Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Lo peor ya pasó

| 11 enero 2010 | En Pocas Palabras | 42 vistas | 1 comentario

Aderak Quintana Estrada

La Presidencia de la República Mexicana nos inunda con comerciales televisivos y radiofónicos, y uno que otro discurso en el que se insiste que a pesar de las eventualidades económicas y financieras mundiales lo peor de la crisis ya pasó. Nos recuerdan que los mexicanos sabemos salir adelante ante cualquier eventualidad. Al pasar lo peor, lo que sigue es un periodo de recuperación, estabilidad y bonanza.

Felipe Calderón

Felipe Calderón. Foto: basenorte.com

Como siempre, los discursos de la Presidencia están llenos de demagogia, y los comerciales presidenciales vacíos de contenido. Al hacer una reflexión sobre el panorama general de la economía nacional, en el que no es necesario ser expertos en política económica, nos daremos cuenta que los resultados son desastrosos.

En los últimos meses de 2009 nos enteramos que no habría crecimiento económico para el año que terminaba, con un posible decrecimiento de –7.0%, el peor desempeño durante los últimos 70 años. Los pronósticos para este año que inicia no son muy alentadores, se estima que el crecimiento será de apenas 3.5%, lo más probable es que el pronostico se ajuste a la baja al correr los meses.

Los pronósticos de crecimiento económico se ajustarán a la baja porque la cascada de incrementos a los impuestos, el mejor regalo de año nuevo del gobierno federal, afecta de manera directa nuestros bolsillos, en términos concretos tenderemos menos dinero para gastar y ajustaremos nuestros gastos a la baja. Como dicen en la calle, nos apretaremos el cinturón. Esta situación impacta de manera directa sobre la actividad económica, los productores venden menos, y como consecuencia su producción se reduce.

Por si fuera poco, los incrementos impositivos ejercen una fuerte presión sobre los precios de los bienes y servicios que consumimos a diario, por lo que nuestra pobre moneda valdrá cada día menos, necesitaremos desembolsar más dinero para comprar lo mismo.

Al deteriorarse el valor de nuestra moneda, tendremos que trabajar más para compensar la caída. Como en este país el trabajo sobra, no hay de que preocuparse. La tasa de desempleo en el 2009 será de un poco menos del 6%, y se espera que para el 2010 sea mayor al 6%. El mercado laboral es flexible y existen muchas opciones, los pocos puestos de trabajo que se ofertan, por lo general son precarios.

En medio de este escenario económico, el problema de la pobreza, la inseguridad alimentaría y la desigualdad social se acentúan. Las políticas implementadas solo administran el problema y no existe una estrategia que la erradique. Las políticas de desarrollo son inexistentes, y como resultado apenas tenemos un crecimiento económico sin equidad. En el 2010 lo más probable es que la política no cambiara.

Así, que los pronósticos económicos para el 2010 son alentadores. El gobierno se encuentra lleno de optimismo mientras la población soporta la crisis. El año que inicia estaremos de manteles largos por los festejos del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución, esperamos exista un espacio para festejar que ya pasó lo peor.

Correo electrónico: lak.quintana@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. Excelente texto, saludos.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner