Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Del terremoto de Haití al temblor en nuestro estado

| 25 enero 2010 | En Tinta Azul | 144 vistas | 1 comentario

Carlos M. Uribe Arroyo

Decenas de miles de haitianos se encuentran en la calle, sin alimentos ni agua potable, sin un techo para protegerse, sin más lágrimas que derramar y lamentablemente, sin esperanza. El terremoto habrá de convertirse en la mayor catástrofe a nivel latinoamericano en la historia, sino a nivel mundial; y la secuelas que dejará no nos pueden ser ajenas. Haití requerirá mucho más apoyo internacional que la simple, y muy explotable mediáticamente, atención de la emergencia. El proceso de recuperación será muy largo, tomará décadas sin duda, costará fortunas que el país no tiene y enfrentará adversidades como la propia desesperanza del pueblo, la negligencia del gobierno y el olvido internacional. El verdadero desastre en Haití está por venir.

Haití

Haití requerirá mucho más apoyo internacional que la simple, y muy explotable mediáticamente, atención de la emergencia. Foto: @bluecorp / citizennewsagency.org

Mientras la prensa se ocupa de la triste realidad del pueblo haitiano, en nuestro estado se vienen dando una serie de incidentes que sin duda no son aislados y que se convertirán, tarde que temprano, en motivo de preocupación y provocarán temblores en más de alguno:

Por un lado, la nota roja tiene cada vez más material para comentar y publicar: que encontraron ocho cadáveres en el municipio de San Juan del Río, que descubrieron un laboratorio en la Sierra, que asaltaron una camioneta de valores, que en peliculesca persecución detuvieron a un individuo sospechoso, etc. Las declaraciones van y vienen: son incidentes aislados, nuestro estado sigue siendo seguro, no permitiremos que el crimen organizado se instale, coordinaremos esfuerzos para garantizar la seguridad, blindaremos el municipio, seguirán los operativos conjuntos, etc. Falsos y vacíos discursos porque la verdad, la quieran o no aceptar las autoridades, es que los últimos meses han sido sintomáticos de lo que nos espera y es imposible garantizar la seguridad o blindar una ciudad.

Hemos comentado también, en este sentido, que la tendencia sigue muy equivocada, porque los encargados de la seguridad siguen pensando que el problema se resuelve con patrullas, armamento y espectaculares operativos. La reacción ante la delincuencia es implícitamente una derrota anticipada porque aunque se recuperen los millones robados y se apunte como un éxito policial, la realidad es que hay vidas perdidas y el asalto en sí mismo no debió ocurrir. La falta de políticas públicas en materia de seguridad nos ha llevado a las decisiones simplistas de combatir a los delincuentes comunes y organizados, con fuerzas policiales. ¿Qué sensación te provoca estimado lector, ver a los oficiales motociclistas con metralletas a su espalda? ¿Crees que una metralleta es el arma indicada para detener a un ladronzuelo? A mí sí me da miedo pensar que el oficial decida en algún momento accionar su arma en plena calle para detener a un carterista. ¿Qué sienten nuestros hijos cuando ven convoyes interinstitucionales con torretas encendidas todas las noches? ¿Qué mensaje recibimos cuando la presencia policial es cada vez mayor e intencionalmente evidente? Dirán las autoridades que hay mayor seguridad porque la sola presencia de patrullas y elementos garantizan que los delincuentes se muden a otro estado (Ja ja). Dirán los responsables de nuestra seguridad que la capacitación y entrenamiento de las fuerzas aseguran una mejor respuesta ante el crimen. Dirán que la coordinación entre las diferentes instituciones de los tres órdenes de gobierno facilitará el combate al narcotráfico. Ni blindajes, ni garantías, ni nada.

Por otro lado, el manejo irresponsable de los funcionarios públicos y la complicidad de algunos medios de comunicación, se han esmerado en enrarecer el ambiente hacia las administraciones anteriores y con ello contribuyen a sembrar inquietud y desconfianza en el ciudadano, sin que en realidad exista prueba o evidencia de ninguna de las acusaciones que cotidianamente escuchamos o leemos. Nuestra sociedad tiene ya sobrados motivos de que preocuparse como para que además la sigamos hundiendo en la incertidumbre, desesperanza y duda. Lo increíble es que, entendiendo que todos estos mensajes tienen el único propósito de desprestigiar al Partido Acción Nacional y posicionar al Revolucionario Institucional como el salvador del estado, los sesudos y sapientísimos estrategas del PRI y su mercadotecnia política sigan creyendo que el ciudadano educado y culto no se da cuenta de lo primario y evidente de su discurso. La sociedad juzgará a la autoridad federal, estatal y municipal por sus acciones y resultados y no por su discurso descalificador. El votante decidirá según las condiciones a que se ha enfrentado: su empleo, salario, oportunidades de educación, servicios de salud, etc. y no por el derroche de mensajes en la radio, espectaculares en la calle, inserciones en los periódicos y, por supuesto, las notas pagadas por debajo de la mesa, las voluntades compradas y las conciencias acalladas. Juzguen a la administración anterior por millones gastados en publicidad, ¿cuánto están gastando las actuales? Al menos un 1% más por el IVA.

Para quitar el sueño:

Haití y su tragedia.

Para el insomnio definitivo:

La siempre presente vulnerabilidad que hace que los más pobres sean siempre los que más sufren. Pese al pronóstico invernal las autoridades fueron incapaces de prevenir el intenso frío que se ha dejado sentir y cuando acudieron al comercio a comprar cobijas se encontraron con un lógico desabasto que nuevamente provocó que hicieran un llamado a la generosidad de los queretanos para donar cobijas. Tiemblo de medio por la inseguridad que se hace presente recientemente en nuestro estado y tiemblo también por las bajas temperaturas.

Correo electrónico: vivir_en_riesgo@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. [...] Del terremoto de Haití al temblor en nuestro estado | Libertad de … [...]

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner