Banner Jurídico.
Banner Internet 1500 Obras Mun. Qro.
Banner Segundo Informe Braulio.

La Educación como Hecho Social (I)

208 | 6 septiembre 2011 | Foro Educativo | 2.528 vistas | comentarios
Sé sociable, comparte esta noticia

    Sergio Centeno García

    La educación al ser un hecho social que el individuo al nacer encuentra ya totalmente constituido, se le impone totalmente al niño cuando empieza a integrarse a una sociedad. Primero en el seno familiar y después en la escuela. Y es aquí en donde por ser impuesto, encuentra las mayores resistencias. Es claro, ningún niño asiste a la escuela por voluntad propia o por gusto, asisten por una simple y sencilla razón: porque es lo que se debe hacer, lo que se acostumbra, porque así lo determina la sociedad, en otras palabras, los niños asisten a la escuela por ser un acto obligatorio socialmente. Y es en esta obligatoriedad emanada del poder de coacción que los hechos sociales poseen para imponérsele al individuo, donde se originan los fenómenos de reprobación y deserción escolar.

    Desercion escolar

    Foto: metropolitanoenlinea.com

    La Secretaría de Educación Pública (SEP) en México afirma que el nivel de deserción escolar es muy reducido en los niveles básicos; es decir, en primaria y secundaria, pero es en el nivel medio superior en donde se encuentran los más altos porcentajes. La explicación a esto es un tanto simple: ¿por qué los niños no desertan en primaria o secundaria? Porque aunque sean obligados a ir, todavía son muy pequeños para oponer una fuerte resistencia, esto es, aún no tienen la suficiente fuerza como para oponerse férreamente a asistir a clases. De ahí que obligados en su mayoría a asistir a la escuela, los niños no desertan y terminan su educación básica. Esto por supuesto no es algo universal, pues hoy en día aún existen muchos casos de niños, sobre todo en los pueblos y comunidades más alejadas, que sencillamente abandonan la escuela y no terminan ni su educación básica. Y los padres no oponen muchas trabas a ello, sobre todo cuando ya tienen hasta cierto punto desarrollado su cuerpo como para enviarlo a trabajar con el papá.

    Ahora bien, ¿por qué es en el nivel medio superior en donde se observa mayor índice de deserción escolar? Porque es en esta etapa donde los individuos ya empiezan a adquirir una mayor autonomía psicológica ante sus padres, y ya pueden con menos riesgo, oponerse a una decisión tomada unilateralmente por ellos. Así que, es en el nivel medio superior cuando, si el adolescente logra vencer un poco el miedo al rechazo social, decide por sí mismo no asistir más a la escuela.

    En el mismo sentido, la SEP marca como principal factor que propicia la deserción escolar a este nivel lo siguiente: los adolescentes deciden no acudir más a su escuela porque “no les gusta”. Evidente: la gran mayoría de niños y adolescentes no asisten a la escuela por gusto, sino primordialmente por obligación, porque no les queda de otra. En consecuencia, siempre que algún niño o adolescente pueda superar el temor a la sanción moral que implica el resistirse al hecho social, en este caso la educación formal, intentarán violentar el hecho y dejar de practicarlo.

    Pongo aquí un ejemplo muy simple que comprueba que niños y adolescentes están a fuerza en su aula de clase: cuando suena la campana o timbre de salida, a la mayoría de niños se le ilumina su cara o algunos hasta saltan de alegría. O también, se ponen felices cuando llega el periodo de vacaciones y claro está, se ponen tristes cuando termina. Lo cual implica al mismo tiempo, que los niños no están por su gusto en el aula.

    Por todo esto es posible afirmar que al ser un hecho social, la educación es una imposición al individuo y por tanto, algo que se “tiene que hacer”, que se “debe hacer”, y por ello es un hecho al cual el individuo siempre que pueda opondrá resistencia. Por lo menos en el nivel medio superior, ya que en el nivel básico no tiene la fuerza para oponerse y en el nivel superior, deja ya de oponer resistencia alguna, ya que en este último nivel el individuo si bien no asiste por gusto, ya no va tan obligado, pues ha entrado en una etapa de maduración en donde ha comprendido que le es conveniente socialmente asistir a la escuela. Opino.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Comentar

    Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

     Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

    Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

    * campos requeridos

    Comentario

    ¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

    Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

    Ingresa tu e-mail:

    Actualizaciones entregadas por FeedBurner