Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Estudios de Biodiversidad

| 15 febrero 2010 | Columna invitada | 864 vistas | comentarios
  • Cambios de Uso de Suelo en Terrenos Forestales y la Importancia de Proteger y Establecer Corredores Biológicos para dar Conectividad a Nuestros Ecosistemas de Montaña.

América Vizcaíno Sahagún

Querétaro, ciudad capital, ubicada en las inmediaciones de un sistema de lomeríos, planicies y cañadas, experimenta un vertiginoso crecimiento urbano que devora y destruye su entorno natural.

Biodiversidad

Monitorear la biodiversidad y conocer los cambios que sufre en el tiempo es una tarea fundamental para la preservación de nuestro legado natural. Imagen: www.colegiosabiduria.com

La forma que al día de hoy nuestras autoridades establecen para balancear este crecimiento urbano con la protección de nuestro entorno natural, es solicitando a los promotores de un proyecto una superficie de conservación. Es decir dejar una muestra del terreno sin urbanizar, cuya superficie se establece de manera arbitraria y sin nexos con el ecosistema natural.

El destino de esta zona es claro si no se conserva una superficie suficiente que garantice la viabilidad del ecosistema y si no se establecen además otras medidas que permitan el intercambio de especies entre esta superficie de conservación y el ecosistema original y entre esta superficie y el resto de los ecosistemas.

Debe buscarse conectividad entre los macizos de bosque tropical caducifolio ubicados en las inmediaciones de la Ciudad con los fragmentos forestales dentro de la mancha urbana, debe buscarse conectividad para que los fragmentos de bosque y las especies que contienen puedan persistir.

Mantener la conectividad de los macizos de bosque es necesario para mantener la biodiversidad y los servicios ambientales, lamentablemente los cambios de uso de suelo en terrenos forestales se otorgan sin conocer la biodiversidad existente y sin conocer a fondo la riqueza de las especies , sus patrones de distribución, sus densidades poblacionales, sus relaciones inter e intraespecificas.

El numero, el tipo de especies y sus relaciones se van modificando con el tiempo , identificar y enlistar un fragmento de la extensa biodiversidad existente en un lugar no permite conocer las perturbaciones que sufren las especies , el origen de las perturbaciones y mucho menos garantizar mediante las acciones necesarias su viabilidad futura y sobre todo cuando una perturbación mas ,podría rebasar la capacidad de recuperación del ecosistema remanente.

Monitorear la biodiversidad y conocer los cambios que sufre en el tiempo es una tarea fundamental para la preservación de nuestro legado natural. Pero ante el insaciable y desmedido modelo de desarrollo que nos están imponiendo los desarrolladores , se demandan mas y mas terrenos y se autorizan mas y mas reservas forestales para destinarlas al uso urbano.

¿Identificar y enlistar a las especies mas emblemáticas de un lugar nos permitirá conocer la biodiversidad del ecosistema y las especies que deben ser protegidas?

¿Nos permitirá implementar medidas de mitigación que permitan al ecosistema persistir a pesar del impacto que va a imponérsele?

Realizar un inventario forestal de las especies representativas de un lugar nos dice muy poco sobre las condiciones del resto de las especies del lugar, no son siempre las especies mas conocidas las que señalan las tendencias del ecosistema ni las que indican que debe protegerse para dar continuidad a algunos de procesos básicos que permitirán sostener a los elementos remanentes del ecosistema.

Las investigaciones demuestran que los fragmentos de bosque tropical conservan una gran biodiversidad cuando la transformación incluye grandes fragmentos forestales conectados entre si y con las formaciones vegetales originales.

Esto implica que la superficie de la masa forestal y conectividad son esenciales para la recuperación del ecosistema remanente.

Por ello muy importante realizar estudios de biodiversidad que determinen la superficie minima de protección para garantizar que la masa forestal a conservar pueda sostener los servicios necesarios para mantener a las especies sobrevivientes.

Determinar una superficie de conservación de manera arbitraria y sin considerar su ubicación, extensión, ni la superficie necesaria para el sostenimiento de la biodiversidad, es inaudito, no se debe continuar solicitando una superficie arbitrariamente sin considerar los requerimientos espaciales y temporales de la biodiversidad y sin garantizar su conectividad con el ecosistema natural.

Los estudios de biodiversidad son indispensables , en ellos se identifican entre otros muchos procesos, el ensamblaje y la distribución de las especies clave para dar viabilidad al ecosistema remanente. No son siempre las especies que mas conocemos las que determinan las tendencias , los umbrales de resilencia ni el estado del ecosistema.

El inventario forestal no es el instrumento adecuado para determinar que superficie se conserva, ni que especies se protegen, ni la ubicación de la zona de conservación. El inventario forestal no permite determinar la estructura minima de las comunidades vegetales y animales que deben protegerse para mantener una biodiversidad basal que sostenga los ciclos naturales de las poblaciones.

La ubicación y el tamaño de la superficie a conservar no se pueden determinar mediante una fotografía aérea ni mediante un recorrido en la zona propuesta para CUS.

Los estudios de biodiversidad arrojaran con mayor certeza la información necesaria para identificar a las especies clave del ecosistema , sus densidades , patrones de distribución y permitirá establecer las zonas de conservación y las áreas de conectividad entre los macizos forestales.

Las investigaciones demuestran que para mitigar el impacto de las acciones humanas en los ecosistemas forestales es determinante el tamaño de la superficie forestal y la conectividad entre los fragmentos de los macizos forestales, tamaño y conectividad para permitir los movimientos y el intercambio genético entre las especies .

El Art 117 de la LDFS es muy claro, no requiere de un inventario forestal sino de demostrar mediante estudios de biodiversidad que no se afecta la biodiversidad, esto no es posible demostrarlo con un listado de plantas y animales extraídos de la información gubernamental.

Por lo que solicitamos que los ETJs incluyan estudios de biodiversidad, sin ellos no pueden implementarse las medidas de mitigación correspondientes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner