Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Cuerpos que no importan: Mexicanas en tiempos de guerra

| 4 abril 2011 | Diálogos Diversos | 100 vistas | 4 comentarios

Lluvia Cervantes*

Recientemente, la alta jerarquía católica de México (y de Querétaro) comenzó a promover facilidades para obtener el perdón divino y agilizar los trámites para anular la excomunión inmediata a la que, dicen, incurren las mujeres que abortan, siempre y cuando acudan a confesarse con arrepentimiento con sacerdotes autorizados, aún arriesgándose a ser juzgadas como “asesinas” o “madres desnaturalizadas” por ellos.

Decidir

Foto: www.centromujer.es

Más allá de burocracias celestiales, a las organizaciones que promovemos y defendemos el derecho a decidir de las mujeres sobre nuestros cuerpos, nos preocupa la situación actual de nuestro marco legal en el tema de aborto después de la reciente escalada de reformas a constituciones estatales realizadas para “proteger la vida desde el momento de la fecundación” y darle calidad de persona nacida a un óvulo fecundado aún antes de que se implante en un útero y se produzca un embarazo. El escenario es muy grave: existen nuevas iniciativas en más estados, y ya hay propuestas para modificar nuestra Constitución Federal, lo cual demuestra un profundo desconocimiento o negligencia de legisladores sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

México está en una cruenta guerra que ya no se puede negar por más eufemismos con que el gobierno intente justificarla. Y como en todas las guerras, también en nuestro territorio los cuerpos de las mujeres de todas las edades se utilizan como botín y como método de amedrentamiento. Lo vemos en Zongolica, en Ciudad Juárez, en Michoacán, como lo ha sido en Vietnam o en Afganistán, y esto desde cualquier lado de las trincheras en cuestión. Aunada a la urgente necesidad de legislar sobre feminicidios (no los desafortunadamente llamados “efectos colaterales”, sino los asesinatos en que el factor de vulnerabilidad de las víctimas se relaciona con los órganos sexuales con los que nacieron), existe algo que quienes defienden a ultranza a las “personas humanas no nacidas” (¿Cuáles serán las personas no humanas?) no han tomado en cuenta: todas las violaciones a mujeres producto del abuso del poder de los hombres que hoy están enfrentándose entre sí, y que, en un país sin acceso real a métodos anticonceptivos (menos al de emergencia) y sin educación integral de las sexualidades que permita que estas mujeres prevengan o interrumpan estos embarazos producto de ya de por sí traumáticos eventos (generalmente impunes) se suman a la violencia institucional de obligarlas a parir con la falsa creencia de que todas “se enamorarán” de su producto y ejercerán felizmente su maternidad, o todas las personas que nazcan encontrarán una familia (heterosexual, claro) que les adopte y no estarán en semáforos intentando sobrevivir a su pobreza extrema o en casas hogares viviendo violencia y carencias afectivas.

Constantemente hemos evidenciado que Querétaro es uno de los estados con menos causales por las que no se penaliza un aborto: sólo si es imprudencial o producto de una violación. No contamos con causal salud, un pendiente legislativo. Pero, dado el terrible contexto actual que vivimos en México, seguir sin legislar a favor de que se instrumenten procedimientos claros para que una mujer pueda interrumpir legalmente un embarazo producto de una violación si es su decisión, forma parte de una red de complicidad con quienes violan a las mujeres de nuestro país, con quienes les dan 30 años de cárcel por “homicidio en grado de parentesco” (cuando al violador, si lo juzgan, le dan 7 u 8 años) y puede considerarse incluso como un crimen de guerra.

*Coordinadora en Querétaro de la Red por los Derechos Sexuales y reproductivos en México (DDESER)
desdudate@gmail.com
http://www.ddeser.org

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios

  1. QUE FLOJERA CON LO DEL ABORTO, NO ESTAMOS A FAVOR PERO TAMPOCO NOS PARECE QUE LOS HOMBRES DEBAN DECIDIR Y JUZGAR CUANDO MUCHAS VECES, EL PROBLEMA LO OCASIONAN ELLOS MISMOS.ABANDONAN A LA MUJER Y LA DEJAN CON TODA LA RESPONSABILIDAD CUANDO UN EMBARAZO -DESEADO O NO DESEADO- ES COSA DE DOS. ¿LA IGLESIA? SOLO SIRVE PARA COMPLICAR LA EXISTENCIA CON SU DOBLE MORAL …

  2. a un mal como es la violación, se le quiere “solucionar”con otro mal más grande que es el aborto. Una violación a una mujer no justifica, ni le da el “derecho” sobre la vida de su hijo en su vientre, porque lo que esta haciendo es “decidir” sobre la vida y cuerpo de su hijo y no de ella. Científicamente está comprobado que desde la concepción, ya hay un nuevo ser distinto a la madre, tiene una genética única e irrepetible, desde el momento de la UNION del esperma con el óvulo ya HAY UN EMBARAZO, ya hay una vida humana, una persona con derechos y entre ellos la vida y estos derechos son inalienable, irrenunciables e imprescritbiles.

  3. No es ninguna flojera del aborto, como tampoco es flojera el cuidar nuestro ambiente en el que vivimos como dicen los ecologistas. Pero si no respetamos como sociedad, la vida desde la concepción hasta su muerte natural, menos vamos a respetar nuestro ecosistema.

  4. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, un embarazo SÓLO se considera como tal, no cuando hay un óvulo fecundado, sino que hasta este óvulo fecundado termina su proceso de implantación dentro de las paredes del útero. Entre una potencial fecundación y la implantación, pasan días (por ejemplo, es allí donde opera la anticoncepción de emergencia -AE-, que NO es abortiva, puesto que sólo actúa para prevenir el embarazo antes de que exista este; si ya hay una implantación, la AE ya no funciona). De manera natural, muchos óvulos fecundados se descartan sin implantarse y las mujeres ni siquiera nos damos cuenta de que hubo una fecundación; darles derechos de personas nacidas con todos los efectos de la ley a esos óvulos fecundados implicaría considerar que los que no se implanten, esas “vidas humanas” o “no nacidos”, se están suicidando; o en todo caso, que tendrían que inscribirse en el registro civil, darles nombre, o incluso, hacerles actas de defunción.

    No entender que las mujeres deben tener garantizadas por ley TODAS las opciones que les permitan ejercer el artículo 4o constitucional para que ellas puedan decidir y tener acceso a una vida DIGNA para ellas y para todas las nuevas personas que nazcan, y por tanto tener las TRES opciones (seguir el embarazo y quedarse con el producto, seguir el embarazo y darlo en adopción Y tener una interrupción del embarazo en las condiciones que permitan que no se mueran las mujeres por abortos clandestinos) habla de un profundo desconocimiento de la realidad de las vidas de las mujeres y legitima la violencia social, comunitaria, institucional y sobre todo, machista, en contra de sus derechos humanos.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner