Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La incomodidad de la democracia

242 | 24 mayo 2012 | Apolíticamente Correcta | 314 vistas | 2 comentarios

Yezica Montero Juárez*

Mafalda.

Los ciudadanos aún no saben qué es y cómo se vive en una democracia. Imagen: Especial.

¿Entiendes tu papel como ciudadano que vive dentro de una democracia?

Es común escuchar que México se encuentra en una transición democrática, ya llevamos casi un siglo viviendo en democracia y al parecer ésta se ha estancando, o de plano, no nos queda claro cómo vivir en una.

El conflicto de no comprender la vida en democracia, lo atribuyo, en gran medida, al institucionalizarla del todo. El IFE funciona como una empresa de la democracia, donde se tiene que administrar racionalmente, donde está dirigida por jerarquías verticales con  consejeros impuestos por los Congresos ¿Dónde queda la participación ciudadana, en una institución que debería ser elegida por tales?

De igual manera como una empresa, el IFE define los “valores de la democracia”: tolerancia, pluralismo, igualdad, participación, libertad, garantías individuales y diálogo. Los conceptos no son suficientes para hacer ciudadanos democráticos, la transición a la praxis es responsabilidad de toda la sociedad, no de una institución. Si queremos ser ciudadanos democráticos, tenemos que permear estos valores a todos los  ámbitos sociales, y es cuando surgen las contradicciones. Por ejemplo, dentro de la familia es común escuchar a los padres decir “esto no es una democracia”; en las instituciones educativas no existe una cultura del debate, aún los profesores actúan como seres dogmáticos; las garantías individuales se violentan a diario, además de que todavía no se aterrizan los conceptos, es decir, “derechos humanos”, “derechos de las mujeres”, “derechos de los indígenas”. Los derechos individuales cada vez se fragmentan más, al parecer no somos tan homogéneos como la democracia creía y surgen otros conceptos contradictorios como la pluralidad, rematando, con la tolerancia.

Roger Bartra1, hace alusión a la incomodad que produce la democracia a los mexicanos como un país “sumido en la zozobra, en la melancolía, tristeando eternamente porque no hay manera de desarrollarse; sumido en un sentimentalismo absurdo, enfrentándose, oponiéndose a la racionalidad del mundo moderno”. Con casi un siglo del desarrollo de la democracia, México no puede comprenderla de manera moderna; la sociedad cree que vivir en democracia es tener una credencial de elector. La ciudadanía necesita una democracia plena, hacer uso del  plebiscito, referéndum, iniciativas ciudadanas, no esperar a una “reforma política” que se lo permita.

Saber vivir en democracia es indispensable, de esta manera, Bartra manifiesta que una cultura sólida de la democracia, es uno de los motores más importantes para el desarrollo de la economía. Necesitamos una democracia desde la estructura, enseñarnos día con día a sentirnos cómodos con ella, no esperar a que la democracia nos salve. Dejar de pensar que la democracia es un producto de la empresa del IFE, necesitamos ciudadanos que además de hacer uso de los derechos fundamentales de la democracia, como el sufragio y la libertad de expresión, estén comprometidos a entablar diálogos, debates, reflexionar sobre el entorno social, estar conscientes de que el partidismo no debe ser la única posibilidad de cohesión con la democracia. Así como crear valores propios y llevarlos a la práctica. Utiliza la democracia, no dejes que todo se reduzca a las votaciones electorales. ¿Sabes vivir en democracia?

*Antropóloga social.

Contacto: hija_prodiga

1Antropólogo mexicano http://www.m-x.com.mx/2012-01-08/los-ajolotes-amenazan-con-volver-al-poder/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios

  1. La democracia, mi querida hija pródiga, es uno de los regímenes de gobierno menos imperfectos, es decir, de entre los existentes es el menos pior.

    La alternancia del autoritarismo a la democracia creo firmemente que se dio a penas hace 12 años, sin embargo la transición comenzó hace unos 44 años…y actualmente no escontramos en un proceso de consolidación del régimen, y como todo en la vida, ésto también requiere de tiempo para asimilar las nuevas reglas y valores que le envuelven.

    Los cambios que se dan de forma rápida generan inestabilidad política, por ello hay que darle tiempo al tiempo, pero también participando, éstos cambios no se darán de forma mágica.

    Hay dos vertientes de la democracia; uno es aquél que se refiere al minimalismo democrático y otro al maximalismo. El primero es al que te refieres, en pocas palabras, a portar una credencial, y el segundo (el importante) es el que trasciende, en la calidad de las instituciones, en la participación ciudadana, en la generación e implementación de ideas que surjan de la Sociedad Civil, etc. En México ya contamos con lo primero, falta lo segundo…

    Y coincido contigo: necesitamos ciudadanos que estén comprometidos con entablar diálogos, debates, reflexionar sobre el entorno social…Felicidades por este otro artículo, ahí la llevas. Saludos.

  2. Diego Parra: Agradezco mucho tu comentario, sobre todo, los conceptos que compartes. Trato de escribir para todo público. Le confieso que dejar de escribir textos académicos me ha costado mucho; y más, hacerlo en máximo 3500 caracteres :) Gracias!!

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner