Banner Jurídico.
Banner Internet 1500 Obras Mun. Qro.
Banner predial Corregidora noviembre

El IMSS da una opción para los no asegurados

230 | 21 febrero 2012 | Querétaro | 25.084 vistas | 51 comentarios
Sé sociable, comparte esta noticia
    • Se trata del Seguro de Salud para la Familia (SSF) que puede ser adquirido de manera voluntaria por personas sin afiliación al IMSS.

    Iván Aldama Garnica

    Pie de foto: El Seguro de Salud para la Familia ofrece atención médica, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria a las personas que no están afiliadas al IMSS. Foto: Revista enfoke.com

    Pie de foto: El Seguro de Salud para la Familia ofrece atención médica, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria a las personas que no están afiliadas al IMSS. Foto: Revista enfoke.com

    Tras las reformas a la Ley del Seguro Social en el año de 1997, se creó el Seguro de Salud para la Familia que brinda atención médica, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria a las personas que no están afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó el ingeniero Adolfo Carrillo Arellano, titular de la Jefatura de Servicios de Afiliación y Cobranza en la Delegación Estatal Querétaro del IMSS.

    Este seguro puede ser adquirido por cualquier persona que viva en el territorio nacional y que no este inscrito en el sistema de seguridad social que ofrece el IMSS. De ahí que este seguro comprende dos niveles, el primero es para aquellos asegurados que vienen de un régimen ordinario u obligatorio, es decir, aquellos que ya tenían seguro social: “estas personas, que vienen de un régimen ordinario, si tienen 52 semanas anteriores a su baja, reconocidas, tendrán el derecho a comprar el Seguro de Salud para la Familia sin ningún tipo de restricciones, siempre y cuando lo compren dentro del año posterior a la fecha de la baja”.

    Incluso, pueden seguir contando con sus derechos que generaron como trabajadores, ya que este seguro no cubre prestaciones sociales para las personas que nunca han estado afiliadas al Seguro Social o que tienen más de un año sin este: “no tienen derecho a incapacidades, no tienen derecho a pago de subsidios, no tienen derecho a pensiones o a guarderías, en caso de madres trabajadoras”.

    En tanto, una persona que nunca ha estado asegurada por el IMSS o que lleva más de un año fuera del sistema del seguro social, puede contratarlo, pero le aplican algunas restricciones que marca la ley.

    Carrillo Arellano aclaró que dichas restricciones están señaladas en los artículos 81, 82 y 83 del Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación, Clasificación de Empresas, Recaudación y Fiscalización (Racerf). Por ejemplo, a una persona no se le permitirá comprar el Seguro de Salud para la Familia si tiene alguno de los siguientes padecimientos:

    Alguna enfermedad preexistente, tales como: tumores malignos; enfermedades crónico degenerativas como: complicaciones tardías de la diabetes mellitus; enfermedades por atesoramiento (enfermedad de Gaucher); enfermedades crónicas del hígado; insuficiencia renal crónica; valvulopatías cardíacas; insuficiencia cardíaca; secuelas de cardiopatía isquémica (arritmia, ángor o infarto del miocardio); enfermedad pulmonar obstructiva crónica con insuficiencia respiratoria, entre otras, y enfermedades sistémicas crónicas del tejido conectivo; adicciones como alcoholismo y otras toxicomanías; trastornos mentales como psicosis y demencias; enfermedades congénitas y Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o Virus de Inmunodeficiencia Adquirida Humana positivo (VIH).

    Sin embargo, el titular de la Jefatura de Servicios de Afiliación y Cobranza de la Delegación Estatal Querétaro del IMSS comentó que si una persona tiene diabetes mellitus o tuviera hipertensión arterial, no tendría derecho a comprar el Seguro de Salud para la Familia, salvo que tuviera un año cotizando en el Seguro Social antes de que haya salido del sistema y que esta situación no tuviera más de un año: “Si yo como asegurado, me doy de baja o soy dado de baja en julio del año pasado y quiero comprar un Seguro de Salud para la Familia, si el año anterior o si antes de la baja yo coticé un año, yo puedo comprar mi seguro y tengo derecho a todas las atenciones médicas sin excepción”.

    De acuerdo con el artículo 75 del Racerf, la incorporación voluntaria de los sujetos a este seguro podrá ser de forma individual o colectiva. La individual, según la ley, se formalizará a través de los formatos impresos que para este propósito establezca el Instituto, mismos que surtirán los efectos de un convenio, debiendo ser suscritos por el propio interesado, y la colectiva, en favor de terceros, sólo podrá realizarse por una persona moral legalmente constituida con los que mantenga un interés jurídico. Asimismo, se formalizará, previa solicitud, mediante la celebración de un convenio, el cual deberá ser suscrito por el representante legal del contratante y por el Instituto, y comprenderá un mínimo de veinticinco personas.

    Adolfo Carrillo Arellano señaló que los requisitos para tramitar el SSF son: original y copia de la identificación oficial del titular; el número de seguridad social, (en caso de que no tenga, se genera); cuatro fotografías tamaño infantil de cada uno de los beneficiarios; llenar un cuestionario médico del titular y de sus beneficiarios; original y copia de las actas de nacimiento de cada uno de los beneficiarios; original y copia del acta de matrimonio; copia de comprobante de domicilio y la Clave Única de Registro de Población (CURP) de cada uno de los beneficiarios.

    El Seguro de Salud para la Familia (SSF) tiene un costo –que corresponde con el salario mínimo vigente– y se divide de acuerdo con cuatro rangos de edades: de 0 a 19 años cuesta 1371.25 pesos; de 20 a 39 años cuesta 1602.60 pesos; de 40 a 59 años cuesta 2395.40 pesos y de 60 o más años cuesta 3604.70 pesos. El pago se efectúa de manera anual y la recontratación se hace 30 días antes de su vencimiento. La atención médica se recibe a partir del primer día hábil después de que se haya comprado el seguro.

    Los interesados en adquirir este seguro deberán acudir a las oficinas de afiliación de las delegaciones del IMSS de su entidad. En el caso del estado de Querétaro, pueden presentarse en las delegaciones del IMSS de los municipios de Querétaro (Avenida 5 de Febrero, número 102, colonia Centro) o de San Juan del Río (Hacienda San Nicolás, número 4, Fraccionamiento Las Haciendas) en horario de 8 de la mañana a 3 de la tarde, o bien pueden marcar los números 2 11 23 67 y 68 para la delegación Querétaro y (01) (427) 2 64 24 75 para la delegación San Juan del Río donde pueden obtener información.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Comentar

    Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

     Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

    Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

    * campos requeridos

    Comentario

    ¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

    Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

    Ingresa tu e-mail:

    Actualizaciones entregadas por FeedBurner