentará? Cierto que ejerció un liderazgo importante cuando estuvo durante diez años al frente de la responsabilidad del campo queretano. Cierto que durante ese tiempo no hubo duda sobre su militancia. Cierto que el partido pierde a una persona con capacidad. Cierto que su desgracia inicia cuando en su legítima y totalmente ética aspiración personal decide contender por la candidatura de AN a la gubernatura. Cierto que acabó traicionando sus principios, a sus amigos, a su doctrina, a su partido. Cierto que la semana pasada le dan el nombramiento como delegado en el estado de SAGARPA. Cierto que lo presionan para renunciar.

Héctor Lugo Chávez. Foto: www.queretaro.gob.mx

Héctor Lugo Chávez. Foto: www.queretaro.gob.mx

Cierto. Y esto es una muestra de cómo las facturas se siguen cobrando (…y seguirán) hasta dónde les alcancen los arrestos (aunque el pan lleva huevos creo) y es clarísimo que en el caso de Lugo Chávez convergen fuerzas al interior para pedir su cabeza, aunque la operación política es sin duda de Ricardo Anaya Cortés y seguramente reforzada por algunos otros personajes.

Y que el autor intelectual y material de esta situación sea Anaya no es más que la continuación de algo que inició cuando Lugo tuvo que dejar SEDEA, abruptamente, sin la cortesía necesaria, sin ningún reconocimiento a una labor constante y cumplida, con franca hostilidad.

Incluso, siendo todavía secretario tuvo que aceptar los desplantes del entonces secretario particular. Y claro que todo esto fue a consecuencia de no haberse subordinado a las decisiones de Garrido Patrón sobre quien sería su sucesor. El error, si puede llamársele así, de Lugo Chávez fue no acatar las disposiciones del gobernador.

¿Y entonces para qué milita la gente en un partido político?, ¿para hacerle el juego al omnipotente y prepotente ocupante de la silla? Al menos no lo contempla así la doctrina del propio Acción Nacional y difícilmente lo aceptaría la militancia. Cada panista tiene la libertad de participar en cualquier proceso de selección de candidatos aunque seré el primero en cuestionar el incumplimiento de los tiempos y la forma en que descaradamente se hacen campañas cuando debiera concentrarse en la responsabilidad que se tiene como servidor público.

La renuncia de Lugo Chávez es un acto de congruencia para consigo mismo, su expulsión sería un acto de congruencia para el partido (que no ocurrirá por la incapacidad manifiesta) y diferente hubiera sido el escenario si con anticipación hubiera renunciado a su responsabilidad para dedicarse de lleno a su campaña (que de todos modos no tenía la menor posibilidad de ganar) y al término del proceso electoral se hubiera mostrado prudente.

Este incidente no es sino otro síntoma de la descomposición del partido en nuestro estado y de poco sirven los llamados a rescatar la identidad cuando en el actual proceso de elección de comité municipal de la capital, las estrategias siguen siendo de grupo, buscando la bendición de unos o el financiamiento de otros. No cabe duda, el horno seguirá produciendo pan salado y habrá que esperar el tiempo de volver al pan dulce.

Para quitar el sueño:

¿Alguien duda que la salida en su momento de Héctor Lugo de la SEDEA obedeció a motivos estrictamente viscerales?, ¿alguien duda de quien fue la decisión y quien la operó?, ¿alguien duda de cómo en doce años el gobernador en turno ha tratado de interferir en la vida del partido a través de la imposición de dirigentes y la designación de candidatos?, ¿alguien cree que en su momento Eduardo Magaña tenía alguna oportunidad de ganar la elección interna?, ¿alguien cree en Santa Claus o la democracia al interior? (tan inverosímil uno como la otra).

Para el insomnio definitivo:

“Hay tres modos de conservar un estado que, antes de ser adquirido, estaba acostumbrado a regirse por sus propias leyes y a vivir en libertad: primero, destruirlo; después, radicarse en él; por último, …establecer un gobierno compuesto por un corto número de personas, para que se encargue de velar por la conquista.” El Príncipe, N. Maquiavelo.

Hay quienes han decidido perpetuarse en el control del partido. Cuando votes, si es que tienes humor y paciencia para la Asamblea Municipal, piensa a qué intereses personales se ha subordinado el aspirante.

¡Anaya Cortés, gobernador en el 2015!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner