Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Cuatro años de diaria desinformación

| 22 febrero 2010 | Columna invitada | 289 vistas | comentarios

Artículo escrito por Héctor Parra Rodríguez en mayo de 2008, siendo Sergio Arturo Vengas Alarcón Director del Diario de Querétaro.

Héctor Parra Rodríguez*

Hace cuatro años que llegó Sergio Arturo Venegas Alarcón, para dirigir el periódico diario de Querétaro, en ese entonces, de los más prestigiados en la entidad queretana. Ya había sido reportero de ese medio y de otro más; se había distinguido por ser un periodista, sin estudios claro está, combativo que siempre buscaba la nota importante, a grado tal que en el sexenio de Don Rafael Camacho Guzmán, gracias a un trabajo periodístico de investigación, logró que destituyeran a un procurador por corrupto; apoyado en la investigación por un excelente periodista universitario, el Lic. Ezequiel Martínez Ángeles, hasta hoy conocido por su honestidad y profesionalismo a prueba de cualquier prueba.

Diario de Querétaro

Diario de Querétaro, sábado 30 de mayo de 2009

Curiosamente, en ese mismo sexenio, fue detenido por el Director de Policía Judicial y lo llevó a los separos de la Dirección, allá por el trébol de Constituyentes; la razón: traía un carro robado. Sin embargo, gracias al Sub-Procurador de ese entonces, salió libre inmediatamente, sin dejar rastro de su ingreso, a pesar de la molestia que esto causó a Joaquín Murrieta, entonces directos venido del Distrito Federal.

En ese entonces, allá por los ochentas, Sergio Arturo, vivía como cualquier periodista honrado, él y su familia habitaban una pequeña casa de interés social en la Colonia Valle Alameda, de esta ciudad de Santiago de Querétaro, pero al fin y al cabo era un digno hogar. Sergio Arturo era conocido en el medio periodístico como el “fuchi-man” (por eso le gusta aquello el iron-man-nuel); ya sabrá usted el por qué del sobrenombre, destacaba el mal olor por doquier de su voluminoso cuerpo.

Intentando superarse, se inscribió en la Escuela de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro, precisamente cuando Mariano Palacios era Director, pero no pudo con el estudio y dejó las aulas desde el primer año, su capacidad le impidió realizarse como universitario, como licenciado en Derecho. Así que continuó ejerciendo el periodismo.

Pero, por esos avatares de la vida, literalmente se le pegó a Mariano Palacios, buscando su protección, sobre todo cuando aquel ocupó la Rectoría de la U. A. Q., momento en que obtenía todo lo que éste le pedía en aras de tener una buena imagen en el periódico en el que escribía Sergio Arturo Venegas. Así se estuvieron explotando mutuamente, hasta que Mariano dejó la Rectoría para irse de candidato al Senado de la República.

Para estos momentos, Sergio Arturo seguía en la misma situación económica, viviendo debajo de la media, por lo que empecinado siguió a Mariano, quien por cierto lo rechazaba para entonces por ser sumamente abusivo (aunado a lo de fuchi-man), quería que le pagara todas sus notas de gastos personales. Uno lo rechazaba y el otro insistía; ganó la tenacidad del necio y al paso del tiempo lo hizo Coordinador de Prensa del Gobierno del Estado. La suerte le cambiaba radicalmente.

Dejó de inmediato la humilde “choza” de la Colonia Valle Alameda, para irse a vivir a la Colonia Álamos y como no si todos sus gastos los cubría el presupuesto del Gobierno del Estado; y cuando digo todo, era todo aquello que pueda usted imaginar. De no tener carro propio, pasó a tener chofer y presupuesto para enriquecerse y para comprar a todos los periodistas de los medios que a él le interesaba publicaran bellezas de las acciones de su jefe, el Gobernador. Así pagaba los gastos de periodistas de medios nacionales, hospedaje, comidas, bebidas, mujeres, etc.

Todo se cubría con el presupuesto del gobierno y, por supuesto que a él le tocaba una buena parte de todos los gastos. No volvió a pasar hambre. Quienes lo conocen perfectamente, aun recuerdan cómo rogaba le pagaran una copa en el Restaurante llamado “La Cabaña” de Constituyentes; ahí se pasaba las horas mendingando una copa. Ya como Coordinador de Comunicación Social se adueñó del restaurante del Mesón de Santa Rosa, ahí se le veía degustar, cualquier momento, todo lo que se le antojaba a él y a sus allegados. Como nunca, cuál pobreza, ya ni quien se acordaba de ella.

Todo lo que empieza termina y al concluir el gobierno de Mariano Palacios, ya sin problemas económicos, se fue tras de su mentor, amo y patrón al Distrito Federal, allá le siguió trabajando los medios; lo que sobraba era el dinero. En el Comité ejecutivo del PRI, también se incrustó y claro, siguió cobrando. Total, que por ser el amigo, en su momento histórico del Gobernador, del Embajador, del Secretario del Trabajo, del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI logró entablar amistad con el señor Mario Vázquez Raña, a quien lo envolvió hasta convencerlo de que él era el mejor hombre para dirigir los destinos del diario de Querétaro, en Querétaro. Y así lo consiguió hace cuatro años.

Pero no crea usted que todo ha sido por sus buenas relaciones. No, había que servir de zalea al gobierno en turno y así lo ha hecho desde hace ya cuatro años. Hoy vive en una de las colonias más costosas de Querétaro, Bosques del Acueducto, es propietario de carros último modelo como Hummer, BMW, etc.

Y se da el lujo de tener seguridad personal de personal que es pagado por gobierno. El compromiso pues, eres Director, pero a cambio debes incrementar la nómina y así, desde hace cuatro años, hasta hoy vende la noticia, la manipula, la tuerce o la oculta, según le convenga a él y a quien le paga: gobierno del Estado. A este vendió la exclusiva de las notas importantes.

Querétaro dejó de tener un periódico, el Diario de Querétaro, como una fuente veraz, oportuna y confiable de comunicación social. Eso ya no importa, lo trascendente es denigrar, molestar, vituperar, lastimar, calumniar, mentir en contra de sus enemigos, que son muchos por cierto; ahora se distingue por servir de zalea al gobierno del Estado, cínicamente está vendido, comprado y todos lo saben, está bajo las órdenes del poder en turno y empeñado en impulsar a los candidatos que, supone, gobernarán Querétaro durante el próximo sexenio y hace todo lo posible por que así suceda para, después cobrarles los favores; simplemente seguir con su corrupción a la cual ya se acostumbró. De lo contrario ¿de qué viviría?, ¿cómo le haría para pagar todos los lujos a los que antes no estaba acostumbrado?.

A tal grado llegan sus abusos y presiones que actualmente tiene cobrando, que no es lo mismo que trabajar, a su hijo del mismo nombre, con el cargo de “coordinador” de comunicación del Poder Judicial del Estado. Los mismos pasos del padre, la corrupción, la vileza.

Cuatro años de corromper a uno de los mejores periódicos en el Estado: Diario de Querétaro. ¿Hay algo que festejar?.

Seguramente la riqueza que ha obtenido durante todo este tiempo. Lo bueno es que ya todos en Querétaro conocen sus trapacerías, la forma en cómo se ha enriquecido, cómo ha utilizado el periodismo para esquilmar a la gente; ya se le identifica abiertamente como “Cerdo Arturo”. En espera de su caída están todos los buenos periodistas que ha corrido del Diario de Querétaro. Seguramente, como ya lo hizo antes, tendrá que salir huyendo como las ratas, ante el temor de ser aplastado.

Solamente en espera de la justicia Divina, ya caerá, dicen los cientos de enemigos que carga en sus espaldas, todos aquellos que ha lastimado sin razón, por el simple gusto de ser. La tinta de tu pluma pronto acabará “Cerdo Arturo”.

Felicidades por tus cuatro años de corrupción.

*El autor conoce a Vengas Alarcón desde hace 30 años.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner