Banner Jurídico.
Banner Internet Predial Octubre.
Banner Lluvias Corregidora

Atienden a mujeres en la “Casa de Jesús”

233 | 13 marzo 2012 | Querétaro | 459 vistas | 1 comentario
Sé sociable, comparte esta noticia
    • Esta institución religiosa atiende a niñas provenientes de familias disfuncionales.

    Iván Aldama Garnica

    María Angélica Feregrino Martínez es una chica de 17 años de edad, proveniente del municipio de San Joaquín, Querétaro, que después de presenciar actos de violencia en su casa y recibir maltrato físico a manos de su padre, recibió apoyo en la “Casa de Jesús”.

    La hermana Martha Eugenia Rojas Mena, directora de la Asociación Civil Orientación Social Juvenil Femenina, mejor conocida como “Casa de Jesús”, dijo que pretenden atender las “necesidades morales y académicas” de las mujeres, a quienes ven como “el pilar de la familia”.

    “Lo que sea la mujer, eso será la sociedad” dijo2 Rojas Mena, quien expuso que esas ideas les fueron trasmitidas por el padre José Eugenio Oláez Anda, fundador de estas instituciones.

    En la “Casa de Jesús” participa un grupo de psicólogos, maestros y religiosas que trabajan con niñas provenientes de familias desintegradas, con el objetivo de que superen esa situación y no repitan el patrón: “las niñas vienen con un tremendo desequilibrio emocional”, señaló.

    Angélica Feregrino

    En la "Casa de Jesús" asisten a niñas y adolescentes en situación de maltrato. Foto: Libertad de Palabra.

    Angélica narró que entró decepcionada a esta institución, debido al maltrato que experimentó en su casa: “En mi casa, mi papá llegaba tomado. Se emborrachaba, entonces llegaba y golpeaba a mi mamá. Entonces pues yo agarraba y, como estaba muy pequeña en esos tiempos, me salía”, recordó.

    “Nos enfocamos en chicas con problemas de desintegración familiar, con problemas de padres golpeadores, alcohólicos, drogadictos. Ellas no van a tener la posibilidad de vivir en un hogar, entonces tenemos que equiparlas, tenemos que lanzarlas a la sociedad con herramientas, con capacidades desarrolladas para que ellas enfrenten solitas este mundo que las espera”, expresó la directora de la asociación civil Orientación Social Juvenil Femenina.

    Para no presenciar el maltrato dentro de su familia, Angélica salía de su casa y, a través del alcohol, encontró una forma para distraerse de su situación: “de la cerveza pasó al vino, del vino pasó al cigarro y pues ya no probé nada más, pero me tardaba días en llegar a mi casa, la última vez que me tardé fue como un mes en llegar a mi casa”, narró.

    A sus 17 años de edad, cree que si hubiera seguido en la calle su situación habría empeorado: “… a lo mejor hubiera seguido allá, hubieran seguido los problemas, tal vez llegaría al grado de consumir más alcohol y más alcohol, pude haber hecho más cosas que me estaban perjudicando”.

    La hermana Martha Eugenia Rojas Mena detalló que en la “Casa de Jesús” brindan un programa de formación acorde con los valores cristianos como la responsabilidad, el amor y el trabajo en equipo. De igual modo, desde el aspecto académico, les proporcionan la educación primaria, secundaria y preparatoria y estimulan a las chicas para que recuperen sus estudios y terminen una carrera universitaria. Asimismo les ofrecen talleres de manualidades, de repostería, de cocina; actividades de liderazgo, de grupos y desarrollo humano, así como actividades deportivas y culturales que les permiten a las chicas descubrir sus valores y capacidades.

    Angélica contó que la primera semana en el internado extrañó a su familia y al salir a la calle, pero se acostumbró y fue comprendiendo que estar en el internado le permitió continuar con sus estudios.

    Expresó que actualmente cursa la preparatoria y que aún no se decide si estudiar la licenciatura de Contabilidad, Gastronomía o Música, pero piensa en terminar una carrera y en encontrar un empleo, y mucho después juntarse con alguien, casarse y tener dos hijos.

    “Nuestro principal trabajo es que la mujer se sepa de sus valores, de sus capacidades, de sus habilidades y ahora sí que empoderarla para que dé respuestas, sepa ser líder en su sociedad, sepa ocupar los espacios que sean necesarios a fin de tener un desarrollo tanto personal como social, comunitario”, explicó la hermana Martha Eugenia Rojas Mena.

    Así, Rojas Mena concluyó: “Es muy bonito saber de nuestras cualidades como mujeres y que podemos hacer mucho, podemos hacer mucho, podemos levantar una comunidad, podemos levantar una sociedad, podemos levantar una nación, nada más que la mujer sea consciente de sus valores como mujer”.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Comentar

    Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

     Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

    Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

    * campos requeridos

    Comentario

    ¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

    Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

    Ingresa tu e-mail:

    Actualizaciones entregadas por FeedBurner