Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Pacto político y democracia representativa

| 15 marzo 2010 | En Pocas Palabras | 730 vistas | 1 comentario

Teresa E. Hernández-Bolaños

A lo largo de la historia de la humanidad ha existido el pacto, un compromiso entre las partes (bandos) a cumplir lo acordado en una negociación. Es pues un acuerdo, la naturaleza del acuerdo y los fines del acuerdo lo relaciona a veces con el contrato, con el consenso, con la transición, con la legitimidad, la gobernabilidad y con la democracia.

Pacto

El pacto político no será jamás democrático, la democracia representativa bajo el pacto no es más que una parodia. Foto: www.bcn.cl

Muchos pactos se han hecho para negociar la paz en un conflicto, la transición a un nuevo estado de cosas, etc. Pero también se han hecho para el reacomodo de intereses económicos y políticos, para el reparto de cuotas de poder de toda índole, entre muchos otros.

El pacto es esencialmente político, por su naturaleza misma, sin embargo, el pacto específico entre cúpulas es un pacto de intereses fundamentalmente políticos, sin olvidar que la acción política tiene una interrelación con lo económico y lo social. Este tipo de pactos resultan bastante frecuentes y muy socorridos en las historia reciente de nuestro país y continente.

Los pactos entre cúpulas, entre partidos o entre actores políticos con intención de repartir el poder o negociar acuerdos de cuotas institucionales “igualitarias” no parece nada nuevo.

Mucho se parece el reciente pacto PRI-PAN entre sus dirigentes, Beatriz Paredes y César Nava, respectivamente, a muchos otros que han pasado por la historia de México y América Latina. La alianza pactada o los pactos entre el PRI y el PAN no son nada nuevos, y menos desde la llegada del PAN a los pinos.

El pacto PRI-PAN, para asegurar la llegada de Peña Nieto a la presidencia en 2012 para que el PAN no le obstaculice, a cambio del voto del PRI para aprobar la ley de ingresos 2010 y el paquete de impuestos, recuerda viejos pactos como aquel de 1958 en Venezuela conocido como “Pacto de Punto Fijo” en el que los partidos mayoritarios hicieran un pacto de reparto del poder que garantizaría estabilidad política “democrática” haciendo un reparto institucional en el que tanto COPEI como AD tenían balanceadamente repartido el poder, la presidencia y la vicepresidencia, las gobernaciones, el congreso, la suprema corte, etc. Un reparto institucional en el que cada uno se turnaba la presidencia cada sexenio e iban uno a uno en los puestos institucionales que manejaban el país.

Evidentemente no sólo se negocian cuotas de poder, sino la legitimidad, la legalidad y la democracia de un Estado. Ya que se supone que dichos pactos garantizan también la legitimidad, las acciones tomadas se vuelven legítimas a partir del acuerdo entre las cúpulas y no a partir de la aprobación de la mayoría del pueblo, fuente de la democracia.

La democracia representativa llega así a su máxima degeneración. Los representantes se vuelven autónomos políticamente, ya no representan nada ni a nadie, más que a sus propios intereses, los de un partido o una facción de él, de una cúpula.

El pacto político no será jamás democrático, la democracia representativa bajo el pacto no es más que una parodia.

La verdadera participación política democrática, representativa o directa no requiere de pactos entre el PRI y el PAN, ni coaliciones o alianzas entre partidos que favorezcan a uno u a otro candidato o partido, que favorezcan uno u otro reacomodo político. Las decisiones son y deben ser de la mayoría a favor de los intereses nacionales.

Correo electrónico: estelahdzb@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. LOS LÍDERES Y HÉROES DE PAPEL

    El frenesí por lograr un Monopolio Mercantil Mundial, que solo beneficie a los grupos económicos que componen el Corporativismo Inglés, ha llevado a estos, a dirigir secretamente el crimen organizado por más de dos centurias en el mundo. Estas organizaciones criminales se encargan de incentivar en todo ámbito, la pobreza y la delincuencia; para que abunden sectores sociales víctimas de estos flagelos y otros consecuentes, como la guerra y la droga.
    El fin es inducir en estos sectores afectados el anhelo de vanas ideologías, con sus falsos redentores; estas mismas organizaciones criminales procesan, dirigen y promueven estos líderes “salvadores”; la creación de este contexto es para poder aprovecharse de las libertades, reivindicaciones y derechos de los desposeídos y desadaptados, para usarlos como justificantes; que impulsen el caos, destrucción y despejes de espacios, que puedan llegar a ser competitivos y contrarios a los intereses monopolistas del Corporativismo Inglés.
    Esta Alianza Inglesa domina el mercado mundial desde hace siglos, ella financió con tales fines la aparente revolución francesa y las supuestas independencias americanas. No es Inglaterra quien actualmente gobierna el mundo, se trata de una TESTAFERRA, la llamada Corporación Británica. Esta se apoderó de Inglaterra después de difundir momentánea y falsamente que Napoleón ganó en Waterloo; así lograron bajar las acciones y se apoderaron de la economía de Londres. Ya dominados Francia y España, incitaron con ideas, préstamos, pertrechos y tropas, las falsas independencias de sus colonias; ya, especiosamente lo habían logrado en EEUU. De la economía de Europa se apoderan en su reconstrucción (Plan Marshall), principal fin de la II Guerra Mundial.
    Hoy dirigen mediáticamente la diatriba de derecha e izquierda, antisemitismo y sionismo etc., sus grandes negocios de la explotación de pobreza, inseguridad, banca, droga, e industria bélica, es la fuente de su poder. Todo ha sido dirigido a través de sectas secretas, que en las “independencias” también obedecían a Londres y era la afiliación común de “Los Héroes Emancipadores”. Dichos LÍDERES Y HÉROES DE PAPEL hoy se multiplican en diferentes países e instituciones; el fin es el embaucamiento de las mayorías; para despojar a las diferentes naciones de sus bienes y servicios, manipulándolos hasta el caos o destrucción total del orden actualmente establecido en ellos; para instaurar un Nuevo Orden Mundial; donde solo la Corporación Británica tenga las preeminencias.
    Puede corroborar, este esbozo, en los diferentes libros y escritos de esta web:

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner