Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Maternidades voluntarias

| 9 mayo 2011 | Diálogos Diversos | 254 vistas | 1 comentario

Lluvia Cervantes Contreras*

Como cada año, el 10 de mayo se ha mercantilizado para exaltar sobre todo las características que se supone, debieran tener “las buenas mujeres” de acuerdo a una cultura aún muy conservadora y judeocristiana. Pero hoy día, ¿qué maternidades realmente pueden festejarse? ¿Cuántas realmente fueron planeadas, elegidas y se llevan a cabo ahora con todas las condiciones que permitan a las mujeres que son madres vivir libres de violencia y en relaciones equitativas?

Maternidad

Foto: www.cosaslegales.es

¿Celebramos esas maternidades que tuvieron que ser porque no hubo opción, nunca se tuvo información (las mujeres “deben ser” ingenuas sobre sexualidades) o acceso a métodos para prevenir un embarazo inesperado? ¿De mujeres que fueron abandonadas cuando sus parejas se enteraron del embarazo, aún después de que fue producto de “una prueba de amor” o porque “con condón no se siente lo mismo”? ¿O que fueron abandonadas cuando ellos consiguieron (gracias, doble moral) a otra(s) mujer(es) que no les “daban tantos problemas” como exigirles apoyo económico o que no las golpeen? ¿Las de mujeres que son esclavas de su esposo e hijos/as, quienes bondadosamente el 10 de mayo les darán permiso de ese día no cocinarles o les regalarán las facilidades para que ahora ya no les laven la ropa a mano? ¿Las de las mujeres que tuvieron que continuar un embarazo producto de una violación cuando el estado no les permitió ejercer su derecho a un aborto legal por esa causa?

Para que el ejercicio de las maternidades en México realmente sea voluntario, se dé en las mejores condiciones, y no sea un decreto, muchas veces impuesto desde el abandono o la violencia, el estado debe garantizarnos educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.

En abril se cumplieron 4 años de la interrupción legal del embarazo en la ciudad de México. A pesar de los intentos de quienes se dicen provida por dar marcha atrás a la despenalización, ésta es ahora una realidad que ha posibilitado a 58 mil 152 mujeres abortar legalmente entre abril del 2007 y marzo del 2011. De estas, el 25% acude de otros estados (Querétaro en 4to lugar) donde el aborto es ilegal y por tanto, las mujeres que cuentan con recursos para viajar al DF pueden atenderse en las mejores condiciones de salud y justicia social. Pero aún ahora, organizaciones que están en contra del derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo y su proyecto de vida, se plantan fuera de hospitales que brindan el servicio para intentar persuadir a quienes deciden abortar con tal de salvar esas “vidas inocentes”, aunque, si logran que nazcan, hasta ahí se acaba su labor altruista, pues nada han hecho públicamente por evitar que haya personas en situación de pobreza extrema, para que no exista violencia en su modelo ideal de familia ni para procurar una vida digna a todas las personas que nacen producto de una violación. La mayoría de las veces, sus métodos incluyen sembrar el temor a un dios, la culpa y el miedo; y juzgar como “malas mujeres” o “asesinas desnaturalizadas” a las usuarias que de por sí, pueden llegar con muchas dudas dado que en nuestra sociedad pesa mucho el qué dirán, y más si se trata de que su familia se entere, de esas familias que basan su “honor” en que sus hijas no ejerzan sus derechos sexuales informada y autónomamente. ¿Por qué no dirigen sus esfuerzos a los padres ausentes, a los hombres “con permiso” de ejercer su vida sexual activa tanto como puedan (incluso con violencia) para demostrar “qué tan hombres” son? Aún falta mucho para que las mujeres podamos realmente afirmar que en nuestra sociedad ya existe la equidad entre los géneros que tantos programas gubernamentales presumen.

Para que el ejercicio de las maternidades en México realmente sea voluntario, se dé en las mejores condiciones, y no sea un decreto, muchas veces impuesto desde el abandono o la violencia, el estado debe garantizarnos educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.

*Coordinadora en Querétaro de la Red por los Derechos Sexuales y reproductivos en México (DDESER)
desdudate@gmail.com
http://www.ddeser.org

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. No solo el día de hoy hay que celebrar a las mamás, sino todos los días por su gran amor hacia nosotros los hijos. Todos los días hay que reconocer el valor y coraje a las mamás que tuvieron a sus hijos sin importar la circunstancia en que se volvieron MADRES y no hicieron caso a “consejos” de desacer esa vida en sus entrañas. Porque la vida es un derecho inalienable, irrenunciable e inprescriptible. Los hombres debemos recordar que venimos de una mujer que nos dió la vida, que ha tenido sacrificios en su vida por vernos crecer y desarrollarnos y que hemos sido causas de alegría, pero también de muchas tristezas. Por lo tanto, hemos de comportarnos como HOMBRES respetándo a las mujeres tanto a la mamá, hermanas, primas, sobrinas, tías, compañeras de trabajo, etc., pues son personas como nosotros, no faltarles al respeto con propuestas que denigran su ser de personas, pues el que paga las consecuencias es esa pequeña creatura dentro del vientre materno y es él el menos culpable.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner