Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Estamos jodidos todos ustedes

| 5 julio 2010 | Memoria Ciudadana | 713 vistas | comentarios

Ramón Martínez de Velasco

La fotografía que acompaña a esta columna se tomó tras la derrota del seleccionado mexicano de futbol ante el seleccionado de Argentina, que dirige “ese ejemplo de la decadencia que es Maradona”, según escribió el cuñadito del ese sí decadente Felipe Calderón, Juan Ignacio Zavala, en Milenio diario (tribuna de cínicos y transas).

Y EL ESTEREOTIPO se materializó en el Soccer City. Foto: La Jornada.

La imagen revive al clásico estereotipo del mexicano: el del sombrerudo dormido a la sombra de un cactus, cobijado por un sarape.

Pero a este mexicano no lo agobia el alcohol, o la pobreza, o el hambre.

Lo martirizan la derrota, la decepción y el desengaño. “Incapaz de superar los obstáculos de la historia, perpetua el mito del dolor nacional del cual el pueblo se nutre” (Alexander Naime Henkel, en La Jornada).

Y desde Sudáfrica retornará para volver a respirar el oxígeno artificial que suministran a su alma torturada los “buenos”, que un día le piden “unidad” y “fortalecer a las instituciones”, y al siguiente lo desprecian y descalifican.

Regresará y le será anunciado que debe colaborar con una autoridad que quiere súbditos, no ciudadanos.

Retornará para ver, en las secciones de “Sociales”, cómo un día los dizque gobernantes se muestran abrigados por las élites, y al otro declaran que su principal preocupación es erradicar las desigualdades y defender la dignidad humana.

Llegará a su oficina y caerá en la cuenta que, al igual que en el futbol, ahí manda la mentalidad ratonera, y que a nadie le importa México ni las generaciones futuras, sino andar siempre por el camino más fácil, “en el que no hay que demostrar nada y esforzarse poco” (Alexander Naime).

Estará de vuelta y caerá en la cuenta que, al igual que el entrenador de la selección mexicana, es un rehén dentro y fuera de la cancha. “Te dicen que hagas eso. Yo no soy actor pero vienen y te dicen: ‘Televisa quiere un eslogan. Dilo’. Yo podría decir que no, pero ya no sería técnico de la selección. Está clarísimo” (Javier Aguirre, en la revista Expansión).

Y a la vuelta de los días, caerá en la cuenta de que no fue a Sudáfrica a ver a México.

Que esos tipos mediocres y habladores no son México.

Caerá en la cuenta de que fue el actor de su propia comedia.

El espectador de un drama que no era suyo.

El cómplice de un conjunto de ineptos que imponen una agenda estúpida e interesada (gastar 17 millones de pesos en colocar 4,500 foquitos al Acueducto de Querétaro, por ejemplo).

Y entonces, por fin, mandará todo al carajo, y escribirá:

“Señor Aguirre: soy Armando Ortiz y no amo a México. No a este México de su Iniciativa. Si bien usted dice que es hora de soñar, yo creo que es hora de despertar. No somos fracasados y no necesitamos del éxito de 11 jugadores para sentirnos exitosos. Luchamos por sacar adelante nuestra causa que, por cierto, hace rato ha dejado de ser México, ese país que vive secuestrado. Nuestra causa, que no es la suya, ni la de Televisa, ni la del gobierno que lo cobija como a un héroe. No es cierto que vivamos en el país del “sí se puede”. Tampoco en el país del “ya se pudo”. Vivimos en el país del “no nos dejan”. Ellos han hecho de nuestro país su hacienda y de los medios de comunicación una tienda de raya ideológica. No necesitamos de una Iniciativa México para sacar adelante a este país. Lo que se requiere es la iniciativa propia de cada uno de nosotros. Ahora vaya y chingue a su madre”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner