Anuncio Corregidora
Banner Municipio de Querétaro
Corporativo Jurídico Reséndiz

Chespirito y la participación cívica de los mexicanos

231 | 28 febrero 2012 | Óptica Democrática | 53 vistas | comentarios
Sé sociable, comparte esta noticia

    Arturo Marcial Padrón Hernández

    Se ve un panorama complicado en lo que a participación ciudadana se refiere, cuando los mexicanos prefieren congregarse para homenajear la trayectoria de un comediante que para protestar por los problemas que enfrenta el país. Crédito: vozdemichoacan.com.mx

    Se ve un panorama complicado en lo que a participación ciudadana se refiere, cuando los mexicanos prefieren congregarse para homenajear la trayectoria de un comediante que para protestar por los problemas que enfrenta el país. Crédito: vozdemichoacan.com.mx

    A pesar de los sacrificios y esfuerzos de diferentes próceres mexicanos, que durante la historia política de este país han entregado sus profesiones e incluso sus vidas, para construir los pilares de una sociedad participativa y democrática, los logros son lentos en demasía.

    Uno de los ejes centrales de cualquier sociedad democrática, es el involucramiento de sus ciudadanos en la actividad pública. Más allá de la ausencia del entramado jurídico que impulse una sociedad participativa a través de figuras de democracia directa, como el plebiscito, iniciativa popular o revocación de mandato; las señales apuntan hacia una desangelada participación de la población en general.

    Si observamos la principal variable de participación y expresión ciudadana –la afluencia electoral– es notorio el crecimiento del abstencionismo en los últimos tres lustros; pasando de un 22.84% en 1994 a un 55.12% en 2009 en las elecciones federales.

    Desde luego que hay muchos factores que explican el incremento de la apatía, desde la credibilidad en los procesos electorales, hasta el interés por las cuestiones políticas. En estos rubros, los ciudadanos –según la última encuesta sobre cultura política de los mexicanos– en su gran mayoría opina que las elecciones no son limpias (65%) y que la política les interesa muy poco o nada (66%).

    Esto está relacionado con la visión que tiene el mexicano promedio de sí mismo y su papel en la sociedad, lastimosamente, solo 3 de cada 10 mexicanos opina que los ciudadanos tienen el poder de cambiar las cosas. Y solo 1 de cada 10 ha tenido la iniciativa de reunirse con sus vecinos para participar en la solución de alguna problemática de su comunidad.

    Los datos mencionados, nos reflejan el perfil del grueso de la población en este país. Una ciudadanía aletargada por los grandes emporios económicos y políticos. Con tal diagnostico, se ve difícil que florezca una conciencia ciudadana que participe de las políticas públicas.

    No obstante, lo que crece a chorros es la espontaneidad popular, que raya en la banalidad y bobería televisiva. Solo de esta forma, me explico una concentración de 22 mil personas para conmemorar a Chespirito y no una huelga general del país, ante el alza de la gasolina, los productos básicos de alimentación o la ineficacia de un gran número de gobernantes.

    De ese tamaño andamos.

    arturomarcialpadron@gmail.com

    twitter@arturmarcial

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Comentar

    Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

     Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

    Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

    * campos requeridos

    Comentario

    ¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

    Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

    Ingresa tu e-mail:

    Actualizaciones entregadas por FeedBurner