Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Y nuestra salud sexual, hasta cuándo?

217 | 7 noviembre 2011 | Diálogos Diversos | 135 vistas | 2 comentarios

Lluvia Cervantes*

Basándonos en los conceptos integrales de salud de la OMS y de sexualidades humanas, ¿Cómo poder lograr que las mujeres tengamos acceso pleno y garantizado a nuestro derecho a la salud sexual, en tanto podemos afirmar que no hay salud social? La desigualdad social basada en la diferencia sexual, en la educación heteronormada de los géneros, repercute negativamente en la vida y salud de mujeres y hombres, y las personas feministas que lo evidencian se enfrentan a autoridades y sociedad que sólo ven “feminazismo” o que las mujeres “exageramos y nos hacemos las víctimas”. Esto impide que cambien todas esas políticas públicas paternalistas y convencionalismos sociales que por miedo al empoderamiento y al pensamiento crítico y libre de las humanas, sigue posibilitando que hayan:

Mujeres

Foto: Especial.

Mujeres que desde muy niñas aprenden que lo que hay entre sus piernas debe darles asco, y no deben de tocarlo; que así lo viven toda su vida, así que ir al/a ginecólogo/a es algo que les provoca tanta angustia, tanta vergüenza, tanta incomodidad, que lo van postergando hasta que ya tienen síntomas muy graves como un cáncer que ya será muy complicado tratar.

Mujeres que adquieren ITS, porque toda la vida les han dicho que no deberían saber sobre sexualidades, que mientras menos sepan y más inexpertas sean, “mejores” mujeres son. Que eso sólo les pasa a “cierto tipo” de mujeres, por tanto, ellas que sólo han tenido prácticas sexuales con su novio o esposo, no deben de preocuparse si en sus relaciones hay tanto amor y tanta confianza.

Mujeres que han sido educadas a que las mujeres sólo debiéramos tener prácticas sexuales dentro de un matrimonio heterosexual con bendición divina, y en caso de que nos atrevamos a desafiar el honor familiar que se ha depositado entre nuestras piernas, que “al menos” se haya hecho por amor para que sea un poco menos mal visto.

Mujeres jóvenes que se embarazan por acceder a la famosa “prueba de amor”, con tal de no perder al hombre que les dice que si ellas no quieren, otra más sí querrá.

Mujeres que no proponen el uso de un condón con su pareja hombre, porque él les contesta: “no, porque no se siente lo mismo”, “no, ¿qué no confías en mí?”, “no, ¿quién te está enseñando esas cosas?”, “no, ¿con quién te estás metiendo?”, “no, la primera vez no pasa nada”, “no, será nomás la puntita, termino afuera”.

Mujeres que ante la pérdida de un pecho, o de la matriz, o ante descubrirse infértiles, se sienten “menos” mujeres, porque toda la vida les han dicho que como sexualidad es sólo reproducción, “valen menos” si no cumplen con la expectativa de que deben poder y querer ser madres en algún momento de su vida.

Mujeres que pasan de ser propiedad de su padre a ser propiedad de su pareja y ellos, junto a sacerdotes y legisladores, son quienes deciden sobre su cuerpo y su vida.

Mujeres que dicen en una consulta médica: “mi esposo me ‘ocupó’ anoche”.

Mujeres que han sido violentadas sexualmente porque viven rodeadas de muchos hombres que han sido educados en que los cuerpos de las mujeres son utilizables, desechables, estereotipables, coleccionables, reemplazables a su antojo.

Mujeres que si nos embarazamos sin buscarlo, si nos violan, si nos maltratan o abandonan, si nos da cáncer, si adquirimos una ITS, si nos meten a la cárcel o morimos por abortar, si nos matan, será “nuestra culpa” por abrir las piernas, por vestirnos así, por provocar, por ser “malas mujeres”, porque es nuestra cruz, porque mostrar sumisión ante “el jefe de familia” es “nuestra misión natural”, porque son más importantes “la moral y las buenas costumbres” que nuestros derechos humanos fundamentales, ni qué decir de nuestro derecho a la salud sexual.
¿Hasta cuándo?

*Coordinadora en Querétaro de la Red por los Derechos Sexuales y reproductivos en México
@DdeserQro
desdudate@gmail.com
http://www.ddeser.org

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios

  1. ¿No será ETSs en vez de ITS? o ¿Qué significa ITS?

  2. Hola Negarrak. Desde hace más de 20 años, se ha recomendado ya no usar “ETS” puesto que la aparición del VIH ha mostrado que puede haber personas que, sin estar enfermas, sin mostrar síntomas, e incluso teniendo un buen nivel de salud producto de autocuidados y tratamientos, viven con una infección que adquirieron por vía sexual. Por ello, especialistas en sexología y educadores/as en sexualidades ahora (e incluso es un tip para ver qué tan actualizado/a andan personal de servicios de salud y otros especialistas), utilizan “ITS”, Infecciones de Transmisión Sexual. Saludos.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner