Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Más por menos

| 9 mayo 2011 | En Pocas Palabras | 198 vistas | comentarios
¿Quién es el más ocupado?

Imagen: www.oecd.org

Nahum G. Hernández B.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recientemente publicó un artículo donde compara a los países miembros de esta organización y donde se demuestra que en nuestro país se trabajan 10 horas diarias incluyendo empleos remunerados y empleos no remunerados.

De estos resultados se observa que las mexicanas trabajan más. La diferencia del tiempo invertido en trabajo no remunerado entre mujeres y hombres en México es de 4 horas y 21 minutos, la mayor diferencia de la OCDE, donde la brecha promedio es de 2 horas y 28 minutos.

 

Y en contraste, México ocupa el segundo lugar en desigualdad de ingresos y el nivel más alto de pobreza relativa (uno de cada cinco mexicanos es pobre, comparado con sólo uno de cada diez en promedio del resto de los países miembros), casi a la mitad de los mexicanos les resulta difícil o muy difícil poder vivir de sus ingresos.

El resultado es más que evidente, simplemente trabajamos más y ganamos menos, y lo que es aún peor, en relación a lo poco que ganamos pagamos demasiados impuestos y el costo de la vida es mayor que en la gran mayoría de los países miembros de esta organización. Y la cereza del pastel, mantenemos los primeros lugares en índices de desempleo.

De inicio debemos puntualizar que de ninguna manera el pueblo mexicano es flojo, la muestra la dan no solamente estas cifras, sino los miles de compatriotas que trabajan de ilegales en el país vecino, en donde se caracterizan por su enorme capacidad laboral.

Sin embargo, más allá de esto, los indicadores recientemente publicados ponen el dedo en la llaga en cuanto a la situación que vive el país, descubren el enorme desempleo, la pobreza y la desigualdad.

En nuestra nación, dadas las alarmantes cifras de desempleo, son pocos los que trabajan y los que lo hacen, generalmente rebasan el promedio de 8 horas laborales diarias, el fenómeno de la explotación es más que obvio, ante tales circunstancias, en este país los empleadores y demás patrones pueden darse el lujo de pagar poco y exigir mucho, al fin existe todo un desesperado ejercito de pobres desempleados aguardando a ser explotado por un suelto menor. Esta es toda una realidad, y constituye la amenaza más burda y común que casi todos los mexicanos han escuchado alguna vez en su vida laboral.

En el fondo y ante las circunstancias adversas que vivimos, lo que hace falta es una Reforma Laboral integral, que atienda los vicios, pero que también regule la tentación de las miles de formas explotación laboral de los empleadores; hace falta una reforma que evite abusos de cualquiera de las partes, y que sobre todo vele por los derechos humanos de los trabajadores. Pero bueno, aún no es navidad y los Reyes Magos definitivamente no existen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner