Banner Jurídico.
Banner Sorriso

No marches

| 30 mayo 2011 | El ahorcado del lunes | 72 vistas | comentarios
Marcha

Foto: momento24.com

Eduardo Garay Vega

El optimismo no ha sido una de mis características. De hecho, terminé de perderlo tras el show de las elecciones en el 2006, cuando me dio la impresión de que el país se resquebrajaba en blanco y negro (para no utilizar la más poética rojos y cristianos, que me gusta más, pero que siempre es muy mal leída). Tras la convocatoria a la Marcha por la paz, organizada y representada por Javier Sicilia, percibí un ánimo distinto entre algunos que, creía ilusamente, eran tan amargados como quien esto escribe. Ellos hablaban o escribían, sobre que con esta manifestación se podría llegar más lejos, que al aparecer la clase intelectual, siempre tan alejada de la realidad, siempre tan dispuesta a firmar desplegados pero poco dada a actuar en la practicidad, se llegaba al inicio de un cambio. Han pasado los días y todo sigue igual.

El problema no radica en el nombre de los marchistas, sino de los interpelados en los discursos, que siguen oyendo lo que se les antoja y lo que ellos solos repiten en los eventos oficiales. Incluso estoy llegando a temer que, efectivamente, se creen sus propias palabras y están convencidos que tienen la razón y debemos seguir por el mismo camino. Lo peor es que si bien es cierto que Sicilia parece no tener los mismos intereses colaterales que el señor Martí o la señora Wallace, sus interlocutores sí actúan como si todos fueran iguales y tuvieran las mismas ideas.

En lo personal, y después de seguir la marcha y la reacción del gobierno, me quedo con la impresión que ya no tiene sentido y ha perdido su efecto salir a la calle a manifestarse. Mientras para el gobierno este tipo de expresión de rechazo ha pasado a ser nada, para la gente se ha vuelto hasta una moda: “¿no vas a ir a la marcha?, van a estar todos, no puedes faltar, qué van a decir…”.

El problema es que la situación se está polarizando más y, otra vez me acuerdo del 2006, los radicalismos parecen ser una opción válida. Mi primer temor tiene qué ver con la idea de que salir a las calles a manifestarse ya no tiene sentido, que ha perdido su objetivo tanto como el gobierno ha perdido el estado de derecho.

Porque el estado de derecho está ligado a la creación de leyes y la sanción a quien incurra en alguna violación a las mismas. Ahora se hacen leyes, no se respetan y la autoridad no las hace respetar, incluso hay regiones, aisladas, poquitas dice el señor Calderón, en donde alguien distinto a la autoridad rige las normas de comportamiento social y aplica sus propias leyes y sanciones.

Y mi último temor llega cuando me pregunto qué sigue: las marchas han perdido su función y sentido, eran para ser escuchados, ya nadie lo hace. El estado de derecho tenía qué ver con leyes, su aplicación, vigilancia de respeto y castigo a los culpables, cosa que parece que cada vez menos se cumple. Los sindicatos tenían la función de proteger a sus agremiados de abusos patronales, ahora son carteras políticas que sirven de trampolín para hacer menos y sacar la mayor ganancia posible. Los partidos políticos representaban las distintas ideas que había en la sociedad y era imposible ligar azules con amarillos. Los apoyos culturales obedecían a la necesidad de difundir proyectos creativos, no eran un salario disimulado. Los concursos servían como reconocimiento a una obra, no servían para mantener a los artistas.

Si “el fin justifica los medios”, “es justo que me apoyen”, “me tienen miedo y por eso consigo lo que quiero”, “nuestros derechos son inamovibles”, son nuestros argumentos, ¿qué sigue?

La polarización es mala consejera. En situaciones extremas uno debe comprometerse para un lado, sin discutir, sin pensar, o con unos o con otros… Quiero creer, con el último optimismo que me queda, que en la polarización tendremos que quitarnos las máscaras y declararnos tirios o troyanos, y dejaremos atrás los argumentos de “a mí no me importa quién gobierne, mientras me apoye”…

Lo bueno es que falta poco para el fin del mundo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner