Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¡Me lleva la Cristiada!

240 | 9 mayo 2012 | Apolíticamente Correcta | 1.407 vistas | 4 comentarios

Yezica Montero Juárez*

“Por más santa que sea, es tremenda la guerra”: Jean Meyer.

La Cristiada.

En "La Cristiada" prevalece el cliché y se relegan las referencias históricas. Foto: cineopsis.com

La sala repleta de espectadores, a mitad de semana, la mayoría adultos mayores, a 10 días del estreno de “La Cristiada”. Los lloriqueos incómodos de algunos; me hizo pensar si valdría la pena transformar años de historiografía, investigaciones y cientos de registros orales, en un guión encargado a Hollywood.

José Pablo Barroso, ha producido filmes para el mercado católico como “Guadalupe” y “El gran milagro”. Su actual producción “La Cristiada”, se está vendiendo no como una película religiosa, sino como un casi documento fílmico-historiográfico, con un guión realizado por Michale Love y “asesorado” por el historiador Jean Meyer. “La historia que en México te quisieron ocultar” como se refiere en la publicidad, está basada en una ficción histórica, retomando un fragmento del movimiento Cristero en su primera etapa (1926-1929) donde el bueno, el malo y los mártires hacen su aparición.

El trasfondo de la producción y distribución del filme es muy evidente para algunos; ya que las casualidades surgen en torno a la próxima aprobación de la modificación del artículo 24 de la Constitución Mexicana, por parte de los Congresos locales; donde a palabras del sociólogo Javier Méndez Pérez “sólo se está regulando, lo que se estaba dando”. Esta casualidad funciona como convocatoria al apoyo ciudadano, de la aprobación a dicha modificación. Hay grupos de resistencia que ya se manifestaron en contra de esta “libertad religiosa” a las afueras del Congreso Local, apelando a la no modificación a la educación laica y la separación del Estado y las Iglesias.

Otra casualidad cobra vida en el antagonista de “La Cristiada”, Plutarco Elías Calles, representante del pasado opresor y autoritario, –por algo fue el jefe del Maximato. En la película el único preámbulo es que Calles dictaminó modificaciones a “alguna ley” y de repente las Iglesias cerraron, los federales mataban a los clérigos y un grupo de ciudadanos se organizó para realizar un boicot sugerido por un “extraño”. El levantamiento en armas, pareciera que se dio por generación espontánea y su consolidación llegó con el general Enrique Gorostieta quien, a su vez, representa a los que no tienen fe, pero que luchan por la libertad de elección del prójimo.

La historia del beato y mártir, José Luis Sánchez (José), enmarca la parte agridulce; representando la fe ciega y al calvario por el que tiene que pasar como buen cristiano. Los momentos de tortura al adolescente, también lo fueron para la audiencia con sollozos por toda la sala. El final de José, lo fue también para la historia, donde se concluyó con una embarrada sobre la intervención del embajador estadounidense, Dwight Morrow y negociaciones con el Vaticano a cambio de extender la concesión de los pozos petroleros mexicanos a Estados Unidos.

Si éste fuera un documental historiográfico, tal vez nos enteraríamos de las palabras de José Verduzco (sacerdote cristero): “Vasconcelos iba a necesitar de la fuerza militar de los cristeros para hacer respetar su victoria electoral”.[i]

Lo que se me enseñó sobre la Guerra Cristera, sólo fue eso, el título; y no la capacidad que tuvieron los mexicanos para organizarse y crear un Estado de choque. En estos tiempos la información es responsabilidad de cada individuo, al igual que la transmisión objetiva de ésta, por ello siempre invito a indagar, reflexionar y compartir. El que quiera gritar “¡Cristo Rey!” que lo haga y el que quiera apelar a la razón, también.


[i] Jean Meyer http://www.historicas.unam.mx/moderna/ehmc/ehmc16/209.html

*Antropóloga social

Contacto: @hija_prodiga

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios

  1. Excelente, no tenia ganas de verla, pero con esta resena me dieron ganas de verla en el cine :)

  2. Solo el tiempo a dado la razon de el porque era necesario separar el Estado de la Religión, una religión que nos vinieron a imponer los Españoles con el unico afan de poder robar las riquezas de México, por eso tenian sacerdotes extranjeros y no mexicanos, con el fin de controlarnos, solo hay que ver las riquezas que el vaticano amaza, al cortarles las alas bajaron sus riquezas, ademas de que solo fanatizaban a la gente, lo mejor es que hoy dia cada quien es libre de elegir el culto de su preferencia por decicion propia y no por imposición. Ojala y nunca se hubiera tenido que derramar sangre, pero ahora es historia.

  3. Muchas gracias por los comentarios, realmente me animan a ver una película que habla de nuestra historia, aunque no sea católico, creo que debemos conocer todas las versiones de nuestra historia. Es la mejor forma de enriquecernos como país. Entendernos y formar juicios mas equilibrados. Gracias Yezica, gracias Aby y gracias Efrain.

  4. Buena pelicula, la recomiendo.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner