Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Tolerante? Ni a la lactosa…

212 | 3 octubre 2011 | El ahorcado del lunes | 176 vistas | comentarios

Eduardo Garay Vega

Hay quien dice que si uno cuenta con un amigo cuenta con un tesoro y hay que tener muchos amigos para ser feliz. Bueno, yo no soy feliz. Y miren que cuando abrí mi facebook me lancé a mandar solicitudes de amistad a diestra y siniestra y acepté cuanto mensajitos de fulano de tal quiere ser tu amigo me llegaron. Eso me ha llevado grandes decepciones. Por ejemplo en estos días, cuando se pusieron de moda en “mi muro” dos temas universitarios: la sucesión de rectoría y el gravísimo ataque a una estudiante del Campus Aeropuerto.

Tolerancia

Imagen: Especial.

Por olvidar que casi cualquiera puede acceder a lo que uno pone en el apartado de comentarios, tuve que soportar las críticas de los fans de uno de los candidatos, ya que tuve la ocurrencia de dar mi opinión sobre uno de los tantos proyectos que se generan a meses del cambio en la UAQ. De ahí surgió mi columna pasada: trataba de dar a entender que no estoy a favor de Gilberto Nomeimporta, ni en contra de Marco Noséquienes; ambos, por no decir los 4 me parecen iguales. Es como elegir entre la bimdo y la wonder. Ni siquiera quiero discutir eso.

En el otro caso, el de la estudiante atacada, me parece sorprendente la necesidad que existe en saber si fue violada o atacada. Indistintamente el caso es lamentable y debe ser repudiado. Qué bueno que los estudiantes exigieron seguridad al gobierno. Por supuesto que deberían exigir seguridad para todos, sean estudiantes o no; y en todos los lugares, sean o no aledaños a su escuela. Lo cuestionable es esa obsesión morbosa por “aclarar” qué tanto fue atacada la estudiante y su uso como “guerra sucia” en la elección de rector. Aunque en realidad, tampoco es mi tema.

Me interesa hablar sobre los “argumentos” que se dan en tales discusiones y que se repiten en las “redes sociales”. Es preocupante el nivel de discurso de los universitarios, su falta de retórica (por no hablar de sintaxis y ortografía). Uno esperaría, a nivel de estudios superiores, ideas, propuestas, análisis y no insultos y descalificaciones. Claro que si uno lee las sesudas columnas que los profesores universitarios mandan a periódicos o editan en la propia UAQ, verá que no hay mucha tela de donde armar un buen retazo. Casi todos los textos insultan a quien no coincide con el autor, las ironías, cuando las hay, se vuelven chistes tontos por la necedad de explicarlos o informar que se está siendo irónico. Lo peor: el columnista cree que sus lectores son idiotas y los trata como tal.

Por supuesto cualquiera puede decir lo mismo de esto que está leyendo. Ese es su derecho. Solo que yo no soy tolerante, ni a la lactosa. El tolerante, cual columnista universitario, se coloca en un plano superior y “tolera” a quienes no han llegado a su claridad de pensamiento o actitud. El tolerante se llama a sí mismo progresista, vanguardista, emergente, representante de la sociedad civil o de la comunidad cultural. Vive de un sistema que cuestiona y que tiene la obligación de apoyarlo y respetarlo porque si no son “intolerantes”. Algunos son cínicos y estiran la mano cada mes, otros son la “oposición” y se consideran muy “democráticos” y “plurales” mientras reciban sueldo o subsidio.

Mis amigos, los pocos que tengo, lo son sin importarme que le vayan al América, sean judíos, “bicicletos” o burócratas; no los tolero, no me considero superior en ningún sentido y ellos saben que no lo soy. Creo que tampoco me toleran, por eso seguimos siendo amigos, y pueden decirme de todo con la seguridad que nunca los demandaré por “bullying”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner